GUSTAVO BRUNO "Tengo derecho a opinar porque hace 30 años que soy médico y 25 que estoy en el H

Hace unas semanas atrás, exactamente el 8 de este mes, el Frente de Todos lanzó una carta titulada "El Intendente necesita escuchar y ser escuchado". Entre tantos firmantes de esta misma, en donde se encontraban dirigentes de clubes, militantes y demás, estaban incluidos el médico cardiólogo Sergio Mauro y el doctor Gustavo Bruno. El texto recorre una serie de puntos importantes apuntados al sistema sanitario en busca de una mejora según propios adheridos.

“El doctor Sergio Mauro y yo, fuimos notificados por una carta documento, por un comunicado que hizo el frente de todos hace unos días atrás y nosotros nos adherimos al mismo, en el que se trataba de aportar gente y que entiendan que esto no se puede resolver entre pocos y que se necesita la colaboración de todos. A raíz de la adhesión a esta nota, por cierto, somos militantes al peronismo de toda la vida, y el frente nos pidió y no nos parecía una cuestión ni ofensiva ni que iba a provocar ningún tipo de alarma, al contrario", aseguró tras la llega de la intimación por parte de la Directora de Asuntos Legales de la Municipalidad de Chivilcoy y el Director del Hospital, José Luis Neme.

En referencia sobre lo expuesto en tal escrito confirmó a Radio del Centro que: “Advertimos, que desde hace tiempo había algunas cosas a corregir en el sistema sanitario nuestro y que a pesar de no haber tenido en muchos días casos de Covid veníamos viendo que deberíamos estar más preparados. Lo veníamos advirtiendo, lo habíamos hablado con la región sanitaria con propuestas por escrito. Parece que esta nota motivó una reacción para nosotros injustificada, fuera de lugar, porque en realidad no salimos de la propuesta inicial y se generó una cuestión de acoso político y laboral en medio de la pandemia". Además, resaltó: “No creo sea adecuado se deba perseguir a personal de la salud porque piensa diferente de cómo se tienen que hacer las cosas para mejorar. Desde el día 1 estamos trabajando en múltiples acciones. Veíamos con alarma esta cuestión de no mantener un ritmo de atención hospitalario para aquellos pacientes que no tienen cobertura social y no pueden ir al privado y si la salud pública no les brinda otras salidas vamos a tener más enfermos de otras cosas que de Covid. Terminamos con esta absurda intimación y fuera de lugar, espero que recapaciten. Necesitamos un nivel de participación mayor y más cohesión entre los que dirigen y los dirigidos".

El propio Bruno y Mauro, fueron firmantes de la solicitada entre tantas otras personas que aparecen debajo de la misma: “A la carta del frente de todos se adhirió mucha gente, no solamente nosotros dos, no entiendo porque recibimos la carta documento, porque tendrían haber hecho 100 cartas. Lo que nosotros decimos está comprobado, hasta hace poco tiempo los trabajadores de la salud no estaban provistos de la protección correspondiente. Se cerraron servicios porque el personal estuvo en contacto, porque no se cumplieron protocolos en tiempo y forma. El tomógrafo no estaba funcionando en óptimas condiciones, lo pusimos nuevo en el año 2010, y ellos mismos lo reconocieron. El equipo sanitario debe contar con los recursos necesarios para trabajar en óptimas condiciones y en el contexto de la pandemia hay que contar con los recursos para que estén disponibles y dirigidos al sistema de contención sanitaria. Me parece ridículo hablar de política en este momento, es una locura. Solo quisimos advertir que estamos dispuestos a colaborar, a aportar nuestra experiencia y creo que tengo autoridad para hablar porque estuve 8 años al mando del Hospital y tuvimos la época más transformadora de la salud pública de la ciudad. Hicimos un Hospital de alta complejidad. Tengo derecho a opinar porque hace 30 años que soy médico, 25 que estoy en el Hospital local", exclamó Bruno.

Sobre toda esta situación manifestó: “La política se tendrá que hacer cuando pase la pandemia, y esto lo digo por propios y ajenas, no estoy hablando de una fracción política en particular, lo digo para todos. Hoy estamos abocados a esta situación. En la conformación de los comités sanitarios hay pocos profesionales de la salud y acá hay mucha gente con experiencia y enormes conocimientos epidemiológicos que deberían haber sido convocados". Y agregó sobre la llegada de la intimación: “No imaginaba que nos llegue una carta documento porque la idea nuestra era aportar. Hay pruebas escritas que hemos aportado protocolos de trabajo, por ejemplo. Nunca dejamos de cumplir con nuestra función. Nos genera pérdida de tiempo esto, deberían ocuparse de lo que deben ocuparse, nos hacen perder el tiempo a nosotros que tenemos que buscar asesoría legal, generar una respuesta a este tipo de acción. Esto es algo inédito en el contexto de una pandemia".

Asegura que un 25% de los contagiados es personal de la salud y dijo: “Los datos reales están en la página de salud de la provincia de Buenos Aires, tenemos un alto porcentaje de personal de salud que están contagiados o estaban sin trabajar. La aparición del virus en el personal sanitario genera un efecto dominó que no tiene que ver con que estén todos contagiados, sino que la infección de uno, genera el aislamiento del resto de las personas. De golpe, nos quedamos sin personal, que debe cumplir una cuarentena obligatoria o esperar que llegue el resultado del hisopado y restringe la atención. Siempre propusimos soluciones para mejorar y proteger al personal de la salud, pero nos encontramos con esta sorpresa, hay cosas más importantes para atender que esto, nosotros sabemos lo que tenemos que hacer. Necesitamos que nos dejen trabajar en paz y reitero, no es momento de hacer política", sentenció.

No hay tags aún.
Buscar por tags

Contacto: