Marcelo Brovia “Solamente tuvimos dos semanas abierta la escuelita, habíamos comenzado con un grupo

El profesor, Marcelo Brovia, es otra de las tantas personas que ahora desarrolla la mayoría de su trabajo de manera virtual tanto en lo que se refiere a su profesión en las escuelas como asimismo la tarea que realiza con los adultos mayores.

Este año su apuesta fuerte era la Escuela de Fútbol Infantil ‘Marcelo Brovia’ – Complejo Norte pero la pandemia por el COVID-19 le impidió avanzar, por ahora, en su proyecto.

“No soy la excepción, al igual que la mayoría de la gente, tratando de cuidarnos lo mayor posible, en casa, con prácticamente nada de actividad, estando con la familia más que nada”, comentó Brovia en principio.

“En lo que es mi profesión, educación física, realizamos las clases virtuales con las escuelas como los demás profes y en lo que es la actividad privada, en la escuela de fútbol no hemos podido hacer nada”, dijo, y agregó: “Mientras que, en mi otro trabajo que es abuelos y gerontología, se ha cortado lamentablemente la mayoría de la actividad. Solo estoy en contacto con un abuelo y con una residencia geriátrica a través de clases virtuales. Trato de hacer la clase para que las abuelas sigan en contacto con el movimiento”.

“Con respecto a la escuela de fútbol, íbamos a apostar con mucho esfuerzo a ese proyecto durante este 2020, se puso un montón pero nos tocó esto. No hay una fecha de regreso, creo que vamos a ir de la mano de la escuela a un posible regreso, va a depender de las familias quién quiera mandar a sus hijos a hacer deporte. Nos tendremos que adaptar con algún protocolo, seguir medidas de seguridad, reducir grupos”, señaló el profesor.

Asimismo, manifestó: “Solamente tuvimos dos semanas abierta la escuelita, habíamos comenzado con un grupo interesante. La verdad que se extraña muchísimo y era una fuente de trabajo más que se ha perdido”.

“Todavía no hay nada claro, hay un protocolo para una posible vuelta al colegio. En nuestro caso, que es un lugar semi abierto, el Complejo Norte, tendremos que adoptar algunas medidas, tengo un protocolo armado porque cuando se presentaron los pedidos de gimnasios y actividades físicas presenté un proyecto para hacer algo en Complejo Norte, no con chicos pero si con adultos. Así que, hay un protocolo armado que quizás se puede adaptar”, consignó.

E indicó: “Estamos esperando más información, vamos de la mano de nación, se viralizó la información de que en CABA el 28 de septiembre reabrirían los gimnasios y actividades grupales amateurs. No sé si acá se reabrirán a fin de septiembre, octubre o quizás estamos bien y se puede hacer antes”.

“En cuanto a las clases de las escuelas, como a todos, nos costó al principio adaptarnos a una manera nueva de enseñar, de educar, de estar en contacto. También, con el tema de la accesibilidad porque no todos los alumnos o las familias tienen el acceso a una computadora o a un teléfono celular con datos para que puedas descargar una aplicación como zoom”, esgrimió, en tal sentido, añadió: “Entonces, al principio costó muchísimo, le fuimos buscando la vuelta, se produjo un cansancio generalizado de alumnos, familias, docentes”.

“Ahora estamos en receso invernal que vino bárbaro porque personalmente prefiero diez mil veces estar mano a mano, extraño el patio, extraño el contacto con los chicos pero es una herramienta que llegó para quedarse”, exclamó.

Además, esbozó: “En algún momento esto va a pasar pero creo que las plataformas, clases virtuales, reuniones virtuales, eso va a quedar y está bueno. Hemos aprendido a usar una herramienta más de comunicación”.

“Dar una clase virtual no es lo que más me gusta porque por ejemplo, con abuelos dar una clase a través de una computadora no es lo mismo. Ellos me ven perfecto en un televisor enorme y me escuchan bárbaro pero no es lo mismo que estar cara a cara, ayudarlos, hablarles, alentarlos pero es una herramienta más a la cual nos tuvimos que adaptar”, subrayó.

“Ojalá todo pase para que pronto podamos hablar en el club Independiente con la colonia de verano. Esperamos que se pueda hacer algo, con protocolo y medidas pero que se pueda hacer la temporada de colonia. Ojalá se pueda porque nos perjudicamos los docentes y profes que trabajamos, los papás, los chicos porque va todo de la mano”, remarcó, y sostuvo: “Es fuente de trabajo para todos os profesores, es una ayuda para los papás más allá de que es algo privado que las familias eligen pero es algo lindo que los chicos esperan, más con todo lo que vivimos este año”.

“No hay información al respecto, no se sabe mucho pero creo que protocolarmente vamos a tener que hacer algo, no sé si será recomendable tener 300 chicos en la colonia, quizás el número ideal será el 50 por ciento. Esperamos que se pueda hacer porque es fuente de trabajo y una necesidad esencial para los chicos. Falta mucho para el verano y esperemos que todo esto se solucione”, concluyó Brovia.

Buscar por tags
No hay tags aún.