Carlos Aiello “El club Argentino es tan sencillo porque todos los que están a cargo de alguna funció

El Presidente del Club Atlético Argentino, Carlos Aiello definió el presente que le toca atravesar tanto en la faz deportiva como asimismo comercial.

Con respecto a la parte institucional, Aiello espetó: “son momentos complicados y se ha hecho tan largo que uno creía que para esta época ya íbamos a estar en actividad. Nadie estaba acostumbrado a esto, habrá que ir haciéndolo porque va para largo. Estamos tratando de buscarle la forma tanto en el comercio como en el Club para hacer todo un poco más llevadero”.

“Cuando uno habla de los chicos del Club parece que fueron los únicos pero creo que en general en los clubes siempre hay gente trabajando”, dijo, y agregó: “En nuestro caso, tratamos que desde chiquitos le vayan tomando amor al Club, siempre decimos que es nuestra segunda casa y se ve en estos casos. Son pocos los que están yendo a realizar los arreglos y mantenimiento porque no se permite que haya más personas. Germán Guidobono, Puflo Vega, Marcelo (Aiello) que son los profes junto a Lucas López también”.

“Los técnicos no cobran y tienen que trabajar gratis, es fantástico. Aparte, el tipo de obra que están haciendo como albañilería, cosas que nunca en su vida hicieron y en unas instalaciones que son tan grandes. Tenemos 43 metros sobre la calle Lamadrid y 43 metros sobre la calle Suipacha. O sea que, si fuera recto en vez de la esquina, tendríamos una cuadra de frente”, resaltó Aiello.

Asimismo, repasó: “Lo que hicieron primero fue lavarlo con la hidro, después la parte de pintura con unos andamios que consiguieron. La verdad que es un trabajo fantástico el que están haciendo. Me pone contento porque son las cosas que en estos momentos difíciles te ayudan a remarla. Cuando vuelvan, el Club va a estar más lindo que como lo dejaron. En la parte de adentro, desarmaron los tableros y los pintaron, hicieron hacer las redes”.

“Vamos a tratar de hacer el plastificado del piso, porque hay que hacerlo casi todos los años. Cuando lo pusieron estuvimos ocho años sin hacerlo porque es muy caro y hace dos años lo hicieron los chicos”, señaló, y añadió: “En ese momento, entre 20 lijaron el piso, quienes tenían una aspiradora en su casa la llevaron para que luego se pueda pintar. Ahora, son los profes nada más los que podrían hacerlo así que va a ser duro 600 metros cuadrados de piso”.

“De no ser por este virus, los chicos estarían ahí como siempre, en todas las épocas hay chicos que quieren estar en el club y ayudan, eso no se pierde. Yo con 50 años en el club, quizás antes había mayor cantidad de chicos porque no existía tanto la televisión, los juegos, la computadora y el club era todo el día pero sigue habiendo chicos que vienen, ayudan”, consignó.

E indicó: “Tenemos una característica que es que todos los profes se criaron en el club y eso te da un plus. Ya tenemos algunos pibes de 13 o 14 años que van haciendo los cursos de monitores para que no se corte, los profes actuales si quieren seguir avanzando en algún momento se irán y tenés que tener abajo quien los reemplace. Apuntamos a que se vayan formando y a su vez eso hace muy fácil después el manejo del club”.

“El club Argentino es tan sencillo porque todos los que están a cargo de alguna función en la institución son todos nacidos en el club, tanto técnicos como dirigentes. La filosofía es una, después cada uno tiene sus matices. Se hace sencillo porque no tenés que renegar nunca”, destacó.

Comercio

“En el comercio se está complicadísimo porque si bien tenemos permiso para abrir no hay movimiento de gente, es muy poca la gente que anda. Nuestro rubro en particular es complicado porque no es de primera necesidad. Entonces, la gente que ha perdido el trabajo, la gente que esta suspendida, los que tienen miedo de quedarse sin un peso en el futuro, se complica para la venta en comercios como el nuestro”, remarcó Aiello.

“En este tiempo intentamos agregar algunas cosas por redes, cuestiones que antes no hacíamos y vamos llevándola pero esperamos que esto se empiece movilizar. Hay horas en el centro que parece mentira que pasas por los comercios y no hay nadie”, enfatizó, y esgrimió: “Sobre todo de acuerdo al rubro, algunos comercios andan mejor que otras, se mueven un poco más o han mantenido las ventas, otros han cerrado. Tengamos fe que todos de a poco vamos a ir mejorando”.

“No tenemos que dejarnos vencer por el pesimismo y tratar siempre de tener la esperanza de que esto va a mejorar, va a llevar tiempo pero los argentinos estamos acostumbrados, los que tenemos unos cuantos años sabemos que momentos de dificultad económica hemos pasado muchos. Es una pena que no se logre tener una continuidad de muchos años, 20 o 30 años”, reflexionó.

Por último, sostuvo: “Es cierto cuando dicen que tenemos todo en el país pero pasan generaciones empobrecidas cuando tendríamos que ser uno de los países más importantes, como lo hemos sido. Si se hubieran hecho bien las cosas tendríamos que ser una potencia mundial. Tenemos todo, no le falta ningún clima, tenemos todo. Pienso que la vergüenza más grande que le tiene que dar a todos los que toman y tienen decisiones es que en un país como Argentina la gente pase hambre cuando hay para alimentar lo equivalente a diez veces nuestro país”.

No hay tags aún.
Buscar por tags

Contacto: