top of page

“El balance de la ley de Alcohol Cero, llegando a su primer año en la ciudad, también fue positivo"

El 1° de enero se cumplirá el primer año de la entrada en vigencia de la Ley de Alcohol Cero en la provincia de Buenos Aires y desde el Ministerio de Transporte Bonaerense sostienen que los positivos bajaron al 0,23 por ciento.

Para conocer el resultado de la ley en nuestra ciudad, consultamos desde Radio del Centro al director de Tránsito, Matías Maleichuk, pero también acerca de los operativos que se encuentran realizando ante un crecimiento de la circulación nocturna como ocurre todos los veranos y de los operativos por las fiestas de fin año.

Acerca de los operativos nocturnos y para las fiestas, el funcionario expresó: “Cuando arranca la época de calor y la época de fiestas se agudizan los operativos que estamos realizando junto al personal del GAD, personal policial, de Guardia Urbana y de Tránsito en distintos puntos de la ciudad. Estamos realizando controles de alcoholemia, venimos de un fin de semana donde hubo varias positivas y ya habíamos arrancando desde el jueves con algunas positivas, ni hablar el fin de semana con los operativos que se hicieron durante la noche.

El verano nos lleva a poner más personal en la calle, especialmente las fiestas porque para Navidad y Año Nuevo convocamos al personal que trabaja en otros turnos para que puedan concurrir puntualmente para focalizarse en la tarea nocturna.

Hacemos controles al ingreso, al egreso, también dinámicos y brindamos colaboración al personal de la Policía Comunal en el recorrido como asimismo puestos fijos en distintos puntos de Chivilcoy como asimismo en cercanías de los boliches. No solamente concurrimos al ingreso o al egreso del boliche si no que previamente a la apertura y durante recorremos distintos puntos en cercanías para la prevención de cualquier ilícito que pueda ocurrir prestando colaboración a la Policía Comunal”.

En relación a la Ley de Alcohol Cero que está cumpliendo su primer año de vigencia, Maleichuk consignó: “Se mejoró mucho y es una realidad, siempre lo hablamos con el Secretario de Seguridad y en relación a aquello que respecta Chivilcoy como asimismo el interior de la provincia se nota una disminución de las alcoholemias positivas y notamos que ocurre con mayor frecuencia en localidades más grandes como el conurbano, Capital Federal donde lógicamente el movimiento de gente es mucho más grande se redujo la cantidad de alcoholemias positivas. La Agencia Nacional de Seguridad Vial realizó muchos controles poniendo énfasis sobre rutas nacionales en materia de alcoholemia 0 y se notó una disminución de los positivos por alcoholemia.

En los operativos que hacemos el balance de la ley, llegando a su primer año en la ciudad, también fue positivo porque venimos realizando campañas, incorporamos alcoholímetros al municipio porque no se contaba con ninguno”.

En cuanto a la adquisición de alcoholímetros, el funcionario esgrimió: “En su momento se había firmado un convenio por dos alcoholímetros que son los que tenemos y adquirimos dos de testeos rápidos y dos de precisión contando con cuatro en total.

No queríamos que suceda lo mismo que en 2015 cuando el intendente había ingresado a la gestión y se dieron de baja todos los comodatos desde Ministerio y desde Provincia quedándose la Municipalidad sin alcoholímetros.

Después de una gestión que realizó el intendente pudimos adquirir dos y ahora contar con cuatro para agilizar el operativo recordando que los alcoholímetros comprados por la Municipalidad nos permiten hacer 12 testeos por minuto que los agiliza mucho sin que retrase la persona que no tomó alcohol. Anteriormente a las personas se las demoraba en un operativo y hasta que se calentaba el aparato, se hacía soplar a quien estaba adelante y si lo hacía mal se daba otra oportunidad perdiéndose alrededor de 10 minutos por alcoholemia. El testeo rápido permite determinar si la persona tiene alcohol en sangre o no; en caso que tenga alcohol en sangre la persona queda retenida en el control con el personal policial y concurre otro inspector de Tránsito con el alcoholímetro de precisión en la graduación alcohólica donde se hace el testeo para luego labrar el acta. En cambio, si la persona no tiene alcohol en sangre se le hará el testeo soplando 1 segundo, se ratifica tal condición y sigue su viaje, caso contrario, quedará retenido en el retén para luego someterse al control correspondiente”.

Por último, con respecto a las sanciones que dispone la Ley, Maleichuk recordó: “En este último tiempo nos pasó de atender a vecinos que se negaron a hacerse el test de alcoholemia en un control nuestro o los que realiza la Agencia Nacional de Seguridad Vial con la Policía Vial y a reclamar que le retuvieron la licencia 18 meses. La Ley de Alcohol Cero justamente modificó las penalidades porque de 0 a 0,50 son 3 meses de licencia retenida o se habilita a hacer el curso para restituirse la licencia; de 0,50 a 1 litro son 6 meses de licencia retenida; de 1 a 1,5 son 12 meses y superando 1,5 litros de alcohol en sangre son 18 meses de retención de la licencia y si la persona se niega a someterse al control de alcoholemia la penalidad es la más alta”.



Buscar por tags
No hay tags aún.
bottom of page