Aníbal Berón: “El incremento de la harina es netamente especulativo”

Aníbal Berón


“El incremento de la harina es netamente especulativo”



El incremento de la harina y también de las materias primas lleva a que consecuentemente se produzca un incremento en el precio del pan, facturas y sus derivados.

Por tal motivo, Radio del Centro dialogó con Aníbal Berón, vinculado a la Panadería El Cañón que actualmente tiene a sus hijos como responsables.

Acerca de los aumentos, Aníbal Berón en principio lamentó: “Con mucho pesar recibir el aluvión del aumento con un producto de tanta necesidad como es el pan, la harina y todos sus derivados que tienen esta clase de productos. Es un hecho que preocupa, que entristece y que trae sus consecuencias”.

“En nuestro país siempre corremos detrás del incendio, no nos acostumbramos a organizarnos para defendernos, trabajar en equipo para que cuando esta clase de situaciones ocurran tengamos la posibilidad de reclamar y no quedarnos quietos como rehenes”, consignó Berón, e insistió: “Recibimos con mucho malestar esta clase de aumentos pero no únicamente por nosotros sino principalmente por la sociedad debido a que repercute en todos los ámbitos”.

“No hay clase que resulte más favorecida que otras, a excepción de las empresas multinacionales que manejan la economía y lo hacen de acuerdo a su criterio, no a las necesidades del país”, apuntó.

Seguidamente, el panadero esgrimió: “Escuchamos la queja del vecino, del comerciante y si bien, estamos acostumbrados a los aumentos en un país donde siempre fue una gerencia política se toma con mucho pesar aunque se pueda esquivar o salir un poco airosos porque no escapa el hecho de observar que un colega cayó, que un vecino cerró y golpea más en el estado de ánimo que en el bolsillo”.

“Somos rehenes de las empresas multinacionales, a mi me brindan explicaciones los gerentes de los molinos y una de ellas que más me llama la atención sobre la harina: que aumenta porque hay mucha demanda de exportación pero el producto más se vende y acá se aumenta. La explicación no me cabe en la cabeza, es muy contradictorio”, espetó.

Asimismo, subrayó: “Son situaciones que provocan conflictos porque están quienes consideran que aumentamos por caprichosos, queremos codiciar el dinero con respecto al trabajo y con mucho pesar debemos dar explicaciones”.

“A un cliente que me preguntaba por el precio explicaba que el pan de costo nada más está por encima de los $ 130 y después aumentaron el resto de las materias primas también”, puntualizó, y agregó: “La harina aumentó un cien por ciento y siempre quedamos atrás con los incrementos”.

“La cuenta que hacemos es que vendiendo en dinero casi el doble, el porcentaje de ganancias es el mismo que hace dos semanas atrás. No es que se vende más y el resto que queda es superior sino que es el mismo que días atrás”, mencionó Berón.

E indicó: “Asimismo, bajó en un 15 o 20 por ciento la producción porque la gente se resiste a pagar y en lugar de una docena de facturas o un kilo de pan compra menos, pero en dos semanas ya nos olvidaremos y nos acomodaremos al nuevo precio”.

“Hasta ahora no tenemos desabastecimiento de materia prima. Algunos molinos no entregan harina y los que sí, marcan el aumento un poco más”, sostuvo, y consideró: “El incremento de la harina es especulativo porque la excusa es que como la guerra frenó la entrega de harina en el mercado internacional hay más demanda para nosotros”.

“El precio de exportación debe ser más remunerable y nos hacen pagar más para contener la harina que se exportará. Es una cadena donde no pierde únicamente el panadero sino la sociedad que siempre cae en incertidumbre”, culminó.


Buscar por tags
No hay tags aún.