“La fiscalía determinó que había elementos suficientes para solicitar la detención de ambas personas

El Comisario Inspector, Raúl Roldán es el Jefe de la Subdelegación Departamental de Investigaciones del Tráfico de Drogas Ilícitas y Crimen Organizado Chivilcoy y en Radio del Centro brindó detalles de los últimos operativos realizados, confirmando que José Baldes Pozo y Lucas Adrián Puentes continúan detenidos.

El Comisario Inspector, primeramente se refirió a la forma de trabajar en tiempos de Coronavirus y a este respecto, comentó: “En sus inicios personal de nuestra dependencia, si bien proseguía con las investigaciones de droga, fue abocado principalmente a prevenir el contacto de los ciudadanos para no esparcir el virus Covid”.

“Ante esas circunstancias comenzamos a trabajar conjuntamente con la Policía Comunal siguiendo los lineamientos y protocolos superiores durante el primer mes del aislamiento social, preventivo y obligatorio”, agregó.

Asimismo, expresó: “Luego, nos abocamos mucho más a las investigaciones de drogas y en base a las directivas emanadas de la justicia, es así que como resultado en este último tiempo se realizaron algunos allanamientos aunque sin descuidar el aislamiento”.

“La policía continuó trabajando en forma activa, el personal siempre estuvo a disposición de los requerimientos e incluso se intensificó el trabajo”, exclamó, y explicó: “porque nuestra área es especifica pero realizamos acciones directamente orientadas a la prevención y represión de la ley de Drogas aunque abocándose también los recursos a esta situación particular como el aislamiento social, preventivo y obligatorio”.

En relación a los operativos, Roldán repasó: “Primeramente realizamos un procedimiento que derivó en la detención de una persona de nacionalidad peruana realizado en una quinta sobre la Ruta Nacional Nº 5, hace algunas semanas atrás, impidiendo que la droga llegue desde el AMBA hacia Chivilcoy”.

“En la última semana, se hizo otro allanamiento derivando en la detención de otra persona que se suponía comercializaba estupefacientes pero directamente fraccionada para el consumo”, añadió.

Seguidamente, esgrimió: “Un procedimiento de droga no finaliza en ese mismo día con la diligencia de allanamiento. La investigación no termina en la medida procesal de allanamiento como muchos suponen o allanamiento en la vía pública, posteriormente aquello que se hace en ese procedimiento es una recolección de pruebas”.

“Posteriormente las pruebas son analizadas judicial y policialmente realizando una serie de diligencias o medidas de acuerdo haya sido la misma; en base a ello generalmente se obtienen otros elementos para poder avanzar y demostrar el delito o descartar que ocurrió como puede llegar a ocurrir en algunos casos”, esgrimió el funcionario policial.

Además, subrayó: “Las últimas personas detenidas tanto Puentes como la persona de nacionalidad peruana (José Baldes Pozo) continúan en la misma situación. El primer estado procesal es una aprehensión, una vez confirmada las personas van a declarar y luego la fiscalía decide si procede a la detención o no”.

“En este caso, la fiscalía determinó que había elementos suficientes para solicitar la detención de ambas personas, el Juzgado de Garantías se expidió al respecto para confirmarlas”, mencionó, y esbozó: “El siguiente estadío procesal sería analizar si de los elementos suficientes hay posibilidad por parte de la fiscalía para solicitar la prisión preventiva”.

“En los procedimientos de droga hay que tener mucha paciencia porque demanda tiempo demostrar las responsabilidades. No se puede exponer sobre resultados hasta una medida procesal importante como es un allanamiento y siempre tenemos que dotarnos de paciencia”, precisó Roldán.

Por último, espetó: “Los procedimientos de estas características habitualmente inician por una denuncia anónima de un ciudadano que está expectante para saber el resultado final de nuestro trabajo; demanda tiempo pero siempre trabajando para dar respuestas a la comunidad”.

No hay tags aún.
Buscar por tags

Contacto: