JOSE LUIS ESPERT “El virus podrá matar a una parte de la población, pero la cuarentena destroza la

El ex candidato a Presidente de la Nación, José Luis Espert, habló en exclusiva con La Mañana del Centro por FM 91.9, en la previa de la gira virtual por Chivilcoy. El economista fue muy duro con la gestión hasta el momento de Alberto Fernández y todo su equipo y analizó el posible episodio que se puede llegar a vivirse en Argentina en la post pandemia.

Sobre su actualidad política dijo: “Estamos recorriendo la provincia de Buenos Aires de manera virtual respetando la decisión del Gobierno Nacional y Provincial, por la plataforma Zoom. Es muy sencillo para ingresar y unirse, la idea es interactuar con la gente, conocer sus opiniones, como la están pasando, la preocupación por el futuro, estamos de recorrida. El año que viene me postularía como candidato a Diputado por la provincia. Nosotros quedamos muy bien parados por lo hecho en los debates presidenciales, ya que fui candidato a presidente de la nación en el 2019 y nos da un empujón fuerte para seguir en la política. El año pasado debuté en este sector, nunca en mis 57 años había estado en política hasta ese momento y saltar de la nada a una candidatura provincial y terminar bien con pocos votos, ya que la elección se disputó entre Fernández y Macri que se llevaron más del 90% y para los restantes cuatro candidatos quedó muy poco para repartirnos. Lo realizado en la campaña y en los debates nos dejó bien posicionado, la idea es volver a pelear en el 2023 y el 2021 es el paso natural para eso".

Fue en el 2019 cuando el propio Espert decidió meterse de lleno en este mundo y explicó por qué: “Cuando presenté mi primer libro, en donde hago referencia y explico por qué Argentina es un país en decadencia me preguntaron si alguna vez iba a hacer política y dije que no, pero al año siguiente, viendo otro panorama económico como el de Macri, dije ‘otra vez Argentina haciendo lo mismo’ y no podía ser de otra manera que terminar en crisis, porque eso que hace de repetición continua está mal, está comprobado, tenemos que hacer algo distinto a lo que se viene haciendo si es que se quiere abandonar su tendencia a ser un país miserable, porque como vamos se terminará siendo así sino cambiamos. Hay que hacer cosas elementales. No puede ser que una empresa corra el riesgo de quebrar porque hecha a una persona, no puede correr ese riesgo si es que queremos que generen empleo en blanco y no como ahora que tenemos más de 6 millones de trabajadores en negro. Hay que hacer otra cosa, eso es lo que hacen los países a los que les va bien, en donde la gente vive como la gente y no como acá, que viven cada vez peor. Compiten con el mundo, tienen un sistema impositivo razonable y legislación laborable que son la antítesis de la nuestra", afirmó Espert.

Tras superar la barrera de los 100 días de cuarentena, el economista opinó acerca de este tema: “Le dije por escrito al presidente Alberto Fernández que no era como él dice, no es economía versus salud sino economía y salud. Todo esto que parece un juego de palabras es toda una definición. A mí me resulta inentendible el desprecio del gobierno de Fernández por el tema económico, que no es defender a oligarcas o poderosos, es defender a la gente de trabajo. El trabajo es la economía, si la mitad del tiempo la gente la pasa trabajando, me resulta loco que el gobierno se haya desentendido tanto del mundo del trabajo y la principal demostración de la falta de preocupación es la duración de la cuarentena ya que esta mata la economía. El virus podrá matar una parte de la población, pero la cuarentena destroza la economía. Ahora parece ser que, para muchos, comienza a ser una preocupación el tsunami negro que se viene con la reducción de empleo, perdida de fábricas, cierre de comercios, pero eso es consecuencia directa del tipo de cuarentena que Argentina decidió hacer. Habrá logrado el éxito de tener una baja cantidad de muertos, pero la economía está demolida", aseguró.

Contó que habría realizado si él fuese el presidente actual: “Hubiese hecho todo al revés de lo que hizo Alberto Fernández. Primero no hubiese empezado por negar, como lo hizo el Ministro de Salud de la Nación Ginez González García hace más de 6 meses, que Argentina podía recibir el coronavirus, cosa que él hizo. Ahí ya comienzan las diferencias, yo nunca hubiese negado, ya que todo el mundo lo estaba recibiendo, obviamente que también iba a venir a la Argentina ya que es una pandemia que afecta a todo el mundo. Hubiera importado millones de test, para testear la mayor cantidad posible de argentino durante las primeras cuatro semanas durante la cual se habrían testeado millones de personas para luego de cuatro semanas, probar, liberando con restricciones, a toda la economía, salvo en donde estuvieran los focos detectados. También hubiera puesto a tono el sistema de salud para evitar la amenaza que hoy tenemos, ya que después de 120 días nos dicen de la provincia de Buenos Aires que si los contagios siguen a esta velocidad el sistema de salud colapsa. La ayuda al sector privado no hubiese llegado a la sexta semana sino en la segunda, acá el presidente se demoró mucho en este desprecio en hacer algo por la gente del trabajo, por el comercial, por el industrial, por el autónomo que no estaba cobrando nada. No puedo entender como el sector público, esa parte que estaba cerrada, haya cobrado la totalidad del sueldo".

Y agregó: "Por 100 días de cuarentena como quiso Argentina, el PBI va a bajar el 15%, lo mismo que cayó en dos años en la peor crisis de toda la historia Argentina que fue en 2001 y 2002 en donde tuvimos 5 presidentes en 10 días, entre el 20 de diciembre del 2001 y el primero de enero del 2002, robos de los depósitos, default de la deuda, decenas de muertos en Plaza de Mayo, centenares de heridos en todo el país, se prendió fuego. La caída económica de este año será similar a los 2 años del 2001 y 2002, después de la pandemia se viene una situación complicada desde lo económico, lo social y político. Hay que ver como Argentina resiste el cierre masivo de empresas, perdida de 1 millón de puestos de trabajos, es complicado. habrá un desequilibrio monetario muy importante".

Aún desconforme con la decisión de la autoridad actual explicó: "Cuando Argentina recibió el coronavirus, este ya había hecho desastre en Europa y en Asia, se sabía que el efecto de una cuarentena es devastador para la población, por lo tanto, la recomendación era minimizar el tiempo de la cuarentena e ir probando como evolucionaba el nivel de contagios fuera de la cuarentena. Se le metió un terror innecesario a la gente con un virus que mata solo a una parte muy pequeña de la población, en general no mata a personas de 40 o 50, a aquellas que están en la vida activa, no había necesidad de encuarentenar como se hizo con todo un país durante 6 semanas"

Por último, le dejó un mensaje a la población del interior de la provincia: "Yo creo que la esperanza que tenemos el año que viene es que la gente empiece a votar otra cosa, por afuera del fracaso que significa seguir votando a un lado u otro de la grieta, que antes eran peronistas- radicales, civiles- militares, no sirven, la alternativa no es por ahí. Cambiemos terminó en un plan económico que hizo estallar a la Argentina y Alberto Fernández nos lleva a otra crisis. La conclusión está por afuera de la grieta y eso lo proponemos nosotros. Hay que comerciar con el mundo. Sin la pandemia, Alberto Fernández, hubiese fracasado desde lo económico también, el gobernador Kicillof como Ministro de Economía fue un fracaso, tengamos memoria", sentenció.

Buscar por tags
No hay tags aún.