Fabián Barrales “Siempre digo que tuve la suerte de jugar en una de las épocas gloriosas del básquet

El entrenador, Fabián Barrales, repasó otras facetas de su vida deportiva dentro del basquetbol tanto de jugador como asimismo de entrenador.

Racing en el Provincial, el antes y el después del basquetbol a nivel nacional, los grandes jugadores de todas las épocas del basquetbol local, el decaer de la disciplina en los distintos ámbitos y un cierre con actualidad, aunque asimismo también la incertidumbre de no saber el final de la historia para Racing Club y Colón en sus respectivas competencias.

-Cuando Racing arranca en el Provincial (1989) la rivalidad era con Argentino de Pergamino…

“si, el equipo de Almazán, Mandarini y nosotros tenemos una campaña en la que fuimos a Bariloche, le ganamos a Madryn y a Gastronómicos de Bariloche.

En un partido en Pergamino, faltan tres o cuatro minutos y Racing ganaba por 10 puntos. En un minuto y medio sacaron a los cinco titulares. Nos ganaron de prepo sobre la hora. En ese partido nos hicieron un desastre los jueces. En esa cancha, el aro estaba empotrado en la pared arriba de la tribuna y cuando iban a lanzar los foules lo movían. Era muy normal eso.

Mucha gente y muchos chicos no saben que antes era mucho más difícil el tema arbitral. Hoy ser árbitro es dirigir de frac, de galera y de bastón pero antes, no salías de la cancha. La gente metida en la cancha, no había policía que valga.

Una prueba es lo que pasó con la selección, que dirigía el hermano del ‘Chuni’ Merlo, César (Merlo) que se fueron de la cancha. Ahora eso no pasa”.

‘Epocas Gloriosas’

“Siempre digo que tuve la suerte de jugar en una de las épocas gloriosas del básquet de Chivilcoy. Jugar en lo que ahora es U15, que antes era infantiles o cadetes a cancha redonda y ahora no pasa eso lamentablemente.

Incluso ha cambiado la Liga Nacional, en el 87

– 88 que jugamos en Villa Ángela, nosotros tuvimos problemas en todas las canchas, con policía de por medio. A la antigua, hacer un círculo los jugadores para estar espalda con espalda. Gracias a Dios hoy no pasa eso. Hay cuestiones positivas y negativas antes y ahora.

Técnicamente antes era superior a lo que es ahora, por lo menos en inferiores. Estaban más fundamentados los jugadores. Tuve la suerte de ver la época de mi hermano, Oscar Chacón, los Mesplet, Narberbury y lamentablemente hoy vas a ver un partido de mini básquet y es todo muy light, la prioridad es que juegue cualquiera de los chicos tenga o no fundamentos. Creo que eso ha dañado el nivel en ciudades y de inferiores. Después, cuando son más grandes se potencian técnicamente.

Tuve la posibilidad de jugar en una época dorada sobre todo del básquet de Chivilcoy. Por ejemplo, jugadores como Javier Narberbury, el mejor jugador del torneo argentino en Catamarca, un monstruo. Esos típicos jugadores determinantes, imparable.

En una encuesta en internet preguntaban cuáles eran los mejores tres jugadores de básquet de la historia de Chivilcoy, mi opinión fue que se debería elegir por época. Los chicos no vieron jugar a Di Giaccomo, Gustavo Alonso, Carlitos Ortelli, Juan Caruso. Entonces, la votación termino eligiendo a Tomy Spano, mi sobrino, mi hermano. Me parece que hay que hacerlo por historia, por distintas épocas”, señaló Barrales.

Fundamentos

“Fui campeón argentino en pre mini básquet, con lo que significaba ese equipo dirigido por los hermanos Barca. Pre mini, mini, pre infantiles, infantiles, quien no tenía las mínimas nociones de fundamento no jugaba.

Ha cambiado la vida, hay otras cosas para hacer. También, los entrenadores hemos sido grandes culpables de que esto haya decaído, los jugadores tampoco muestran mucho interés porque nosotros estábamos ocho o nueve horas en un club. Hoy muchos chicos quieren llegar y jugar. Pero entiendo que hay que darle mucha más importancia a los Tomás Spano, Santiago Barrales, Massa, que son chicos que tienen muchas ganas.

Esto es muy sencillo, por ejemplo Lucas Arn, si no hubiese sido por el temperamento, la intensidad, la actitud y las ganas no hubiese llegado adonde llegó porque de chico fundamentado no era un mago pero le metió mucha garra y aprendió muchísimo de grande. Hoy tiene su premio. He hablado con él y son horas y horas. El ejemplo claro que tenemos es Scola, a los 40 años llega una hora antes y se va una hora después para hacer fundamento. Algo debe haber”, remarcó.

Director Técnico

“Arranqué dirigiendo en Colón, de la mano de Aldo Marchesini. Después, dirigi en todos los equipos de Chivilcoy, en el que menos dirigí fue en Argentino un año. En Gimnasia estuve cinco años, en San Lorenzo tuve tres etapas: la primera, cinco años con Yayo Michellis de Presidente; la segunda, dos años con Mauricio Mesplet de Presidente y tres años con Diego Magni de Presidente. También, en Racing y tuve dos pasos por Atlético 9 de Julio.

Nunca tuve la intención de irme a dirigir a otro lado, me tira mucho Chivilcoy, la familia, los amigos. Antes de la pandemia Martín Budin hablo conmigo para ir a dirigir a algún lado y le dije que no, que le agradecía aunque ya estaba sin trabajo. Prefiero ponerme un kiosco y quedarme acá”, repasó Fabián Barrales.

Actualidad Racing – Colón, suspensión de competencias por la pandemia

“Con Racing nos queda ese sabor amargo porque no sabemos dónde podría haber llegado, creo que estaba para grandes cosas y en el caso de Colon, lo agarro en la levantada, Elías (Beguerie) había encontrado el equipo, se había afianzado con la llegada de Nahuel Del Valle, Denis Bossarelli.

Es una película, nadie pensaba nunca que íbamos a vivir algo así. Esto tiene que servir para no bajar los brazos. Ojalá se puedan afrontar estos torneos con jugadores genuinos, que en un momento se pueda realizar. Hasta que no tengamos un proyecto en común no vamos a poder hacerlo”, consignó.

Buscar por tags
No hay tags aún.