top of page

“A mí me interesa mucho volver y poder pisar las Islas debido a que fui a combatir por ellas”

El presidente del Centro de Ex Combatientes de Malvinas de Chivilcoy, Oscar López, manifestó su intención de regresar a las Islas, un anhelo que comparte con alguno de los otros veteranos que tiene nuestra ciudad.

En diálogo con Radio del Centro, López rememoró lo sucedido hace 41 años en el archipielago y también la preponderancia que tomó la causa en la actualidad.

El principio de la charla con nuestro héroe fue acerca del libro que contiene lass viviencias de guerra de los veteranos de Chivilcoy, López manifestó: “Tener el libro propio es muy importante porque quedarán plasmados nuestros relatos para siempre, quienes tuvimos que combatir por el país en la Guerra de Malvinas. La experiencia de cada veterano de Chivilcoy está contada en ese libro con fotos de la época, realmente muy satisfechos y agradecidos con la idea de Leandro (Lemme) para poder tener ahora un libro que cuenta nuestra historia que además es importante para la ciudad.

Cuando concurro a las escuelas a dialogar con los docentes, alumnos les digo que aprovechen ahora que estamos vivos, podemos visitarlos y contar nuestra historia. En nuestro caso contaremos la verdad, lo que vivimos, lo que pasamos, lo que hicimos.

En el libro se encuentra reflejada la actividad que a cada uno de los veteranos nos tocó desarrollar en la Guerra, quienes estuvieron en barcos trabajaron con bombas, antiáreas, incendios”.

Seguidamente, López rememoró con respecto a la Guerra: “no hay ningún lugar bueno ni mejor que otro pero se puede decir que quienes estuvieron en tierra la pasaron peor, vivir dentro de pozos con agua, con frío.

En mi caso estuve arriba de un barco pero en Guerra también, con mucho frío, las tensiones que atravesamos y los momentos que se viven, todos bajo bandera y en guerra.

En mi caso me tocó cumplir funciones en el portaaviones donde me desempañaba con los aviones, cargando armamento y el reacondicionamiento. Estábamos en un ángar, después subíamos por un ascensor a cubierta de vuelo y ya despegaba, todo teníamos que hacerlo rápidamente, horas y horas trabajando.

A todos nos rozaron las balas, personas que lamentablemente no pudieron regresar porque perdieron la vida en el lugar y otros tuvimos la dicha de poder regresar con vida al país.

No teníamos nada asegurado aunque estábamos embarcados porque murieron 323 personas del Crucero General Belgrano y quienes se salvaron la pasaron muy mal. Todos corríamos el mismo riesgo y peligro”.

En relación a su experiencia personal en Malvinas, López relató: “Ya el servicio militar te hace cambiar ciertas cosas de la vida cotidiana, mientras que, cuando se llega a la instancia de estar en una Guerra ahí surgen otras cuestiones como la colaboración, ayudarse el uno con el otro, la unidad porque muchos podemos estar afrontando estoicamente la situación pero otros no debido a que bajonean, tienen otras sensaciones.

En mi caso soy de carácter fuerte y no me entrego fácilmente teniendo que colaborar con otros compañeros, tratando de levantarles el ánimo, ayudarnos los unos a los otros porque en la guerra sucede.

Fueron 74 días complicados, se comía cuando se podía, podíamos bañarnos 3 días seguidos como asimismo durante 3 días no podíamos asearnos. En horario diurno el día era mediamente tranquilo pero cayendo la tarde empezaban los bombardeos, el ataque y duraba toda la noche”.

En cuanto a la reivindicación post guerra, el ex combatiente consignó: “Nos costó entre 10 y 15 años poder aparecer, empezar a hablar y trabajar sobre la causa debgido a que cuando regresamos al país no podíamos decir nada, ni mencionar que éramos veteranos de Malvinas y permanecimos ocultos. Hasta que merced a la lucha de los veteranos empezamos a juntarnos, a reunirnos, visibilizarnos hasta que en las escuelas diferentes maestros o profesores comenzaron a trabajar sobre el tema, nos invitaban a dar charlas pero recién hace 10 o 15 días que logramos ingresar a los establecimientos educativos.

En los últimos años la causa empezó a tomar más fuerza, a movilizar a nivel nacional, insertándonos más en la sociedad, nos dimos cuenta que se podía luchar por la soberanía y comentar lo que había pasado.

Luego, comenzamos a ser invitados en actos conmemorativos en las distintas fechas patrias, allí concurrimos con nuestra bandera de ceremonia y con nuestra causa.

Actualmente, merced a la lucha de los veteranos, la causa tomó fuerza y por eso, intentamos estar en todos los lugares que nos invitan para que continúe trascendiendo pese al paso de los años.

Se puede volver a las Islas y en Buenos Aires una empresa se dedica a realizar viajes a Malvinas, de hecho ya habíamos estado en comunicación y realizando las tratativas, venía todo bien pero nos agarró la pandemia y dejó todo en espera”.

Seguidamente, el veterano hizo referencia a lo sucedido una vez regresados al país: “En su momento a nivel nacional no se hizo lo que correspondía con los combatientes, no se brindó ninguna clase de contención tampoco psicología y hubiese sido fundamental cuando regresamos. De hecho, varias de las personas que regresaron no pueden hasta el día de hoy hablar de lo sucedido en aquellos días de guerra porque les hace mal o no quieren contar su experiencia y los respetamos. A otros, en cambio, nos hace bien hablar del tema, con la sensación lógica de lo vivido pero no afecta de ninguna manera hablar del tema.

Regresamos de la guerra en junio de 1982 y recién fuimos reconocidos con una pensión en los años 1992, 1993 pero un valor ínfimo, hasta que en 2003 cuando asumió Néstor Kirchner, interesado por lo sucedido debido a que anteriormente se había establecido un padrón donde figuraban 23 mil veteranos cuando en realidad somos 18 mil. Cobrara la pensión aquel que el gobierno quería, cualquiera percibía la pensión e incluso por algún fallecido aunque no sus familiares. Luego, se hizo un padrón con los verdaderemos ex combatientes de Malvinas pero fue recién en la presidencia de Kirchner en el año 2003 empezando a mejorar la pensión y empezamos a resurgir con más fuerza”.

Por último, López deslizó su interés de querer volver al lugar donde combatió: “Lo bueno es que en Malvinas todo está intacto, los vestigios de la guerra todavía permanecen en el lugar, se convirtió en un museo a cielo abierto.

El intendente mencionó que continuarán haciéndose las gestiones para que podamos regresar a Malvinas, somos 5 o 6 quienes estamos interesados en retornar y ojalá se pueda concretar. A mí me interesa mucho volver porque estuve en el canal, defendiendo y trabajando por Malvinas pero siempre arriba del barco y me agradaría conocer que se siente pisar esas Islas porque fui a combatir por ellas”.




Opmerkingen

Beoordeeld met 0 uit 5 sterren.
Nog geen beoordelingen

Voeg een beoordeling toe
Buscar por tags
No hay etiquetas aún.
bottom of page