top of page

Colegio Misericordia: Plantación de un olivo en la Plaza Principal para celebrar el 140º aniversario





Se conmemoran este sábado 12 de marzo los 140 años, del tan promisorio y auspicioso arribo a Chivilcoy, de las primeras religiosas, de la congregación “Hijas de Nuestra Señora de la Misericordia”, quienes llegaron a esta ciudad, hacia el mes de marzo de 1882, y hubieron de sentar las muy sólidas y duraderas bases fundacionales, del antiguo y tradicional Colegio – sito en la intersección de las calles 9 de Julio y General Paz -, que ha cumplido, desenvuelto y transitado, un largo y fecundo camino de sublime amor cristiano, bondad evangélica, laboriosidad, esfuerzo, entrega, docencia y enseñanza, y constituye y conforma hoy, todo un auténtico símbolo o emblema y, un glorioso bastión o baluarte, en la historia de la educación chivilcoyana.

Dichas religiosas, pertenecientes a la congregación, que creó la abnegada y piadosa santa italiana, Sor María Josefa Rosello, en 1837, se radicaron aquí, en nuestro medio, con el noble propósito y la elevada misión, de consagrarse al quehacer pedagógico, y así, de ese modo, se abocaron, entonces, empeñosa y pacientemente, a la instrucción pública; recibiendo el particular y generoso apoyo, de la señorita Margarita Kavanagh, la cual, donó el inmueble, donde comenzó a funcionar el Colegio, que breve tiempo después, abrió sus puertas, hacia el 20 de mayo de 1882.

El citado establecimiento, inició su actividad educativa, en el nivel elemental o primario, comenzando el ciclo lectivo, con unas treinta y dos alumnas, y fijando e instituyendo, además, un régimen de pupilas, medio pupilas y externas. Se redactó un plan de estudios, que incluía diferentes materias, tales como: matemática, castellano, gramática, historia, geografía, moral y religión y, por otra parte, se dictaban cursos de tareas domésticas y manualidades hogareñas.

En 1956, nació la rama preescolar, del Jardín de Infantes; en 1957, se organizó el nivel medio o secundario, incorporándose tres años más tarde, en 1960, el curso de magisterio, y en 1994, el Colegio, que había tenido hasta ese momento, un alumnado exclusivamente femenino, se transformó en mixto. En otro orden, el 25 de noviembre de 1933, hubo de inaugurarse la capilla del establecimiento, que fuera diseñada por el caracterizado y prestigioso arquitecto, Abel Basso Dastugue, ex rector del Colegio Nacional “José Hernández”, quien confeccionó los planos y dirigió la correspondiente obra.

Una de las religiosas, de la mencionada congregación, la hermana, Sor María Victoria Prando (1921 – 2021), editó un interesante volumen evocativo, el cual, ofrece una ilustrativa reseña de índole histórica, acerca de la trayectoria educacional del Colegio Nuestra Señora de la Misericordia; un colegio que, celebra hoy, su 140 aniversario, manteniéndose siempre fiel y obediente, a la sabia y rectora consigna, de la santa, Sor María Josefa Rosello: “El corazón a Dios y las manos al trabajo”.

Con motivo de los 140 años de vida institucional – educativa en nuestra ciudad, este viernes al mediodía directivos, docentes y alumnos plantaron un olivo en la Plaza 25 de Mayo de nuestra ciudad.

“Fue una celebración muy sencilla pero muy sentida con mucho amor”

Laura Vogliano, la Directora del Colegio Nuestra Señora de la Misericordia del nivel secundario manifestó a La Campaña: “Nos reunimos en la Plaza 25 de Mayo para celebrar los 140 años de Fundación del Colegio Nuestra Señora de la Misericordia en la ciudad de Chivilcoy.

Concurrimos con todos los alumnos que pudieron acompañarnos y fue una celebración muy sencilla pero muy sentida con mucho amor y corazón celebrando tanto tiempo de acompañar a nuestros adolescentes, a nuestros niños en su educación.

Durante el año iremos realizando distintas celebraciones y la primera acción fue la plantación de este árbol.

Al tener poco tiempo desde el inicio del ciclo lectivo hasta la fecha misma de la celebración del aniversario del colegio, decidimos realizar el sencillo gesto de plantar un árbol simbolizando a la vida, a la paz en un momento tan difícil que atraviesa el mundo”.

“La idea era rememorar la importancia de la llegada de las religiosas a Chivilcoy”

Verónica Fitipaldi, la directora del nivel primario señaló: “la idea era rememorar la importancia de la llegada de las religiosas a Chivilcoy porque fueron quienes aportaron a la educación católica en una ciudad que en ese momento también era joven y nuestro Colegio que es tradicional tuvo que ir cambiando con el transcurrir de los años como fueron cambiando los tiempos.

Al principio se trataba únicamente de un Colegio de niñas y señoritas, mientras que, actualmente tenemos a las mujeres pero también incorporamos a los varones con los tres niveles de educación: inicial, primaria y secundaria cuando en sus orígenes se abrió únicamente con el nivel primario que es el de mayor antigüedad, en tanto que, secundaria y jardín superan los 60 años.

Muy felices porque nuestro colegio tiene siempre un grupo importante de familias que acompañan y son las mismas quienes siguen eligiendo la institución.

Actualmente estamos acompañadas por cuatro hermanas: María Josefa, Isabel, Silvia y Andrea y en nuestro caso somos más de 80 personas trabajando en la institución”.





Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
Buscar por tags
No hay etiquetas aún.
bottom of page