Juan Manuel Iglesias “Aprendí que la altura o profundidad de la napa es el ADN de cada lote”

Los beneficios de la napa en los cultivos fue uno de los temas abordados por ‘INTA en la Radio’ con el ingeniero agrónomo, Juan Manuel Iglesias un especialista en la materia.

Consultado por Antonio Martín en la 91.9FM, Iglesias comentó que “Comencé desde hace más de diez años a medir, una inquietud que me surgió de escuchar constantemente en relación a los rindes donde favoreció o no la napa a partir de algunos trabajos en zonas como Córdoba, el oeste del país e incluso San Luis”.

“Tuve la inquietud de conocer cómo estábamos en la zona al respecto, empecé a hacer experiencia propia a partir de adquirir el aparato para realizar perforaciones e instalar featimetros”, expresó, y agregó: “En muchos campos instalé cinco, seis o siete en distintos sectores de acuerdo a la ubicación del relieve, así fui haciendo camino al andar, leyendo, estudiando y participando de varios cursos o jornadas”.

“Fue el inicio para tratar de entender localmente cómo funcionan y pueden ayudar a nuestra labor diaria para diseñar estrategias productivas en base a la información que nos brinda la napa”, precisó.

-¿Cómo se instala un featimetro?

-A través de una perforación que realizo hasta cuatro metros de rutina y hasta cinco metros, en algunas situación que con cuatro no me alcanza. La mayoría de las veces con cuatro es suficiente. Se hace una perforación con un barreno con una punta helicoidal que perfora casi dos pulgadas de diámetro, se encamisa y dentro de ese caño se mide la profundidad del agua. La camisa está perforada para que el agua pueda ingresar y alcanzar su nivel estabilizado con el resto del suelo.

La instalación es sencilla y luego proteger el caño con un tapón en los dos extremos tanto abajo como arriba porque el agua ingresa por las ranuras que se hacen en los primeros metros de longitud y arriba se deja sobresalir 10 o 15 centímetros. Se sella bien la boca en el suelo para que no se vaya desmoronando ni le ingrese basura.

Todos están georreferenciados y la red de featimetros que tengo cuya información está volcada en la Red Mate, puede observarse tanto la ubicación como la evolución histórica.

-¿Con qué frecuencia se hacen las mediciones?

-La bibliografía marca que una vez por mes es suficiente, pero de ansioso y para tener más precisión en la información lo hago cada una semana o diez días.

Una de mis evaluaciones consiste en conocer cuánto mueve el ascenso después de una lluvia, tener mucha más frecuencia de toma de datos implica una mayor precisión en poder calcular una lluvia de determinados milímetros, cuánto me genera de ascenso de napa.

-¿En qué áreas hace los seguimientos?

-Tengo featimetros desparramados en Chivilcoy, algunos en Alberti y en 25 de Mayo; asimismo uno en el Partido de Navarro muy al límite con nuestra ciudad. Otros al límite de Chacabuco en la zona de Coronel Mom.

-¿Cómo estamos posicionados con respecto a las últimas campañas?

-Hago el análisis de muchos featrimetros que nacieron hace siete u ocho años. Aprendí que la altura o profundidad de la napa es el ADN de cada lote. En el mismo partido de Chivilcoy tenemos napas que están a profundidad entre los 3 y los 4 metros y otras entre 0 y 1 metro de profundidad. Cada campo debe tener su pozo y seguimiento porque no son comparables con otros incluso a corta distancia.

Pese a que se mueven en una profundidad de 0 a 1 metro y los restantes de 3 a 4, después siguen la misma evolución ante una lluvia o ante una sequía, suben y bajan al mismo ritmo, aunque en distintos niveles de profundidad, copiando los aportes o déficits de agua para la napa.

-¿Cuándo suben y cuándo bajan?

-Hay momentos del año donde siempre bajan todas y momentos del año donde todas están más altas. El invierno es una época donde estamos en las más bajas del año, pero luego empieza a subir y se mantiene durante toda la primavera en un nivel bastante estable en promedio.

La tendencia, agrupando todos los años, es que la época de abril, mayo, junio desciende y luego empiezan a subir manteniéndose estables. El valor promedio rondará los 2 metros.

-¿Después de una lluvia, de hacer la medición inmediata, el registro acusa el impacto?

-Depende de la situación previa del perfil. Si el perfil es muy seco, con la extracción muy grande de un cultivo y una lluvia de 30 milímetros quedará retenida en el perfil, primeros centímetros del suelo y no a recargar la napa; si el suelo ya se encuentra humedecido o en capacidad de campo sin retener más agua el perfil todo aquello que ingrese va a percollar e irá cien por ciento a recarga de napa.

-¿Cómo influye la napa en el cultivo?

-Suelo escuchar comentarios de dueños de campos sorprendidos por los rindes de un determinado cultivo pese a que no llovió, miro la napa y observo que estuvo a una profundidad que aportó agua al cultivo. También puede ocurrir que no aportará nunca de estar a tres metros o cuatro, así implementar otras prácticas de manejo. En campos donde la napa está entre 0,50 y 1 metro de profundidad tendrán que intensificar la rotación, meterle mucho cultivo todo el tiempo posible porque el agua no es limitante sino una amenaza. La mejor manera es tratar de consumirla a través de distintos cultivos.

Buscar por tags
No hay tags aún.