Lic. Gisela Butti “Evitar el sodio en la comida es hacer prevención en relación a las enfermedades c

La licenciada en nutrición, Gisela Butti, además de atender en su consultorio particular también se desenvuelve como profesional de Atención Primaria de la Salud en su especialidad.

Todos los martes, alrededor de las 13.30, Gisela Butti tiene su columna en el programa ‘INTA en la Radio’ que se emite por la 91.9FM, donde expresa algunas consideraciones relacionadas a la alimentación saludable buscando cambiar algunos hábitos en nuestra forma de comer.

En la última oportunidad, se refirió al aire acerca del Consumo de sodio.

En tal sentido, Butti señaló en principio: “Siempre tenemos un mayor consumo del que corresponde o el que deberíamos. Según la Organización Mundial de la Salud se recomienda 5 miligramos por día, equivalente a un blíster de aspirina pero nos estamos pasando muchísimo”.

“Varias personas cometen el error de pensar que por no agregarle sal a la comida con eso está todo solucionado pero a veces el sodio nos engaña”, mencionó, y advirtió: “En muchos alimentos que ya compramos está ese sodio escondido y es lo que nos hace elevar la presión arterial sumado a algún inconveniente cardiovascular”.

“La gente se sorprende cuando surgen estas problemáticas porque consumen sin sal pero luego dialogando se empiezan a descubrir los alimentos que más esconden el sodio. Estamos adaptados al consumo de sodio pero puede disimularse esa ausencia”, esgrimió Butti.

Asimismo, precisó: “Cuando las personas concurren a hacer las compras deben leer bien y comparar las etiquetas. Así como ahora nos acostumbramos a sanitizar las verduras, también a leer y comparar las etiquetas de cada producto a adquirir”.

“Es muy importante realizar esta acción porque muchas veces dentro de un mismo producto en las distintas marcas existe una diferencia notable de porcentajes de sodio por porción”, remarcó, y agregó: “Dentro del mismo alimento a comprar, hacer una comparación en las etiquetas para observar el que menor porcentaje de sodio tiene y elegirlo para evitar un poco menos en el consumo diario”.

“Hay que prestar mucha atención al momento de elegir aderezos o condimentos. Los que más destacados están en relación a sodio alto son las salsa de soja, kétchup, aderezos que vienen preparados para las ensaladas que tienen mucha cantidad de sodios por porción; la aceituna porque es su forma de conservación y mostaza, son los números uno en el ranking del sodio”, especificó Butti.

Seguidamente, recomendó: elegir los enlatados “en lo posible que digan sin sal agregada, sino aclara nada hay que comparar la etiqueta. Si el alimento tiene la leyenda sin sal agregada debe tener un porcentaje menor de sodio que el común”.

“En casa la primera sugerencia es siempre empezar a cocinar sin sal y resaltar los sabores de la comida con cebollas, ajos, hierbas, especies, jugos de cítricos”, subrayó.

E indicó: “En las carnes, el jugo de limón o cualquier cítrico resalta mucho el sodio propio del alimento, por lo tanto haciendo ese pequeño cambio de hacer una pechuguita a la plancha y en lugar de colocarle sal, ponerle bastante jugo de limón resaltará el sodio propio, caso contrario, agregarle cebolla o alguna que otra especie para condimentar y disimular esa falta de sodio”.

“Otra cuestión a tener en cuenta sería colar y enjuagar bien los productos enlatados…una, dos o hasta tres veces. Con este método se puede reducir hasta un 40 por ciento de sodio de ese mismo producto”, puntualizó.

Además, espetó: “En relación a las pastas y el arroz tratar de cocinarlos sin sal porque después se le agregan salsas o queso que ya tiene sodio de por sí, nadie se dará cuenta que no tienen la sal en su cocción”.

“Otra forma de resaltar el sodio en las carnes es asando, salteando, cocinar a la plancha, métodos que sirven justamente para éste determinado propósito, ya sea carne de vaca, cerdo, pollo o alguna otra”, añadió Butti.

Acto seguido, sostuvo: “Un aspecto importante es poder probar la comida antes de agregarle la sal y no a la inversa. Asimismo en la medida de lo posible no poner el salero en la mesa así nadie se tiente a agregarle”.

“Evitar el sodio en la comida es hacer prevención en relación a las enfermedades cardiovasculares, de hipertensión, problemas circulatorios y así poder consumir alimentos más saludables”, enfatizó.

Por último, deslizó: “En el etiquetado debería estar mejor visualizado y sería más fácil su lectura, pero a ciertas industrias no les conviene. En otros países los productos indican que cantidad de porcentaje de sodio tienen y etiquetados con diferentes colores”.

Buscar por tags
No hay tags aún.