top of page

“Anteriormente podíamos controlar los precios de los programas establecidos, ahora no se puede debido a que no se tiene un precio de referencia”

El titular de la Oficina Municipal de Información al Consumidor (O.M.I.C.), Joaquín Oteiza y la variación de precios que hoy complica al control no solamente de los organismos si no también a las familias por la disparidad existente.

Además, ya tampoco están los programas de Precios Cuidados ni Precios Justos para tener una referencia de precios en las grandes cadenas y además también se impone la variación donde un producto puede tener un valor u otro dependiendo del comercio donde se concurra comprar.

Al dialogar en Radio del Centro, Oteiza manifestó: “Actualmente estamos observando que existe una variación de precios en diferentes productos o un mismo producto pero en lugares distintos, que hasta parece irracional. Cualquiera de nosotros concurre a un supermercado a hacer compras donde descubrimos que 1 kilo de yerba en un comercio tiene un precio y en otro comercio su valor es distinto”.

“En este momento una de las cosas que nos llamó poderosamente la atención obedece a que una gaseosa de segunda o tercera marca está más cara que la más famosa marca a nivel internacional cuando antes era absolutamente al revés y termina afectando el nivel de competencia porque no puede competir contra la más grande debido a que ésta última le baja el precio y termina siendo más barata que la tercera marca”, consignó el funcionario.

E indicó: “Se generan ciertas cuestiones donde hay que estar muy atentos porque afecta fundamentalmente a las Pymes donde el costo de producción de una multinacional no es la misma en relación a una Pyme Argentina, por eso el valor de la nacional termina siendo igual o más alta en relación a la multinacional por los costos que tiene”.

“Además, las multinacionales pueden sostener económicamente los precios bajos en la competencia que está ocurriendo cuando no existe regulación y al haberse caído todos los programas que había de Precios Justos, Precios Cuidados implica que hay un libre precio quedando abierto a aquello que el proveedor le vende y después al criterio que el comerciante pretende establecer en la góndola”, remarcó Oteiza.

A este respecto, el director de la OMIC mencionó: “Anteriormente podíamos controlar los precios de los programas establecidos, ahora no se puede debido a que no se tiene un precio de referencia. Está claro que bajar no baja nada, los productos aumentan constantemente y por supuesto existe una cuestión especulativa, económica, financiera de las grandes empresas que obtienen rentabilidades enormes”.

“No se puede tener un producto una semana a $ 2000 y la semana siguiente cuesta $ 1000, cómo se justifica aunque sin embargo ocurre y lo comprobamos. Y la pregunta es ¿cuál es el valor real? los $ 1000 o $ 2000, pasa mucho y consideramos que el valor real sería $1000 pero seguramente una persona a $ 2000 también compró ese producto porque en el nivel de desconocimiento que hay sobre los precios, no existe un valor de referencia de nada, entonces vas y pagás un producto $ 2000 o $ 1000”, subrayó el funcionario, y apuntó: “ahí surge un abuso, una especulación en algunos sectores. Lógicamente hay personas que terminan comprando un producto a cualquier precio porque quería o necesitaba consumirlo en ese momento y lo llevó”.

“Nuestra recomendación es tratar de prestar mucha atención a los precios, buscar la mayor posibilidad dentro de los más bajos que haya porque hoy la situación económica está afectando bastante a sectores que anteriormente no se encontraban tan perjudicados como sucede actualmente”, culminó.



Comentarios

Obtuvo 0 de 5 estrellas.
Aún no hay calificaciones

Agrega una calificación
Buscar por tags
No hay etiquetas aún.
bottom of page