Básquet: Vendaval de la Academia con un Gamazo estelar



En un encuentro donde ambos equipos tuvieron ausencias relacionadas con el coronavirus (Alejo Barrales en el local, más Galo Impini, Octavio Boxler Germanier y el técnico Cali Pérez en la visita), Racing de Chivilcoy superó a Tomás Rocamora de Concepción del Uruguay por 76-62, y de esta manera sumó su tercer triunfo consecutivo para continuar prendido en las primeras posiciones de la Conferencia Sur.

El juego se definió en los primeros minutos, cuando el dueño de casa estableció una diferencia clave que luego, con algunos altibajos, fue manteniendo a lo largo de todo el partido. En este encuentro, lo mejor para el dueño de casa pasó por Joaquín Gamazo (29 puntos + 18 rebotes), Carlos Báez (10 puntos + 8 rebotes), Ricardo Fernández (11 puntos) y Erbel De Pietro (10 puntos); mientras que por el lado visitante, lo más destacado estuvo a cargo de Manuel Gómez (13 puntos), Tomás Verbauwede (14 puntos) y Justo Catalín (14 puntos).

Los primeros minutos mostraron a Racing muy firme en la defensa protegiendo su propio tablero para salir de contra; eso le permitió meter una corrida de 6-0 obligando a la visita a solicitar su primer minuto muy temprano. A la salida cambiaron muy pocas cosas, porque el local castigó con Joaquín Gamazo (12 puntos en el período) llegando al meridiano arriba por 12-3; el juego tenía un solo dueño, ya que los conducidos por Diego D'Ambrosio siguieron protegiendo de la mejor manera su propia tabla y cada vez que pudieron, corrieron la cancha para llegar en superidad, haciendo crecer la brecha que, al final del primer cuarto fue de 21-6.

Con respecto al segundo período, el desarrollo de los primeros minutos fueron parejos, porque de un lado Erbel De Pietro encontró varios puntos, pero del otro, Manuel Gómez tiró del carro para la visita. Claro que Racing gozaba de la ventaja conseguida en el primer cuarto y llegó al meridiano ganando por 31-18, y luego de un tiempo muerto solicitado por Diego D'Ambrosio, metió un par de buenas defensas y definió correctamente las ofensivas (con una bomba de Ezequiel Mazzeo, entre ellas) para escaparse a casi dos decenas; sin embargo, Tomás Rocamora ganó confianza y ganó puntos en Justo Catalín para mantener la expectativa, llegando al descanso largo con el triunfo local por 44-30.

En cuanto al tercer capítulo, las acciones fueron las más ordinarias del encuentro, con muchas pérdidas y malas decisiones de ambos, además de mostrar bajos porcentajes; lentamente con Tomás Verbauwede como líder anotador, Tomás Rocamora achicó y se puso a solamente una decena, aprovechando el peor momento de Racing, que de todas maneras encontró puntos en varias manos para conseguir algo de tranquilidad con Joaquín Gamazo dominando el poste bajo. En un abrir y cerrar de ojos el dueño de casa logró correr un par de balones y volver a una diferencia cercana a las dos decenas; en el cierre, el dueño de casa sostuvo la ventaja y llegó a los últimos 10 minutos ganando por 63-45.

Con respecto al período final, Racing no aflojó y mantuvo la intensidad para evitar sorpresas, y de la mano de un imparable Joaquín Gamazo más la defensa, logró rápidamente una diferencia superior a las dos decenas, consiguiendo tranquilidad. Lentamente los conducidos por Diego D'Ambrosio fueron cerrando el juego sin permitir reacción alguna de la visita, y hasta se dio el lujo de cerrar los últimos 5 minutos con los juveniles en cancha. Finalmente Tomás de Rocamora consiguió achicar algo en los últimos segundos, pero nada hizo peligrar la victoria del dueño de casa, que fue de 76-62 para seguir arriba. Informe y foto: Prensa Racing.



Buscar por tags
No hay tags aún.