Lorena Alegre Schefer “Siempre habrá un protocolo y todo aquello que se nos exija, pero con una pers

Lorena Alegre Schefer es una de las profesoras que a través de las redes sociales está solicitando que “nos dejen trabajar!!”, aduciendo que “vamos a perder nuestros espacios”, y que, “no podemos trabajar con un solo alumno”.

Al dialogar con ‘La Mañana del Centro’, la instructora De Fitness, profesora de gimnasia ítmica y modeladora en Gimnasio Scorpions Gym, expresó: “Me da mucha bronca el momento que estamos pasando, seis meses sin trabajar, ahora nos permiten hacerlo con un alumno, es una vergüenza. Sentimos un manoseo total de nuestra situación”.

“Estoy muy enojada, nadie se acerca a dialogar con nosotros para observar el espacio de nuestro gimnasio, que en nuestro caso es grande y observar qué cantidad de gente puede ingresar”, señaló.

Asimismo, puntualizó: “Siempre habrá un protocolo y todo aquello que se nos exija, pero con una persona sola no podemos trabajar”.

“Pido que me dejen abrir, tengo derecho a trabajar y que me permitan poder llevar a mi familia de la mejor manera posible, tengo cuatro hijos y no puedo trabajar”, enfatizó la instructora.

“Nos plantean que el gimnasio es un lugar de contagio, cómo pueden saberlo si nunca se abrió”, soltó, e indicó: “Todos los comercios están abiertos y de cualquier manera porque cuando concurro a comprar algo no veo a ninguna persona desinfectando alrededor mío”.

“La gente circula por la calle en grupos, concurre a bares y a nosotros nos dan un protocolo que realmente deja mucho que desear”, consignó Alegre Schefer.

Además, esbozó: “Por el momento, trabajar con cinco personas al mismo tiempo está bien porque tenemos espacio suficiente para mantener el distanciamiento entre ellas. En mi gimnasio incluso que es grande hasta 10 personas tranquilamente podrían estar al mismo tiempo”.

“Ahora con una persona sola por turno es complicado y más con un horario reducido. Pretendemos que algún funcionario nos plantee algo real porque precisamos trabajar”, subrayó.

Acto seguido, advirtió: “No hicieron nada en seis meses con nuestro rubro y de seguir pasando el tiempo sin obtener una respuesta positiva tendremos que volver a protestar frente a la Municipalidad”.

“Igualmente no tendría que salir a protestar para que me dejen trabajar, realmente ni tendría que decirlo porque es un derecho”, apuntó.

A continuación, la instructora expresó: “Tenemos que aprender a convivir con el virus, somos adultos responsables y vamos a cuidar tanto a mi familia como a mis alumnos”.

“Estoy en contacto con mis alumnos y quieren regresar al gimnasio más teniendo en cuenta que en nuestro caso trabajamos con obesidad, con patologías, con personas que hacen rehabilitaciones”, esgrimió, y añadió: “Nuestros alumnos quieren estar en su espacio y cuidados porque en la calle no lo están”.

“Estamos endeudados y en este momento vivimos como podemos, en seis meses no nos solucionaron nada”, sostuvo Alegre Schefer sobre la situación económica.

En tal sentido, aseveró: “Se me terminó la paciencia porque voy a perder mi espacio, once años trabajando para que de un día para el otro nos digan que no podemos abrir las puertas del gimnasio”.

“En este momento no estamos pagando el alquiler, pero en algún momento tendremos que hacerlo. En Chivilcoy hay 70 gimnasios, 70 familias sin trabajar y con $ 20 mil por mes no hacemos nada”, sostuvo.

A este respecto, consideró: “Nos dejaron de lado, somos el último eslabón de esta cadena. Activan las diferentes economías y a nuestro rubro lo tienen olvidado”.

“No me pueden sacar el derecho de trabajar, no estamos pidiendo un disparate”, remató la instructora.

Buscar por tags
No hay tags aún.