Ante todo pedir disculpas a la gente de Chivilcoy

El pívot de Gimnasia y Esgrima de Chivilcoy, José Luis Pappalardi, emitió declaraciones por Radio del Centro con la intención que cuenta su versión de los hechos en un juego ante Platense en La Plata que lo tuvo como principal protagonista en un episodio que tuvo hasta trascendencia internacional.

A falta 9 minutos y 28 segundos para terminar el partido, la expulsión de José Luis Pappalardi, de Gimnasia, a causa de dos faltas técnicas provocó el enojo del jugador ‘Albiverde’ e intentara agredir al árbitro Andrés Álvarez, que tuvo que salir corriendo del Julio Costa para salvaguardar su integridad física. Para ese momento la puntuación iba 56-43 a favor de Platense.

Ante todo Pappalardi hizo una autocrítica de lo sucedido pero dejó entrever que los jueces no actúan de la misma manera cuando a él le cometen infracciones de las mismas características.



“Sucedió un hecho que nunca tendría que haber ocurrido, por lo menos de mi parte. Ante todo pedir disculpas a toda la gente de Chivilcoy porque estamos representando a un club de la ciudad y éstas cosas no tienen porque pasar”, lamentó el basquetbolista, y agregó: “Pero pasaron, me hago cargo, salgo a dar la cara, ya pedí disculpas a quienes tenía que pedir disculpas y ahora a hacerme cargo de aquello que me toca”.

Seguidamente consideró en cuanto al desarrollo del torneo y su relación con los jueces: “Parecería que los árbitros me estaban buscando en algún punto para que reaccione, en un partido de local me cobraron 3 veces 3 segundos, me viven metiendo el dedo en la oreja, haciéndome enojar, no sé qué buscan con sus actitudes para conmigo”.

“No voy a venir a decir que soy una carmelita descalza porque tengo mi carácter pero si a mí no me molestas yo no te molesto”, soltó.

En tal sentido, señaló: “Llega un momento que como todo el mundo, te meten tanto el dedo dentro de la herida y tarde o temprano vas a saltar. Tuve un mal día, salté este domingo y me hago cargo de lo sucedido. Es un hecho que nunca tendría que haber sucedido, estuve mal y me hago cargo de toda esta situación”.

En cuanto a la viralización de lo sucedido, Pappalardi consignó: “Realmente observar las publicaciones de los medios nacionales como Telefé, Crónica me parece realmente fuera de lugar y además de muy mala leche porque en el país pasan cosas mucho peores”.

“Si me mandé una macana muy grande, importante y no tiene que volver a suceder pero lo hacen por una cuestión de amarillismo, de morbo cómo si no tuviesen temas de los que ocuparse realmente en Argentina y en otros países también”, enfatizó, y añadió: “Muchos medios se manejan así agarrar al que está de turno y se equivocó para darle con un caño, ya que es así…en una semana no se hablará más de este tema porque agarrarán a algún otro”.

Cuando le consultamos el por qué de su reacción, respondió: “No es excusa, ante todo, pero las faltas antideportivas que me cobra no tienen sentido. Me molestó que me cobrara una segunda falta antideportiva cuando ya tenía una, interpreto que lo hizo para sacarme del juego, caso contrario, me podría haber pitado una infracción común”.

“Mi reacción principalmente obedece a que cuando me estaba yendo para el vestuario observo que además de las faltas antideportivas, me cobra técnico y después me expulsa, ahí si se me salió la cadena. El técnico está bien cobrado porque me acerqué a protestarle porque no me fui de la cancha, pero no entiendo por qué me expulsa”, esgrimió.

Además, aclaró: “En ningún momento lo insulté al árbitro, ni le levanté la mano, ni lo empujé o lo toqué ni nada, en el video está clarito. Cuando me acerco a preguntarle qué me había cobrado lo único que hacía era hacerme gestos con la cara y se iba para atrás. El otro juez me dijo que ya habían cobrado y no había más nada que hacer”.

Posteriormente, apuntó contra las acciones de los árbitros: “Ocurre que siempre el que la liga es el jugador y los jueces también se equivocan, pero siempre siguen dirigiendo, agarran la plata y se van como si nada hubiera pasado.

Muchos árbitros se olvidan que nosotros hacemos un esfuerzo terrible, todas las semanas para ir a entrenar porque tenemos nuestros trabajos particulares, tenemos que viajar, el club hace un sacrificio enorme para conseguir una combi pero a los jueces no les importa nada sino que llegan, dirigen, cobran aquello que quieren y se van.

Llega el momento que uno ya se cansa de esas cosas, estoy cansado de soportar tantas situaciones de éstas características y exploté”.

Preguntado si se miden con la misma vara las faltas que él comente en relación a las que recibe, manifestó: “Nunca se mide con la misma vara cuando hago una falta que cuando me hacen una falta a mí. A mí se me cuelgan cinco tipos en el cuerpo, me pegan por todos lados y no me cobran ni una falta a favor, es así. En mi caso hago un poco de fuerza y no dudan un instante en cobrarme una falta en contra, pitarme varias veces tres segundos, llega un momento que ya te cansa”.

“Ya está, ahora me banco la decisión que se tome para conmigo y no juego más al básquet, me dedico a mi trabajo particular, no me caliento más y listo, si en definitiva era lo que estaban buscando. Ya está les di el gusto”, aseveró.

Acerca de lo ocurrido fuera del club, Pappalardi dijo: “La gente de Platense me fue a buscar y a tranquilizar fuera del club, realmente se portaron muy bien conmigo, me pidieron que me calmara y no la lleve a mayores. Así que me metí en el vestuario, me cambié y me fui”.

“Lo demás pasa por invento de distintos medios o de gente que no tiene nada que hacer y se dedica a comentar cosas en internet, que pongan lo que quieran, yo sé lo que pasó y me hago cargo”, remarcó.

Por último, insistió en el pedido de disculpas en relación a que el hecho se hiciera tan viral y que se ‘conozca Chivilcoy de esta forma, me encuentro muy avergonzado, no era mi intención pero las cosas pasaron así, me hago cargo y no me queda más que volver a pedir disculpas”.




Buscar por tags
No hay tags aún.