Dr. Julio Giaccone “Estamos todos los odontólogos atendiendo así que eso es una tranquilidad inmensa

El reconocido odontólogo de nuestra ciudad, Dr. Julio Giaccone, destacó el hecho de volver a desempeñar la tarea por un lapso de tiempo más prolongado y respetando los protocolos correspondientes teniendo en cuenta que es una profesión de riesgo en este momento. Actualmente amén de desempeñarse en la salud pública también pueden hacerlo de manera privada.

“Estamos atendiendo, por suerte entre las profesiones que el Gobierno Nacional hizo trabajar, una de ellas es la odontología. Una de las profesiones con mayor riesgo a nivel mundial por esta pandemia que estamos sufriendo”, señaló Giaccone.

“Tenemos la posibilidad todos los odontólogos de la ciudad de Chivilcoy de poder atender, con los protocolos correspondientes. En un primer momento no lo pudimos hacer y solamente podíamos atender en los CAPS Unión con el sistema público de salud”, expresó, y agregó: “Hoy, estamos todos los odontólogos atendiendo así que eso es una tranquilidad inmensa para la ciudad porque cada uno de nosotros elegimos siempre el profesional y a él le tenemos la mayor confianza y en un momento determinado tuvimos que empezar a acudir a profesionales que nos brindaba el servicio público de salud”.

“Quiero hacer una mención especial para estos ocho profesionales, en los cuales me incluyo, que se pusieron el torno al hombro como yo le digo o el consultorio odontológico al hombro, y pudimos atender a muchísima gente con muchas emergencias”, resaltó.

Seguidamente, exclamó: “Hasta llegó a colapsar porque no dábamos abasto pero por suerte a medida que fue pasando el tiempo los odontólogos particulares pudieron empezar a atender y nosotros fuimos beneficiados en ese contexto porque de la gran cantidad de gente que teníamos pasó a ser un número menor”.

“A veces la salud pública no está preparada para atender a tanta cantidad de gente, en esa situación iba gente que podía, que podía mucho y gente que realmente no podía. El sistema público de salud está para la gente que realmente no puede”, subrayó Giaccone.

E indicó: “Hoy estamos mucho más tranquilo, atendiendo en todos los consultorios de Chivilcoy pero siempre recalco lo mismo: levanto el teléfono, llamo a mi odontólogo y él primero va a atender la emergencia a través del teléfono y a partir de allí ya me tranquilizo. Si mi odontólogo no lo puede solucionar, nosotros seguimos atendiendo de lunes a viernes en los CAPS a la mañana en Sur con turno programado a partir de las 8 de la mañana y a la tarde en el CAPS Unión”.

“Se atienden emergencias odontológicas, cada uno de los profesionales sabe cuáles son las emergencias y por eso, la llamada previa es fundamental. A lo mejor, la emergencia de alguien es máxima porque se sale un arreglo y para nosotros esa no es una emergencia”, aclaró, y explicó: “La emergencia es aquella en la que se hincha la cara, como si tendríamos dos caras por decirlo de alguna forma, la llamamos celulitis facial la cual amerita ser vista por un profesional odontólogo para medicarlo y seguir los pasos correspondientes”.

“También, la fractura de una pieza dentaria, por algún traumatismo o porque se rompió una muela y está lesionando un carrillo, la lengua; es una emergencia porque no solamente está molestando sino que está aportando una mucosa con el riesgo que significa que sea lesionada”, sostuvo.

Además, esgrimió: “Por otro lado, una hemorragia que no haya sido provocada por un odontólogo sino que apareció por un determinado motivo, una muela que no se arregló a su tiempo, porque una muela no se extrajo en su debido momento y eso amerita una emergencia odontológica”.

“Siempre, hay que llamar al profesional de su confianza para que tranquilice al paciente y a partir de ahí se va a programar una consulta en un horario determinado y hay que respetarlo. No hay que ocupar un lugar en la sala de espera, el odontólogo se va a cambiar de una forma especial, no nos van a ver más tan lindos como somos sino que nos van a ver parecidos a un astronauta, con una máscara, anteojos, barbijos especiales, tres o cuatro pares de guantes”, consignó.

A continuación, describió: “También, en cada consultorio, que estábamos acostumbrados a ir, encontrarnos con la secretaria, con cortinas, con muebles, pero hoy pasó a ser la nada misma. Vamos a encontrar el sillón odontológico y al profesional para atendernos o acompañado por un ayudante”.

“Es lo que se está viviendo, en muchos caso perdurará y en otros caso nos vamos a tener que adaptar a la nueva modalidad. Íbamos con Nicolás a las escuelas, veíamos a 25 o 30 chicos, jugábamos y eso no lo vamos a poder hacer de la forma en la que lo hacíamos. Lo vamos a hacer porque es fundamental pero será de una forma diferente al igual que el Eco Salud Deportivo”, remarcó Giaccone, y esbozó: “Es algo que llegó, no estábamos preparados para poder pensarlo y vamos a tener que adaptarnos”.

No hay tags aún.
Buscar por tags

Contacto: