Alejandra Montenegro: “Contamos con el espacio en los salones para las burbujas que armamos”

La directora del Jardín Maternal ‘Estrellita de Belén’, Alejandra Montenegro explicó cómo será el regreso a clases de forma presencial para los niños y niñas de la educación inicial teniendo en cuenta los protocolos correspondientes.

Asimismo, hizo referencia a la realidad del Jardín que a partir de este año comenzará a funcionar en su remodelada sede de Ameghino Nº 163.

“El jardín se iba a inaugurar el año pasado, pero no llegamos a hacerla presencial porque todo el año 2020 tuvimos que manejarnos de forma virtual. Este año están volviendo los nenes a la presencialidad que va a ser parcial. Quiere decir que va a ser virtual y presencial”, comentó Montenegro a Radio del Centro.

“Es un jardín netamente maternal que se ubica en la calle Ameghino 163. Tenemos el mismo protocolo que emana la provincia. Fuimos trabajando el anexo tres y cuatro que eran por la desinfección por los casos de Covid y también si se presenta algún positivo”, señaló la directora, y amplió: “Además, todos los cuidados para que un niño ingrese al establecimiento. Se les toma la temperatura a los niños y a todo el personal, se podrá ingresar todo aquel niño o maestro que no superen los 37, 5º C y está prohibido el ingreso a toda persona ajena. Todos los útiles serán sanitizados”.

“El jardín provee servicio de comedor, pero por el momento los nenes traerán una vianda individual, lo que sí provee el jardín son las bolsas de alimentos para que ningún nene quede ajeno a la parte nutricional”, espetó.

“En nuestro caso, a partir de los dos años no se aconseja el uso de tapaboca”, puntualizó, y mencionó: “compartí una charla del área inicial, es difícil la situación como país y mundo estamos atravesando lo cual no quiere decir que sea imposible que el protocolo no nos abrume y nos impida continuar con el vínculo. Es lo esencial en un jardín de infantes. Hay que utilizar mucho más tiempo el aire libre y nosotros por suerte tenemos un buen patio”.

“Contamos con el espacio en los salones para las burbujas que armamos. Hicimos un acta de compromiso donde los padres saben que contamos con los protocolos”, consignó Montenegro.

E indicó: “A los nenes los dividimos en bloques de una semana. De acuerdo a las edades van a ser los horarios. Los niños de dos años van a venir dos horas. A la semana siguiente será de forma virtual. Así nos manejaremos con todos los grupos”.

“Esto es para que todos los grupos puedan tener presencialidad y virtualidad. Por el momento va a ser así hasta que esto se calme y pueda volver todo el grupo”, añadió.

Acto seguido, resaltó: “Por suerte sostuvimos la virtualidad el año pasado. Por eso pudimos mantener la matricula porque nunca se perdió el contacto. Si no lo hubiésemos podido sostener no estaríamos hablando de la matricula con la que contamos”.

“Las docentes van a estar en el jardín, se va a trabajar con actividades en el horario que estén en el establecimiento y se le va a enviar actividades a los hogares”, precisó.

Además, Montenegro subrayó: “Creció mucho la oferta privada y faltaba un poco la pública. Es un jardín de gestión privada con el propietario que es el municipio, esto quiere decir que el jardín es gratis. No hay que pagar matricula”.

“En condiciones normales el jardín provee de comedor, no ahora por temor a que lo niños compartan utensilios, donde se les garantiza el desayuno, también la merienda y el almuerzo para ambos turnos”, manifestó, y enfatizó: “Queremos poder trabajar en lo que es un jardín maternal puro en la zona. Nuestro jardín no tiene continuidad pedagógica como tienen otros”.

“Este año tuvo muchas contras, pero también tuvo sus pros, en el sentido de que hubo un acercamiento de la familia, una valoración hacia la tarea docente y un compartir desde sus casas. El caso nuestro fue muy productivo. Esto nos acerco muchos más a la familia y a lo vincular”, exclamó la directora, y acotó: “Hay familias que no me conocían, mi año fue solo virtual”.

“Fue un desafío enfrentarme a nuevos compañeros de trabajo y nuevas familias, pero no me resultó difícil porque enseguida estrechamos vínculos. Formamos una comunidad educativa nueva y muy buena”, destacó.

Y culminó: “Hay mucha matricula y mucha demanda. Tenemos muchos niños en lista de espera. La enseñanza municipal tuvo una repercusión importante en Chivilcoy”.

No hay tags aún.
Buscar por tags

Contacto: