top of page

Dra. Silvana Rossi: “Lo ideal sería comenzar antes a vacunar..."

Dra. Silvana Rossi


“Lo ideal sería comenzar antes a vacunar porque ya tenemos en este momento a un montón de personas con gripes”



Luego de que el Ministerio de Salud Nacional confirmara una suba de casos anticipada de gripe del tipo H3N2 calificada como "no habitual", ya se conoce la fecha de inicio de la vacunación antigripal: los sueros a aplicarse incluyen protección ante esta variante del virus respiratorio.

Tanto se adelantaron los casos del H3N2 este 2021 que la campaña de vacunación antigripal aún no ha comenzado: esta suele programarse para el inicio de abril. Ante este panorama, la cartera a cargo de Vizzotti anunció que se adelantará la campaña antigripal de este año.

En tal sentido, consultamos en Radio del Centro a la Dra. Silvana Rossi, médica pediatra, quien manifestó: “Lo ideal sería empezar a vacunar con antigripal en el mes de febrero, pero nunca lo logramos. La vacuna tarda aproximadamente entre 15 y 20 días en hacer sus correspondientes anticuerpos y si vacuno a fines de febrero o a principios de marzo cuando llego a los cambios de temperatura la gran mayoría ya tiene anticuerpos pero nunca logramos tener las vacunas en febrero, a excepción de 2010 que fue post Gripe ‘A’”.

Después, siempre empezó a aplicarse la vacuna antigripal a fines de marzo o principios de abril que no está mal aunque lo ideal sería comenzar antes a vacunar porque ya tenemos en este momento a un montón de personas con gripes”.

Al momento de explicar los motivos de los casos de gripe, consideró: “Por un lado tenemos esta clase de fechas donde ya se inician los cuadros porque otoño y primavera son dos momentos de las anginas estreptocócica que son bacterianas. También estamos en fechas de otros virus que normalmente están e incluido el de la gripe.

Además, se puede sumar que durante más de un año, la gran mayoría de los chicos estuvo guardado sin ir a la escuela, pero a partir del año anterior se retomaron no solamente las clases presenciales sino también los eventos sociales, cumpleaños, actividades deportivas e implica que todos los contactos virales que deberían haber tenido durante 2020 y 2021 casi no lo tuvieron.

Los menores de 10 años de edad tienen un sistema inmune y muchos más los menores de 6, todavía inmaduro que se va estimulando a medida que tiene contacto con los diferentes virus y bacterias que conviven con nosotros usualmente permitiendo que vaya adquiriendo memoria para que después cuando se vuelva a tener contacto con el mismo virus ya no se enferme de ese virus o lo haga de forma más leve.

Todos esos contactos que debieron tener durante los años 2020 y 2021 fueron muy reducidos y ahora sucede que lo están teniendo pero su sistema inmune no tiene memoria porque no la hizo en su momento sino que la hará en este momento”.

En cuanto a los niños que presentan fiebre, Rossi remarcó: “Tenemos a muchos chicos con fiebre que no pasó durante los últimos dos años. No es para asustarse sino para ocuparse si los chicos tienen fiebre porque igualmente que la tos son dos mecanismos de defensa y no es para salir corriendo sino en principio tomar la temperatura, darles un baño, pañitos fríos, un antitérmico, evaluar el estado general del niño y no es para salir corriendo a la guardia del Hospital.

La fiebre sola no es motivo de urgencia a diferencia si después se agregan otros síntomas más graves como dificultad para respirar, pero la fiebre por sí misma no es motivo para salir corriendo a la guardia menos en chicos mayores de 2 años que generalmente ya pueden ubicar si les duele la garganta, la cabeza, el cuerpo.

La fiebre es un mecanismo de defensa y obedece a que la mayoría de los virus y bacterias no sobreviven a temperatura mayor a 38º y la idea del cuerpo es aumentar la temperatura para matar al germen que esté dando vueltas. Mientras que, la tos y los mocos también son un mecanismo de defensa que tiene el aparato respiratorio”.

A continuación, la Dra. Rossi se refirió a los procesos infecciosos y manifestó: “son justamente procesos, hay algunas pautas de alarma como una dificultad respiratoria o no poder parar de vomitar ya sea en pediatría o adultos, en el caso de adultos una cefalea persistente que no para. En caso de los niños pequeños, menores de 5 años, aquellos que hayan tenido antecedentes de convulsiones febriles que si bien no son graves, es un momento de susto y el manejo de la temperatura es otro. Si en los niños o adultos aparecen manchas como violáceas que al apretarlas no desaparecen es una pauta de alarma para concurrir a la guardia pero estoy haciendo mención de 4 o 5 aspectos asociados a la fiebre y no de cualquier cuadro”.


Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
Buscar por tags
No hay etiquetas aún.
bottom of page