Publicación audiovisual “No quiero morir, quiero vivir”, enfatizó Victoria Ferrero

Tras la publicación de un video en la que ella, Victoria Ferrero, dejó un mensaje claro con el pedido de la medicación que necesita para facilitar la continuidad de su vida, las redes sociales explotaron de las veces que esta ha sido compartida por gran parte de la población. Genera conmoción oír y ver a una persona que siente que sino tiene lo que necesita sus días podrían estar contados. Parece una escena de una película, o quizás un sueño pero nada de eso tiene que ver. Desde que le detectaron que ella presenta cáncer de Cérvix su vida cambió y para siempre. “Estoy luchando y peleando por lo que necesito. Hace 4 años y medios que estoy con esta enfermedad y más de 1 año que estoy peleando por el tema de la medicación. Golpee muchas puertas, me moví por el lado de la justicia y ni siquiera cumplieron, no hay forma de que me la consigan (Pembrolizumab 200 mg. Keytruda) algunos dicen una cosa y otros tantos otras y estamos siempre en la nada. Ahora lo importante es que el tiempo se me terminó, ya no puedo esperar y aceptar lo que me digan, necesito la medicación si o si. Decidí realizar una carta abierta en formato video, dirigida al Presidente de la Nación, Alberto Fernández ya que creo que él, como dijo, no va a dejar a nadie en el camino y siento que conmigo lo están haciendo. Él es quien puede generar y hacerlo, fue la última opción que tuve", afirmó Victoria.

Y siguió remarcando que: “Llevo casi 100 quimioterapias o más. Hace 4 años y medios que empecé con ellas, que vengo peleándola”.

Sobre los comienzos de la enfermedad le contó a ‘La Mañana del Centro’: “Yo nunca había tenido síntomas y un día de la nada me agarró una pequeña hemorragia y de ahí comenzaron a realizarme estudios y se detectó que tenía cáncer de útero. Con el tiempo, por más que me lo hayan tratado, llegué a vivir ahora con 7 tumores desde hace 3 años y la vengo luchando. A mi por fuera me ven que estoy excelente pero porque soy una persona optimista y todos los días que me levanto peleo y no dejo un día sin hacerlo".

La vida se hace más difícil con la presencia de un hijo al cual hay que decidir si explicar o no lo que sucede y de qué forma realizarlo: "Soy una persona de 36 años con un niño de 11, soy mamá soltera. Mi hijo se llama Benicio, es algo en que no puedo ni pensar porque me quiebro, él sabe muy poco de lo que está pasando pero sí, sabe que tengo esta enfermedad ya que me ha visto sin pelo. Hasta el momento no le decimos nada, aunque algo comprende, necesitaré la ayuda psicológica en el momento de contarle todo", explicó Ferrero.

“Por suerte tengo a mi familia y amigos que me apoyan y me ayudan con lo que sea. Estoy en una situación en la que hace años que no trabajo, que no tengo una pensión tampoco porque si tendría una iba a tener una obra social que no me iba a cubrir la medicación así que tampoco puedo gozar de ese beneficio. No tengo una ayuda monetaria desde ningún lado", afirmó. Sobre el apoyo y ayuda que ha tenido a lo largo del tiempo expresó: “Quiero agradecer a Guillermo y Fabio Britos por siempre ayudarme en lo que necesite y esté a su alcance, lo hicieron desde el primer día, no me puedo quejar en eso y estoy agradecida eternamente”.

En cuanto a su publicación audiovisual dijo: “Lo que generé en el video es algo que a su vez no quería, porque yo no di nombres pero la gente está tan indignada que apuntó a los políticos. Quiero que sepan que ellos me ayudaron pero esto excede a mucha gente, lo de la medicación depende de personas puntuales que tienen que moverse y hacer el trámite".

“Necesito dos frascos de la medicación cada 21 días y esos tienen un costo de $650.000. Si tuviese ese dinero, voy a una farmacia, la pago y en 48 horas la tengo. La realidad es que no quiero morir, quiero vivir, me gusta la vida y quiero estar con mis seres queridos. No me quiero ir, y si me tengo que irme porque pierdo la batalla, me voy con orgullo pero no porque un Estado no me dé una medicación, es injusto. Tengo médicos que me ven cada 21 días, me atiendo en el Hospital Roffo y ellos saben todo y en este momento, estoy grave y me lo dijeron. El viernes pasado me aseguraron que así no me queda mucho tiempo de vida por no recibir la medicación”.

Por último aseguró que: “Hoy soy una voz de todas las personas que están en mi lugar y no pueden hacer nada, yo puedo todavía hablar pero hay personas que están en una cama y sin medios para hablar y se mueren. Tengo dolores por momentos, son llevaderos por suerte. Me nacen del tumor y llegan hacia la parte de atrás de la cadera y me hace doler hasta las piernas hasta no poder caminar”.

Buscar por tags
No hay tags aún.