top of page

“Conozco lo que voy a encontrar porque es mi disciplina y quiero ser presidente"

El ex secretario de comercio, Guillermo Moreno, inscribió la alianza “Principios y Valores”, sello con el que aspira a competir por la presidencia en agosto. El precandidato presentará al secretario general de la Asociación del Personal de los Organismos de Previsión Social (APOPS), Leonardo Fabre, como su compañero de fórmula. Además, el dirigente social Luis D’Elía y el empresario Alberto Samid también formarán parte del armado, como gobernador e intendente de La Matanza, respectivamente.

Moreno visitó este jueves Chivilcoy para inaugurar una unidad básica en la avenida Bernardo de Irigoyen pero antes tuvo una parada por Radio del Centro donde comentó por qué pretende ser presidir al país y dejó algunas de las acciones que llevaría a cabo en caso de ser gobierno.


-¿La doctrina peronista que importancia tiene para Guillermo Moreno?

-Hay verdades que son evidentes y son los principios porque debe organizarse a la sociedad enrededor del amor no se puede hacer en un velatorio, es una verdad evidente y con ciudadanos valientes, no se puede hacer con ciudadanos cobardes, la sociedad debe tener justicia. Son verdades que vienen de la propia crianza ejercida en el hogar, no existe una explicación si no que es una verdad evidente.

De la misma que manera que geografía te explicaban que por un punto pasa la infinita recta y se entiende, no hay una demostración. Son verdades evidentes que deben articularse detrás de organizar los recursos públicos y es lo que hace la doctrina peronista, organiza la sociedad de tal manera que construye un gobierno esclavo para un pueblo libre.

Es necesario que miles de compañeros estén adoctrinados porque llevar un gobierno el primer día de la asunción son 50, al otro día ya son 500, al poco tiempo tienen que ser miles y la manera que miles de personas piensen razonablemente lo mismo es la doctrina.

La doctrina al Presidente le especialmente para tomar decisiones cuando surge un tema novedoso como pasó con la pandemia que nunca habíamos vivido y no es lo mismo avanzar sobre la solución de los conflictos teniendo doctrina que no teniéndola. La forma que centenares de funcionarios que dejen trabajar para sacar un decreto vayan en una misma dirección de no tener doctrina.


-¿El gobierno actual tuvo doctrina para manejar la pandemia?

-De dónde sacó el Presidente que entre la salud y la economía elegía la salud, si la doctrina dice que para tener buena salud hay que tener buena economía. La doctrina no te pone a optar por economía y salud, estaba la posibilidad de poder decir que si no hay una buena economía no hay una buena salud. La falta de doctrina generó el perjuicio que cometió sobre la sociedad Argentina siendo peor que en otros países, por eso la economía cayó como un piano y así empezó a regalar plata porque si a la gente no la dejaba trabajar y de alguna manera tenía que vivir, pero resulta que después faltaban los productos que generan ese trabajo. Entonces, si se da dinero y no hay más producción lo único que puede pasar es que aumenten los precios y alguien le tendría que haber explicado al Presidente que siguiera la doctrina porque de haberla tenido no hubiese cometido semejante barbaridades.


-¿Qué implementaría para el sector agropecuario?

-Argentina necesita de una ley de arrendamientos que baje el costo del productor. Los productores tienen que pagar entre un 40 y 50% de su producción para el dueño de la tierra y sobre la otra mitad ingresan todos los costos. Como el precio permite pagar el alquiler y les quede una moneda, lo pagan aunque a los trabajadores no les sirve. El costo del productor se baja con una ley de arrendamiento después se pueden poner las retenciones donde sea necesario sin perjudicar la rentabilidad del productor, con ese dinero se pagan los compromisos externos y a su vez se bajan los precios de los alimentos.

Cuando llegué al gobierno las hectáreas en esta zona de la provincia estaban a $ 3 mil, mientras que, hoy están a $ 20 o $ 22 mil, todo producto de un buen gobierno y si la mercadería no llega al puerto tarde o temprano quién va a producir.


-¿Por qué quiere ser Presidente?

-Conozco lo que voy a encontrar porque es mi disciplina y quiero ser presidente porque el pueblo está sufriendo, es mucho dolor para mi generación que el pueblo sufra. Es feo que el pueblo sufra, hay hambre, hay desinterés. Hay que comprometerse con la política porque es el proyecto del país. La política tiene dos momentos muy diferenciados: cuando se discuten cargos para buscar representantes de la sociedad que tomen decisiones, pero cada tanto la política también decide discutir cuál es el destino del país y en este momento se dan los dos temas en relación a cuál es el destino del país y cuáles son los cargos a ocupar para conseguir ese destino. Por lo tanto, me motiva a ser Presidente el poder mitigar el hambre de un pueblo que está sufriendo y encontrar el sendero adecuado para terminar con ese flagelo para que se consolide el país así tener un pueblo razonablemente feliz.


-¿Cuándo empezó todo el inconveniente económico?

-Pasó que llegó Kicillof y devaluó innecesariamente en enero de 2014, no era una solución devaluar si no que tomó ese atajo y comenzó un ciclo que no terminó, ahora sigue con Massa. No necesariamente los ciclos políticos y económicos van de la mano porque se puede pensar que con el cambio de Presidente cambia la política económica pero no es así. La convertibilidad es un ejemplo con Menem y De La Rúa, dos ciclos políticamente bien distintos pero el mismo criterio económico.


-¿Y por dónde se empieza a solucionar?

-Ante todo hay que terminar con el paco, en el Gran Buenos Aires hay mucho y genera un delito absolutamente ridículo e incluso incontrolable. La primera decisión es terminar con el paco y se termina en Nordelta tocando los timbres adecuados para terminar con la historia que haré con el bastón de mando. Después hay que implementar la Ley de Arrendamiento porque se termina la discusión de la deuda.


-¿La realidad energética del país?

-Fui el último funcionario que hizo el costo de la energía, el costo generación es el que pagan las distribuidoras la energía, después está el transporte y distribución. Ocurre que de Vaca Muerta se habla pero cuando vamos a los papeles nos encontramos al famoso gasoducto ‘Néstor Kichner’ lo termina pagando el estado y si hay un negocio tan importante en Vaca Muerta por qué no lo hacen los privados, es extraño lo que pasa ahí porque muchos hablan pero la obra debimos hacerla entre todos ya que, caso contrario, no se hacía.

Si se hace costo no se precisa subsidiar aunque no entiendo como pagan subsidios sin hacer costos, el estado puede pagar un subsidio cuando de común acuerdo se vende por debajo del costo y ahí se da la diferencia entre costo y precio de venta, ese subsidio está bien pero sin costo no entiendo como puede pagarse. No explica como pueden decir que la energía está cara o barata.


-¿Principios y Valores es una alternativa a…?

-Hicieron un reportaje a Scioli y preguntaron qué encontraba de virtuoso del actual gobierno, apareciendo como oficialista. El oficialismo con cualquier nombre será una catástrofe pero no implica que la pandilla de Macri sea una opción porque en 2015 fueron una opción Macri y su pandilla, ahora no quedó Macri si no su pandilla que también hambrío al pueblo teniendo ahora a Bullrich disfrazada de gendarme. No veo que el hambre presente se pueda resolver y por tal motivo, tenemos que venir los que nunca fracasamos porque es Principios y Valores la verdadera opción peronista, no hay otra. Un gobierno cuyo pueblo tiene hambre no es peronista, hay hambre y es peor que con Macri. Es lo mismo, como queremos una sociedad con justicia somos justicialista. Perón hablaba de la doctrina justicialista y del Partido Justicialista pero también hablaba de los cursos de formación peronista sin sinónimos.


-¿La Provincia de Buenos Aires?

-Estamos trabajando con el compañero Luis Delía, una persona que quiere al pueblo a diferencia de Kicillof que se asustó cuando se le subió una señora al escenario en Brandsen, tenía cara de miedo a persona que quiso hablarle. Ocurre que le tienen miedo al pueblo, pero nosotros no somos así y la prueba esta en el primer día de asunción de Néstor Kirchner se lastimó la ceja porque se acercó a saludar a la gente, chocando un fotógrafo pero los políticos actuales ni se acercan.




Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
Buscar por tags
No hay tags aún.
bottom of page