Bianchi: “Los recursos que se le sacan al campo no se destinan a solucionar los problemas"

El Vicepresidente de la Federación Agraria Argentina, Marcelo Bianchi, se expresó con respecto al significado y qué dejó la proclama en San Nicolás del viernes 9 de Julio.

Entrevistado en Radio del Centro, Bianchi señaló: “Fue una manifestación de muchos productores que no están de acuerdo con algunas medidas que tomó el gobierno y realmente pretenden un cambio en algunas de las actitudes en relación a las acciones que decidió implementar en el último tiempo especialmente con el cierre de exportaciones de carne”.

“El productor estuvo participando en la proclama de la misma manera que otros sectores como los gastronómicos, hoteleros que reflejaron la disconformidad existente”, dijo, aunque aclaró: “No solamente nos quedamos en la queja sino que presentamos propuestas alternativas al gobierno en relación a la medida del cierre de exportaciones de carne que no entendemos el por qué”.

“El último censo agropecuario lo determinó muy bien en relación a que 5.000 productores quedaron afuera y son los medianos o más pequeños que no ingresaron al circuito por una gran concentración que se da mucho en agricultura al tratarse de una producción en mayor escala, mucho más rápida que la ganadera”, consignó.

Además, esgrimió: “Por lo tanto, esa medida del gobierno de dejar ahora al 50 por ciento la exportación de carne complica porque la ganadería tiene un papel fundamental en los productores porque al tener animales en el campo éstos tienen que ir todos los días, se hace una inversión a largo plazo y además se crean fuentes de trabajo como sucede con producciones alternativas a la agropecuaria”.

“No entendemos el motivo porque es carne que no consumimos en nuestro país. Hay un gran descontento por medidas que se toman y lo ocurrido en 9 de Julio es la demostración”, afirmó.

Seguidamente, remarcó: “No debemos olvidarnos que actualmente los granos, como la soja que tiene un 33 por ciento de retenciones, mientras que, el trigo y maíz tienen un 15 por ciento cada uno”.

“Amén de algunas otras circunstancias particulares de los productores, la presión fiscal hace que sea imposible poder trabajar en tales condiciones y con la inflación que tenemos”, aseveró.

“Son varias las medidas que estamos solicitando, nos escuchan pero nada se soluciona como pasa con la devolución de las retenciones”, planteó, y añadió: “Escuchamos que el gobierno devolvió parte a los pequeños y medianos productores pero no terminó de hacerlo completamente porque algunos pudieron recibir una cuota y otros ninguna”.

“Fue un lugar donde, como entidad, nos pudimos manifestar dejando la política de lado y por los derechos mismos de los productores, nada más que por eso concurrimos e intentamos no meternos en las cuestiones políticas. Además, los productores tuvieron la posibilidad de escuchar a los dirigentes”, sostuvo Bianchi.

E indicó: “Otra de las cuestiones que notamos obedece a que los recursos que se le sacan al campo no se destinan a solucionar los problemas de aquellos sectores que la están pasando mal”.

“Todos los gobiernos descuentan las retenciones pero continuamos teniendo rutas en malas condiciones, escuelas viejas con falta de estructura, aumenta la pobreza”, apuntó, y enfatizó: “Pretendemos que nuestros impuestos se reflejen pero no sucede en ningún ámbito y es una cuestión que viene sucediendo desde hace años”.

“Tenemos que exigir al oficialismo y oposición para que se pongan en marcha y puedan llegar a acuerdos con todos los sectores productivos para realizar una tarea conjunta y no beneficiando a algunos. Hay que crear mano de obra para generar más trabajo y puedan salir de la pobreza”, sugirió.

Volviendo a la exportación de carne, remarcó: “Ahora puede exportase el 50 por ciento de todos los cortes inclusive de aquellas vacas vieja o conserva que en Argentina no se consume y desconozco qué sucederá con ella a partir de ahora”.

“Para tener una ganadería con precios accesibles para todos los consumidores se necesitan muchos más animales, mayor cantidad de faena por día, los frigoríficos trabajando al cien por ciento. Cuando se le pone un pie encima a la producción se retrotrae la oferta y es más cara”, espetó.

Asimismo, puntualizó: “la inflación y bajos salarios que hay en el país impiden a los trabajadores comprar la carne al precio actual. Son cuestiones que el gobierno debe solucionar como la inflación y emisión de billetes porque todos los días a cada habitante nos saca un poco de nuestro sueldo”.

“A la gente no le alcanza para comprar carne porque su sueldo, amén de los aumentos que puedan tener, está cada vez más decaído. Hay que cambiar en muchos aspectos porque vamos camino a ser cada día más pobres y no quiero un país así”, finalizó.






Buscar por tags
No hay tags aún.