Adrián Salvatori: “Cuando pase la pandemia voy a continuar trabajando de la misma manera”

El profesor Adrián Salvatori abrió su gimnasio ‘Infinit Sports’ en medio de la pandemia por el Coronavirus. El 14 de lunes decidió ponerlo en funcionamiento con todos los protocolos del caso.

“La primera sensación que tuve fue la de incertidumbre en relación a arriesgarme a abrir ya que era todo muy nuevo”, expresó Salvatori a ‘La Mañana del Centro’.

Seguidamente, señaló: “Me gusta de la manera que estamos trabajando aunque sea solamente con cinco personas por turno porque puedo atender bien a la gente, planificar correctamente los entrenamientos y estar pendiente de todo sin que se me pase por alto ningún detalle. Bastante favorable en el aspecto personal en tal sentido”.

El gimnasio tiene 220 m2 y además tiene un patio, dijo el profesor, y consignó: “Tratamos que las personas no se crucen, terminar diez minutos antes cada turno para poder higienizar todo como corresponde y que las personas tengan el menor contacto posible entre quienes abandonan un turno y las personas que ocuparán el siguiente”.

“Gracias a Dios la gente respondió y pude llenar todos los turnos. La época del año favorece a la concurrencia porque estamos en primavera, se viene el calor y todos quieren entrenar”, consignó.

E indicó: “En los meses de enero y febrero que hace mucho calor son varias las personas que aflojan un poco con el tema del gimnasio, los meses de primavera suelen ser los más concurridos”.

“No tengo motivo para quejarme, realmente me siento cómodo trabajando de la manera actual e incluso cuando pase la pandemia voy a continuar trabajando de la misma manera”, aseguró, y puntualizó: “Pretendo seguir trabajando por grupos para poder brindar la mayor atención de forma personalizada a cada persona y poder conservar una línea de entrenamiento”.

“Es una forma de trabajar que nos permite atender mejor a la gente, más de un profesor se quedará trabajando de esta forma”, consideró.

En tal sentido, espetó: “Particularmente me resulta una forma cómoda de trabajar, también que esté todo higiniezado, dar seguridad a la gente en cuanto a limpieza”.

“En mi caso estoy cobrando $ 1.500, sé que otros profesores están cobrando mucho más pero como recién arranco prefiero que la gente concurra, vea el lugar, se sienta cómoda y tampoco se le puede pedir tanto debido a la situación económica que estamos solicitando”, esgrimió Salvatori.

Por último, mencionó: “Mi planificación está orientada a que una persona asista tres veces por semana, alguna puede faltar y no cumplir, pero le pido que me avise así poder organizarse con los turnos”.

No hay tags aún.
Buscar por tags

Contacto: