top of page

Claudio Enri: “El acatamiento fue absoluto porque la situación es desesperante"

“El acatamiento fue absoluto porque la situación es desesperante y la gente no puede ejercer su actividad”



Paro de transporte: el Gobierno lanzó una convocatoria, aunque sigue el reclamo.

El gremio asistirá a la mesa de negociación para extender el reclamo por la tarifa

El paro del transporte de granos va por el segundo día y afecta fuertemente el ingreso de mercadería a los puertos del Gran Rosario. Finalmente, hubo una convocatoria oficial por parte del Gobierno y llamó a la Mesa de Negociación Participativa.

El encuentro será este miércoles a las 9.30 en el Ministerio de Transporte. Sin embargo, desde el gremio señalaron que el paro continúa.

La medida, que apunta a actualizar la tarifa y a asegurar la disponibilidad de gasoil en la cosecha, es por tiempo indeterminado.

A este respecto, dialogamos en Radio del Centro con

Claudio Enri, Secretario Gremial de la Federación de Transportadores Argentinos (Fetra).

En relación a la determinación de hacer un paro, expresó: “Los paros de la Federación de Transportes son por tiempo indeterminados pero no somos caprichosos para subirnos a la vera de la ruta.

Hace 15 días cuando nos encontramos las primeras subas de combustible nos pusimos en alerta y movilización comenzando a hablar con la intención que se conforme una mesa buscando prevenir un incremento mayor y poder seguir desarrollando nuestra actividad de manera habitual.

Estuvimos una semana con alerta y movilización, sin recibir noticia alguna, planteamos un cese de actividades en acopios, campos e ingresos a los puertos”.

Enri destacó el alto acatamiento: “El día 11 de abril a las 0 largamos el paro con presencia masiva en todos los cruces de las rutas del cereal en todo el país con un acatamiento total y de hecho nunca observé en los años de actividad que tengo una adhesión tan grande.

A punto tal el acatamiento que a los puertos del cordón de Rosario no ingresó ni un solo camión. Las noticias mencionaban que se habían descargado mil camiones pero ya estaban dentro antes que empiece nuestro reclamo. Posteriormente, no ingresó ningún camión.

A la hora 0 fui a recorrer bajo la lluvia nuestras asambleas y ya no había camiones circulando y de hecho parecía un día feriado o domingo porque este lunes no hubo actividad.

Si bien, somos una federación que convocamos a la mayoría de camiones cerealeros el acatamiento fue absoluto porque la situación es desesperante y la gente no puede ejercer su actividad”.

En cuanto al aumento del combustible, subrayó: “Estamos en presencia de un aumento encubierto de combustible porque el precio de bandera oficial está en $ 120 pero es un valor imposible de conseguir, no hay. Venden a un precio de $ 160, $ 170, $ 190 y $ 200 en algunos lugares puntuales. El aumento del combustible hace que escasee porque no hay suministro. Nuestros compañeros para terminar un viaje tienen que parar para cargar dos o tres veces combustibles en pos de llegar a destino.

Con el agravante que si el proveedor habitual que brinda cuenta corriente para pagar en 30 o 40 días no tiene, que es cuando cobramos nuestro trabajo, hay que salir afuera a cargar combustible y pagarlo al contado.

Es todo un problema porque la actividad se cobra a 30 días, estando a principio de cosecha donde el transportista se hace de alguna moneda extra para poder pasar el año pero actualmente no tenemos dinero para poder cargar combustible, donde se carga te cobran al contado y se necesita recorrer dos o tres estaciones de servicio para poder completar un viaje, es un desastre. Por lo tanto, los transportistas dijimos basta y por eso el acatamiento terrible”.

En cuanto a solicitud para con la tarifa de combustible, el dirigente consignó: “No es que nos levantamos un día enojados y decidimos hacer asambleas en las rutas, nos llevan porque no existe la previsibilidad, no se puede trabajar a pérdida. Es difícil trabajar con una tarifa que pactamos en febrero 2022 con un gasoil a $ 102 a realizar la actividad en algunos lugares donde te llegan a cobrar $ 200, no se puede.

Por lo tanto, solicitamos que blanqueen el precio que tendrá el combustible, asegurar el abastecimiento aunque entiendo una vez establecido el precio, el combustible aparecerá y saldrán de las petroleras. Luego, nos sentamos y hablamos el precio de las tarifas.

El problema no lo tenemos únicamente los cerealistas sino también quienes deben repartir carga general y el productor agropecuario también es toda una cadena”.

Acerca de los tiempos de viajes ante la situación descripta, Enri esgrimió: “Hay transportistas que estuvieron hasta un día en el norte para poder completar el combustible, así llenar la carga y poder emprender el viaje de regreso a su casa. No ocurre solamente en el transporte de granos estamos todos dentro de una gran olla a presión.

La tarifa nacional de referencia se basa en estudios de costos avalados por distintas universidades. Cuando se tiene el costo del combustible lo trasladamos a la tarifa que teníamos en febrero y arrojará la tarifa con la que debemos viajar ahora.

Si cuando nos juntamos y arreglamos la tarifa la cobraremos con el solo hecho de presentar el acta firmada no podemos esperar tiempos normales de burocracia porque la cosecha se va y la actividad hay que hacerla.

No entiendo como la actividad mayor que tiene nuestro país que es trasportar cereales para que entren divisas puede estar en esta situación porque no tenemos abastecimiento de combustible, no sabemos quién lo tiene o hay que pagar lo que ellos quieren”.


Comentarios

Obtuvo 0 de 5 estrellas.
Aún no hay calificaciones

Agrega una calificación
Buscar por tags
No hay tags aún.
bottom of page