top of page

“El consultorio no atiende solamente la enfermedad si no la integralidad de la persona”

El Consultorio Inclusivo (CACH) de Chivilcoy cumplió 10 años de trabajo ininterrumpido. El CACH Chivilcoy fue el quinto consultorio instaurado en la provincia de Buenos Aires. En la actualidad funciona en el CAPS “La Unión” brindando atención integral de la salud a integrantes y familias del colectivo LGBTQ+ de Chivilcoy y la zona.

A este respecto, dialogamos en Radio del Centro con Victoria Ocampo, referenta de ATTTA Chivilcoy, y también profesional de la Enfermería quien se refirió al desempeño del consultorio dentro del colectivo y la realidad con respecto al acceso que tiene a la salud pública.

“Nuestro consultorio fue el quinto que se abrió en la provincia de Buenos Aires orientado a todo el colectivo LGBT. Los consultorios inclusivos están pensados para las personas que no tenemos acceso a la salud y el nuestro tiene la particularidad que abre para todo el colectivo LGBT no solamente para la comunidad trans. Hace 10 años que venimos trabajando incansablemente en el acceso digno a la salud de todo el colectivo”, consignó Ocampo.

“Si todavía las personas del colectivo tienen que concurrir a un consultorio de la diversidad exclusivo a atender las problemáticas significa que aún nos cuesta tener acceso a la salud en otros ámbitos debido a que quienes formamos parte somos los primeros interesados para que el consultorio deje de funcionar y cuando suceda obedecerá a que el sistema de salud se encuentra preparado para atender a nuestro colectivo aunque mientras no suceda debemos seguir teniendo consultorio de diversidad”, subrayó la referenta de ATTA, e indicó: “Lógicamente estamos hablando de discriminación porque necesitamos de un consultorio en específico que nos atienda cuando en realidad en Argentina tenemos salud pública gratuita y de buena calidad, pero nuestro colectivo no es atendido como corresponde debido a que no se respeta la Ley de Identidad de Género”.

Entonces, agregó Ocampo: “Hablamos de una discriminación positiva debido que es a través del consultorio de diversidad que logramos tener acceso real y digno a un médico, a una psicóloga, a una trabajadora social y nuestro consultorio no solamente atiende la necesidad de hormonización de una compañera trans si no que concurrimos a buscar una atención integral”.

“También se hacen talleres, consultamos si la compañera tiene para alimentarse o no donde entra en juego Desarrollo Social y conseguimos mercadería para que pueda tener ese alimento. El consultorio no atiende solamente la enfermedad en sí, si no la integralidad de la persona”, puntualizó.

A continuación, Ocampo remarcó: “Estamos en un tiempo bastante difícil donde los derechos parece que debemos ganarlos con dinero, en un tiempo donde parece que los derechos fueron regalados y no conquistados, que no lo merecemos de no cumplir con determinados estereotipos, entonces lo que falta es conciencia, sentarse a hablar con la población LGBT y comprobar que ante todo somos personas donde lo único a tener en cuenta es si somos buenas o malas personas pese a nuestro género, como nos vestimos si nos pintamos y maquillamos o no, respetar a la otra persona porque lo que hacemos de nuestras vidas no perjudica al prójimo”.

“Lo importante es que la persona sea educada, tenga buenos tratos pero no ocurre debido a que cuando enfrente se tiene a una travesti en realidad la sociedad ve a una prostituta, una drogadicta, una problemática cuando no es así ya que somos un montón de compañeras en Chivilcoy que a través del cupo laboral trans, una creación para que comprueben que somos personas y necesitamos trabajar, demostramos estar capacitadas para llevar adelante cualquier función que se nos ponga por delante y lo que nos faltaban eran oportunidades que justamente vino a cumplimentar este cupo laboral”, esgrimió Ocampo.

Consultada por el Cupo Laboral Trans, resaltó: “La ciudad de Chivilcoy no es parámetro en cuanto a cupo laboral porque tenemos a casi todas las compañeras trabajando, la mayoría en distintas áreas del municipio y en la provincia de Buenos Aires me animaría a decir es el único que está cumpliendo. Todavía faltan compañeras que puedan entrar al trabajo registrado pero Chivilcoy viene cumpliendo con el cupo laboral trans.

Sin trabajo registrado no se puede tener proyecto de vida debido a que una chica se prostituye desde las 22 hasta horas de la madrugada le alcanza únicamente para comer, comprarse la ropa y no mucho más. Cuando a las personas se les brinda la oportunidad pueden progresar en su trabajo”.



Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
Buscar por tags
No hay tags aún.
bottom of page