Claudia Montes “El gobernador bonaerense señala que restringirá más actividades todavía, significa q

La ex concejal, Claudia Montes se convirtió en una de las personas promotoras de las últimas convocatorias realizadas durante los últimos feriados en nuestra ciudad y asimismo también proclamándose en contra de la Reforma Judicial que impulsa el actual gobierno nacional.

Entrevistada en ‘La Mañana del Centro’, brindó su parecer con respecto a la situación actual que atraviesa nuestro país.

“Tenemos mucha tristeza, malestar, angustia, desesperanza, descreimiento que hay en la sociedad en este momento”, expresó, e indicó: “La pandemia tiene mucho que ver con estas circunstancias, pero otros países se encuentran en una situación distinta y no con este desgaste que hicieron de las personas con la barbaridad de negocios cerrados, obturaron la economía, sacaron los proyectos de la gente”.

“Un año sin clases y perdido para todos los chicos, con lo que ello implica el hecho de no poder asistir a clases y perder el recurso de la educación”, consignó.

-¿No está de acuerdo con la cuarentena?

-Ninguna persona en su sano juicio puede aguantar semejante cuarentena, salvo que se mentalice estar condenado por algún delito.

Hace cinco meses que estamos en una especie de arresto domiciliario…y el nos estamos cuidando me hace ruido porque ahora nos dicen que viene el pico más alto de la pandemia, del contagio, hay cada vez más casos y siento que se m

anejó bastante mal la situación.

-¿Qué considera se pretende con esta cuarentena?

-Esta cuarentena estricta no tengo dudas que el único propósito que tiene es para duplicar la pobreza, los planes sociales.

No les da vergüenza la marginalidad que se vive en Formosa, en Santiago del Estero. Se nota que el mensaje que tiene el Presidente es nivelar hacia abajo no hacia arriba; le da tristeza que se pueda vivir bien y dignamente en una ciudad, pero no cómo se vive en el resto del país gobernado hace más de 70 años por el peronismo.

Hay que sincerarse, sacarse las caretas y decir que nos quieren llevar a Venezuela.

-¿Se tendría que haber manejado diferente la situación?

-Con un manejo diferente se podría haber regresado de forma gradual a los colegios, con todos los cuidados correspondientes porque es un ámbito en el que puede generarse un control dentro.

En caso que los testeos se habrían realizado al comienzo de la pandemia, aislándose a las personas sospechadas de tener el virus o viajaron al exterior, sin embargo, se empezó al revés.

También porque el Ministro de Salud de Nación (Ginés González García) minimizaba la situación en relación a que el virus no llegaría a nuestro país, que no pasaría nada, que estábamos lejísimos.

-¿Cómo evalúa el manejo de CABA y PBA?

-CABA se encuentra restableciendo un montón de actividades y está en otra Fase, mientras el gobernador de la Provincia de Buenos Aires señala que restringirá más actividades todavía, significa que algo no se hizo bien.

El Presidente de la Nación declara que le avergüenza la opulencia de CABA, pero no le da ninguna vergüenza compartir una fórmula con la opulencia de Cristina Fernández de Kirchner o sentarse a comer con el opulento de Moyano, que además desconocemos cómo hicieron ambos sus patrimonios.

-¿No comparte el mensaje que da el gobierno?

-El mensaje cargado de cinismo que tienen este momento los gobernantes realmente lastima la inteligencia de la sociedad, las emociones y la paciencia.

El día que tuvimos ocho mil contagiados en el país, la Presidenta del Senado dijo con una sonrisa irónica ‘estoy mejor que nunca’ se nota que se encuentra absolutamente alejada de la realidad y una falta absoluta de empatía porque aquello que está sucediendo en su país porque no se escuchó proclamar una sola palabra de los más de 700 mil negocios cerrados, más de dos millones puestos de trabajo perdidos, personas desaparecidas, gente que se encuentra sufriendo porque perdieron su trabajo.

Hace seis meses que está el nuevo gobierno, debe estar cuatro años y lo único que escucho a los funcionarios, asimismo sus adherentes, es hablar de Macri. Tienen que empezar a gobernar porque al asumir ya saben cómo está el país, hablar de lo otro es cinismo.

-¿Qué siente de la Reforma Judicial?

-La Reforma Judicial no es tal porque es de una parte muy específica de la justicia que le conviene a la Vicepresidenta para poder cerrar y manejar sus causas, así poder ampliar el número de la Corte Suprema. Si realmente se quiere mejorar la justicia deben ampliarse las fiscalías, tendrían que ponerse más fiscales pero no, lo que hacen es crear juzgados. Tenemos un sistema acusatorio donde el fiscal que investiga y el juez dicta la sentencia, nos hacen faltan más fiscales y menos jueces.

Están creando cargos innecesarios, utilizarán un presupuesto que no está nuestro país en condiciones de utilizarlo en la justicia. Tienen que generarse una orden de prioridades, tenemos un gobierno que aún no presentó un plan económico. Estamos en manos de improvisados.

La pandemia es mundial pero no en todos los países se llevan 145 días de cuarentena, ni suceden las cosas que ocurren en nuestro país como tratar una Reforma Judicial que no le importa a nadie a excepción de salvar las causas penales de una mujer. La sociedad se va a levantar y no se lo vamos a permitir porque ya conocemos el plan.

-¿Su mirada de la economía?

-El económico es un aspecto más en todo esto porque también observo la degradación de las instituciones, el trato a las personas, la posibilidad de progreso, la dignidad humana.

El cierre de los comercios obedece a mucha gente que se queda sin trabajo, no puede mantener su nivel de vida, no puede criar a sus hijos como lo estaba haciendo, pagar un alquiler, desarrollarse en la vida, con eso tiene que ver la economía.

-¿La evaluación de la convocatoria del 17 de agosto?

-En todo el país fue impresionante, ya quedó demostrado que la gente está en la calle y así seguirá para defender aquello que considera.

En Chivilcoy fue importante la movida para lo que es nuestra ciudad y estamos acostumbrados porque a la gente le cuesta movilizarse porque el problema está, lo reconoce pero sabe que siempre alguien se ocupará por ellos.

Un poco de comodidad, un poco de miedo, un poco de desgano, también por la falta de credibilidad en relación a que no se consigue nada manifestándose. Muchas cosas convergen en relación a no convocarse, pero la situación cambió y en la última caravana hubo cerca de 400 automóviles.

-¿Porqué tuvo una buena respuesta en Chivilcoy?

-Fue impresionante para Chivilcoy porque una movida de estas características no había ocurrido hasta el momento. Están teniendo una muy buenas respuestas las convocatorias porque la gente está cansada y de hecho pide que no aflojemos porque es la coyuntura. Si dejamos que avancen sobre estas irregularidades y cuestiones que son absolutamente antidemocráticas. Podemos esperar cualquier cosa, más de personas que ni les importa llevarnos a una guerra civil pero los ciudadanos estamos preparados para todo lo que venga por delante.

No hay tags aún.
Buscar por tags

Contacto: