Luciano Abalos “Debido a este virus considero que el año está perdido, no hay manera de poder ni siq

La actualidad de Luciano Abalos se debate ante un fútbol que se encuentra detenido y asimismo una continuidad desde el punto de vista comercial con su comercio dedicado al rubro textil que al menos se mueve un poco más que la pelota.

En relación a la faz futbolística, Abalos consideró: “en el tema deporte este es un año perdido, sobre todo a nivel liga. Obviamente que es una lástima porque estábamos en presencia de un buen año, creo que todos los equipos nos habíamos reforzado bien, íbamos a ver un buen torneo en la liga de Chivilcoy”.

“Debido a este virus considero que el año está perdido,

no hay manera de poder ni siquiera de hacer un torneo corto por allá por septiembre – octubre, no lo creo. No es viable hacerlo sin gente”, señaló.

Seguidamente, expresó: “Esperemos que por lo menos arranque el fútbol de AFA, para poder mirar un poco porque la verdad que se extraña muchísimo. Si bien ahora tenemos el fútbol de Europa, que se puede ver, pero el fútbol argentino es muy lindo. Ojalá que eso pueda arrancar aunque lo veo también difícil, no me animo a dar una fecha porque la situación en Buenos Aires está incontrolable”.

“Leí el protocolo y se hace muy difícil pero estamos hablando de un protocolo hecho para los equipos de primera división. Creo que ningún equipo de la C para abajo está en condiciones de poder afrontar ese protocolo y algunos de la B metro tampoco”, espetó Abalos.

E indicó: “En caso de que quieran que el fútbol vuelva realmente lo van a tener que considerar o AFA tendrá que ayudar a los clubes porque seis mil dólares por mes en test para muchos clubes es imposible. Sinceramente hasta que no esté la vacuna no vamos a volver a la normalidad. Tendremos que aprender a convivir con este virus, hasta que aparezca la vacuna”.

“Esperemos que lo más rápido posible pueda encontrarse esa bendita vacuna y podamos volver a la normalidad, mientras tanto son todas conjeturas pero no se sabe qué va a pasar. Alemania volvió al fútbol y ahora otra vez se volvieron a contagiar”, exclamó.

Comercio

Preguntado acerca del funcionamiento de su local dedicado al rubro textil, esgrimió: “La verdad que se ha hecho duro para el comercio sobre todo para el comercio textil por una cuestión lógica; lo que produjo la pandemia, los 50 días que estuvimos cerrados. Después, empezar a abrir de a poco hizo que quizás estemos un poquito más tranquilos porque se movió”.

“La verdad que para el Día del Padre anduvo gente pero no alcanza, las ventas han bajado muchísimo. Casi un 70 por ciento bajaron las ventas entonces se hace difícil, sobre todo al estar en una zona céntrica donde los gastos que tenemos para abrir el negocio son muchos”, subrayó.

“Estamos trabajando de 9 a 13 y de 15 a 19. Habíamos arrancado en el mes de mayo a trabajar hasta las seis de la tarde y después fueron estirando”, dijo, y añadió: “Creo que el horario está bien, el tema es que la recesión económica que hay sumado a este virus hace que quizás la gente este circulando poco y obviamente no es prioridad comprarse ropa en estos momentos. No hay fiestas, cumpleaños, casamientos entonces también el margen para vender es más chico”.

“El Día del Padre fue un motivo importante porque se vio gente caminando, yendo a los comercios pero necesitaríamos tres o cuatro días del padre más para poder recuperarnos”, enfatizó.

Además, remarcó: “Lo importante es que podamos seguir abiertos, ir pudiendo trabajar. Espero que no intenten cerrar los negocios porque estaríamos complicados otra vez. Aunque si hay que retroceder y cerrar, lo haremos porque considero que la salud es más importante que tener un negocio abierto”.

“Los primero 15 días de mayo trabajamos con delivery, inclusive aun lo seguimos haciendo mucho menos. Funcionó en cierta forma, tampoco es que sea el negocio del futuro hacer delivery con la ropa porque a la gente le gusta probársela, mirarse al espejo, no está tan acostumbrada. Tuvimos que ir transformándonos”, espetó, y acotó: “De todas maneras, en su momento sirvió para ir generando unos ingresos y poder cubrir algunos gastos. Considero que los negocios de ropa en localidades como Chivilcoy, necesitan del cliente que va al negocio”.

“Nosotros estamos en una calle muy céntrica, los gastos son grandes, hay muchos negocios que han cerrado, si caminas la Pellegrini te das cuenta que hay muchos locales cerrados, que no se han podido mantener. Hoy estamos viviendo el mes a mes, no se puede proyectar nada”, puntualizó.

Por último, aseveró: “Creo que esto va para largo e iremos viendo cómo nos vamos manejando. Está muy difícil la situación y sobre todo porque para nosotros no ha llegado nunca una ayuda, esa es la verdad. Para los locales que estamos trabajando en la Pellegrini, que pagamos los impuestos y demás la ayuda no ha llegado”.

No hay tags aún.
Buscar por tags

Contacto: