Dr. Facundo Benegas “Es una enorme responsabilidad pero un lindo desafío y confiado que desde este l

El Dr. Facundo Benegas, dejó su cargo como delegado de la Defensoría del Pueblo local para asumir como director de Asuntos Legales y Jurídicos en la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT).

En relación a su nueva función, Benegas aseguró en ‘La Mañana del Centro’: “Es una enorme responsabilidad pero un lindo desafío y confiado que desde este lugar podré hacer muchas cosas para Chivilcoy, así colaborar con nuestra ciudad. Es una oportunidad que tomo con una gran responsabilidad y donde pondré lo mejor de mí”.

-¿Costó dejar la Defensoría del Pueblo?

-Me costó muchísimo tomar la decisión de dejar la Defensoría porque le puse mucho corazón. La fundamos desde cero y fui el primer defensor en la ciudad cuando por aquel entonces Guido Lorenzino, a quien estoy totalmente agradecido, me dio la responsabilidad de asumir la Regional de Chivilcoy para fundarla desde cero eligiendo la ubicación del edificio, armado del equipo y colocar los elementos de trabajo.

Me da nostalgias tener que abandonar el lugar que ocupaba teniendo en cuenta que me agradaba mucho ser Defensor de la ciudad.

-¿Qué dejás?

-Queda un trabajo construido, no solamente desde el sentido de la gestión sino por el hecho de marcar una línea clara en relación a cómo articular institucionalmente con todos los actores de Chivilcoy.

Hicimos una labor enorme de instalación y constituirnos como asesores técnicos o ponernos a disposición de todas las instituciones de bien público en nuestra ciudad: clubes, sociedades de fomento, ONG, trabajamos con electrodependientes, celíacos; trabajamos con las cuatro fuerzas políticas del Concejo Deliberante, nos pusimos a disposición de la asamblea del agua de Chivilcoy donde dejamos un camino recorrido.

Me encuentro a entera disposición y colaboraré porque soy bastante pasional con mi trabajo, no obstante dejo un equipo de trabajo y una forma de desarrollar la labor que espero le facilite a quien me suceda su desenvolvimiento. Lógicamente que puedo ser una fuente de consulta porque quiero mucho a la Defensoría, pero estoy convencido que la alternancia es buena y bienvenido sea la impronta que desee imponer la próxima gestión.

-¿Te quedó algo pendiente?

-Uno de los temas por los que más me cuesta irme es porque no pudimos terminar de cerrar el reclamo con la empresa ABSA, pero dejamos un juicio en la Corte Suprema de Justicia e incluso somos pioneros hasta las instancias en las que llevamos el reclamo por el arsénico en el agua de nuestra ciudad.

-¿Qué sentís pudiste hacer en relación al agua?

- El tema del agua se encontraba absolutamente estancado y desde el primer día nos pusimos a disposición de la asamblea del agua, más que agradecido por el compromiso y todo lo obtenido con ese grupo de vecinos que con tanta valentía reclamó para tener un agua de calidad en la ciudad.

Me dejaron participar, adquirí mucho conocimiento del tema y pude sumar no solamente el conocimiento técnico en el aspecto judicial sino de llevar el tema al Concejo Deliberante, dar una cause institucional y entiendan todos los actores de la vida política de Chivilcoy que es uno de los grandes temas de la ciudad donde no tienen que existir diferencias políticas porque el trabajo debe ser en conjunto para exigir el agua que todos los chivilcoyanos se merecen tomar.

Cuando votamos resoluciones en contra del aumento de tarifas del agua es porque se cae de maduro que al gobierno de la provincia de Buenos Aires, de ese entonces, se le tenía que caer la cara de vergüenza de incrementar el valor con el servicio deficitario que prestaban. En ese rechazo nos acompañaron por unanimidad las cuatro fuerzas políticas de la ciudad, incluida la que era oficialismo en la provincia de Buenos Aires.

-¿Qué impronta le queda a nuestra Defensoría del Pueblo?

-Independientemente de todos los temas que atendimos y de distinta índole, nuestra impronta fue la del diálogo, la de construcción y articulación con todas las instituciones de la ciudad principalmente con el gobierno municipal pudiendo conformar una relación institucional de colaboración en todas las áreas para ponernos a disposición de aquello que podíamos gestionar o reclamar a nivel provincial y nacional ya sea de salud, agua, servicios públicos.

En los grandes temas de la ciudad no pueden existir diferencias y hay que realizar una tarea en conjunto para poder resolverlos.

Las diferencias muchas veces son lógicas pero cuando la gente tiene necesidades realmente no pueden existir. En mi caso, trabajé de manera institucional como delegado de la Defensoría del Pueblo poniéndome como un ‘león herbívoro’ porque el camino es con una labor mancomunada.

-¿Ya estás interiorizado de tu tarea en la CRNT?

-En los últimos días estuve poniéndome en tema y trabajando activamente porque la pandemia desde la CRNT en particular asimismo el Ministerio de Transporte del Gobierno Nacional tenemos el enorme desafío del control en todo lo relacionado a lo interjurisdiccional.

Por un lado debemos administrar el tema de la cuarentena desde las restricciones del transporte y por otro lado, garantizar la conectividad de todos los repatriados provenientes de Ezeiza con destino al interior del país con los transportes de repatriación interjuridisccional; más tener en funcionamiento un 80 por ciento de la frecuencia de los trenes interurbanos y todos los colectivos del área metropolitana de Buenos Aires, teniendo que garantizar frecuencia y servicio para evitar el aglomeramiento de personas más los contagios para evitar los contagios en un momento muy particular.

-¿Los protocolos?

-Estamos trabajando en todos los protocolos en materia de Coronavirus para todo el transporte automotor, ferroviario, colectivos en un momento absolutamente atípico porque estamos trabajando en un contexto donde tenemos que cuidar a nuestra gente también, garantizando guardias mínimas de fiscalización.

Buscar por tags
No hay tags aún.