top of page

Dr. Luis María Mariano: “Es un hecho anómalo, contemplado en la Constitución como delito”



Este martes, manifestantes y referentes del ‘kirchnerismo’ se expresaron contra la Corte Suprema de la Nación frente al Palacio de Tribunales.

Llamaron a marchar bajo consignas de lo más variadas: desde “fin del lawfare”, “basta de impunidad” y “democratización de la Justicia”, hasta la renuncia del Máximo Tribunal, integrado por Horacio Rosatti, Carlos Rosenkrantz, Juan Carlos Maqueda y Ricardo Lorenzetti.

De este tema se expresó en una entrevista con Radio del Centro, el Dr. Luis María Mariano, convencional provincial de la Unión Cívica Radical.

Al paso, también se ocupó de dedicar algunas palabras a la reunión de Máximo Kirchner como presidente del bloque de diputados nacionales del Frente de Todos.

-¿Qué opinión le merece la manifestación contra la Suprema Corte de Justicia?

-Realmente es un hecho anómalo, que está contemplado en la Constitución como delito de sedición, máxime si se escuchan los discursos brindados por los organizadores que son actos tremendamente golpistas que afectan la institucionalidad.

Si hay algo que es basamento en una República es una justicia independiente y afectar la Corte Suprema en el peor de los sentidos porque quieren dejar a salvo la institución pero destruir a los Ministros.

Si se traslada al Poder Ejecutivo el querer destituir al Presidente de la República, que también conforma la constitucionalidad, claramente estaríamos hablando de un golpe de estado; comparándolo con las pretensiones que se tienen para con la Corte queriendo que renuncien los jueces es exactamente lo mismo porque buscarían colocar los jueces amigos para que precisamente los convocantes a esta marcha que son todos procesados, condenados tendrían la vía libre para aparecer como personas inocentes que nunca hayan tenido actos de corrupción.

Me encuentro absolutamente en contra, se tipificó el delito de sedición contemplado en el artículo 22 y también no se utilizaron los procedimientos que la Constitución refiere respecto a la destitución de los jueces. Estamos ante un grave hecho que afecta la institucionalidad del país.

-¿Qué implica la institucionalidad?

-La institucionalidad implica que los jueces duran en sus cargos mientras conserven su buena conducta, en caso de existir algún hecho de corrupción se ponen en marcha los procedimientos naturales que indica la Constitución para destituirlos pero no se puso en marcha ese funcionamiento y por lo tanto, los jueces gozan de su perfecta autonomía e independencia.

-¿El camino para poder reemplazar jueces?

-Actos de corrupción hubo muchos en Argentina durante bastantes años que estuvieron diferentes gobiernos en el poder y la justicia siempre manifestó su lentitud para resolver casos que son altamente probados de corrupción pero surge esa falla en la demora de la resolución de los casos.

Si hay fallas en el procedimiento de la justicia para ello está tanto el poder ejecutivo como el propio legislativo para que conformen una nueva legislación y poder agilizar los procesos pero de ninguna manera se puede convocar una marcha para destituir o pedir la renuncia como se hizo. Aunque de todas maneras fue bastante pobre en tanto que convocatoria como asimismo en el aspecto intelectual de los discursos.

Siempre cuando hay un fallo de la corte no puede, de ninguna manera, conformar a todos y siempre habrá algún dolido pero debe respetar la institucionalidad. Ante un acto de corrupción no hay mucho que evaluar, se es corrupto. Por ejemplo, Amado Boudou condenado por un hecho de corrupción estaba convocando a la marcha, nada puede molestar a los jueces porque está más que comprobado.

-¿La justicia puede ser independiente al poder político?

-La cadencia que utiliza a veces la justicia de acomodarse al poder de turno no es la justicia independiente que uno pretende desde la perspectiva institucional. Aunque ocurran estos hechos en el ámbito político tampoco es lógico pedirles la renuncia no se puede atacar una actitud negativa con otra actitud negativa sino que pretendemos la institucionalidad funcione correctamente siempre dentro de una república democrática.

No quiero decir tampoco que la justicia es inocente con respecto a la totalidad de las instituciones republicanas, no es inocente pero de todas maneras esa cadencia que tiene de acomodarse a los tiempos políticos tampoco puede ser motivo para pretender destituir a sus integrantes sino que debe mejorarse la institucionalidad.

La justicia tiene que ser absolutamente independiente, es una expresión de deseo aunque a veces tiene vaivenes, acomodamiento a los tiempos políticos que están transitando.

-¿No está acuerdo con marchas, movilizaciones?

-El asunto es más complejo y depende de personas que algún momento de sus vidas deben de convertirse en democráticos y no tomar actitudes de fuerza. Argentina viene desde hace muchísimos años tomando actitudes de fuerza para lograr alguna clase de objetivos y considero que la democracia no nos indica que debamos manifestarnos de esa manera sino que la mejor es dialogando, consensuando. Esas actitudes de fuerza se ven reflejadas permanentemente en cortes de calles, de puentes, de salir a la calle y así no funciona la democracia sino que la misma funciona dialogando. Las posturas por más radicalizadas que tengan los distintos sectores deben de resolverse democráticamente: dialogando y consensuando.

-¿Es una estrategia política o cómo define lo ocurrido tras el acuerdo con el FMI?

-No nos va a pasar de ninguna manera por alto la circunstancia y el grave conflicto entre el poder ejecutivo y parte del Kirchnerismo en el Congreso de la Nación. El peronismo históricamente se pelea en el país y el teatro de operaciones que utiliza para hacerlo es precisamente el país mismo. Todos los efectos de las disputas y peleas políticas que tiene el Peronismo repercuten en cada uno de nosotros como ciudadanos que es altamente preocupante y también que estas situaciones que no le gustan a la Vicepresidenta o no le agradó el resultado de las pasadas elecciones echando culpas con esa carta y en Twitter al Presidente, ahora hacen exactamente lo mismo con ‘el acuerdo’ con el Fondo Monetario Internacional. El acuerdo es relativo porque aún no conoce en qué términos se acordaron con respecto al FMI. Ahora, Máximo Kirchner emula a su madre al tener una ideológica absoluta al respecto.


-¿Y la renuncia de Máximo Kirchner?

-El acuerdo que se firmó entre Argentina y el Fondo Monetario Internacional es un simple acuerdo que nos vamos a poner de acuerdo, pero los términos de ese acuerdo final no se conocen. Aquello que hizo nuestro país con su Presidente y la República Argentina es mencionar que arreglaremos con el Fondo Monetario Internacional y de ahí se desprendieron del país 770 millones de dólares que fueron automáticamente a pagar intereses de la deuda.

Sin conocer la letra chica del acuerdo, se produce la renuncia del presidente del bloque de Diputados del Frente De Todos, Máximo Kirchner, haciendo alusión a parámetros y a cuestiones que no se exteriorizaron en el acuerdo entre el país y el FMI o tiene una información mucho mayor que el resto de los ciudadanos no conocemos o una postura de conservarse de un grupo puro que no quiere de ninguna manera verse involucrados con los sistemas financieros internacionales como es el FMI que es el último lugar donde un país empobrecido como el nuestro recurre a pedir dinero porque entrar al sistema financiero de capitales extranjeros implica otra cosa, tratar con demás bancos y sistemas. El Kirchnerismo está haciendo una jugada de especulación en el sentido de manejarse de una pureza de izquierda y no avalar ninguna postura con respecto al FMI.

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
Buscar por tags
No hay tags aún.
bottom of page