top of page

“El destino del gobierno entrante para los próximos meses es resolver una situación insostenible"

El dirigente nacional y líder del partido Política Obrera, Jorge Altamira, nos dejó su impresión con respecto a la coyuntura de la política actual como asimismo también en relación al balotaje que se avecina para el próximo domingo aunque fue un poco más allá también considerando aquello que deberá hacer el próximo Presidente de la Nación en cuanto a las medidas que deberá tomar, especialmente en el aspecto económico.

Entrevistado en Radio del Centro, también analizó el por qué Massa y Milei llegaron a un balotaje y no el resto de los postulantes, candidatos que vinculó a Macri y deslizó que ninguno se expresó con claridad acerca de aquello que harán en materia económica.

-¿Su parecer del contexto político que atravesamos en el país?

-Entendemos que la agenda dominante en Argentina y que condiciona la situación política son dos o tres aspectos. Por un lado, tenemos una situación hiperinflacionaria y de otro lado una situación de cesación de pagos de la enorme deuda Argentina y en tercer lugar una desvalorización fenomenal de los ingresos de la población que trabaja. Son los factores que están en juego en esta elección y obedece a que las medidas que necesitan tomarse para que los grupos empresariales, el FMI, los grupos de presión reclaman que se tomen, el gobierno actual no tiene la capacidad para hacerlo porque desapareció en la práctica.

El país hoy no está gobernado por los dos funcionarios que se eligió en 2019 si no por el Ministro de Economía que no tiene mandato popular para imponer ninguna clase de plan, de manera que las elecciones tienen como función elegir y dar un mandato popular a quien deberá llevar a cabo, probablemente, el mayor plan de ajuste económico de la historia.


-¿Por qué plantea que el próximo Presidente debe llevar a cabo ese plan de ajuste?

-Porque es el tema objetivo, el destino del gobierno entrante y no digo de los 4 años venideros si no de los próximos 4 o 5 meses es resolver una situación insostenible desde el punto de vista económico y para la población trabajadora. Si le siguen dando dando vueltas al tema con un cambio para los exportadores de soja, continúan perdiéndose reservas se puede ingresar en una crisis terminal y si por el contrario, adopta medidas de ajuste muy brutales pueden enfrentarse con una resistencia popular, son varios los sectores del poder quienes descuentan que podrá producirse.

Hay un mandato de devaluar, de producir un tarifazo y muy discutible en relación a las deudas que el Banco Central tiene con los bancos como las llamadas Leliqs y los pases que superan los 2 billones de pesos, unos 40 mil millones de dólares, una bomba inflacionaria a punto de explotar.

Se trata de la verdadera agenda, lo demás es la exposición de ideologías con aquella que cada candidato cree que mejor seduce al electorado pero es el único problema real que existe y divide a la clase capitalista porque un sector fuertemente rechaza a Milei porque pretende realizar una reforma bancaria que prácticamente anule la deuda que el Banco Central tiene con los bancos encontrando una oposición de la banca privada y pública votando con los 10 dedos de su mano por Sergio Massa.


-¿Por qué considera que Milei llega a un balotaje?

-Es una lectura compleja porque hubo un proceso particular de parte del peronismo para alentar la candidatura de Milei buscando dividir a Juntos por el Cambio. Hace dos años, Juntos por el Cambio, derrotó en forma aplastante en las elecciones de medio término al Frente de Todos y prácticamente ya se consideraba con los pies dentro de la Casa Rosada. La candidatura de Milei sirvió para dividir, fue alentada por el peronismo y ahora el mencionado candidato con un discurso contrario a todos los políticos, que prende porque son vistos como responsables de la grave situación económica actual, terminó prosperando.


-¿Qué pueden llegar a plantear en materia económica?

-Ahora, Milei plantea poner fin al Banco Central y aunqque suena medio abstracto no es tan así porque el Banco Central le debe 45 mil millones de dólares a los bancos, entonces quién paga después ese dinero. Está en juego el destino de muchos patrimonios y muchos capitales de esta proceso económico, entonces tenemos una situación explosiva porque cualquier plan llamado de estabilización pensado en términos capitalistas arranca por un ajuste contra los trabajadores y no con un ajuste contra los acreedores de la deuda externa, los acreedores de la deuda pública, las empresas que aumentaron fuertemente sus ganancias.

El llamado plan de equilibrio macroeconómico significa tarifas de nivel internacional, devaluación del peso para que no salgan más capitales de Argentina, que se traduce en un dólar paralelo tan alto, y en esa devaluación el principal perjudicado es el trabajador que lentamente observará cómo se desvaloriza su salario.

En el debate del pasado domingo, ambos evitaron hablar del tema.


-¿Siente que tienen algún punto en común entre ambos presidenciables?

-Escuchando a muchos economistas es muy claro llegar a la conclusión que el principal obstáculo para los planes económicos que se están impulsando es la resistencia popular e incluso ponen tres condiciones para el plan de estabilización y la primera de ellas, es el control de la calle. Ningún plan económico tiene posibilidad de prosperar si hay una respuesta popular enérgica como sucedió en 2001 o en otras grandes movilizaciones populares. Por eso, Massa no explica cuál es su plan económico y Milei se limitó a hablar del tema de la dolarización pero con el ingreso de Macri a la candidatura de Milei, ya está en duda porque el ex presidente no apoya la dolarización si no que coincide con Massa en un plan tradicional como el que ambos impulsaron en 20152016 cuando Macri ganó las elecciones con el apoyo de Massa.

Por lo tanto, tenemos un balotaje donde las dos principales figuras son ex socios tanto Macri como Massa debido a que merced al Frente Renovador y otro sector peronista, el ex presidente gozó de mayoría parlamentaria en el Congreso hasta la quiebra económica que lo llevó al acuerdo con el FMI.


-¿El aspecto principal de la elección?

-El aspecto fundamental de la elección es saber cuál es el eje donde en muchos países no es la economía como puede suceder en Estados Unidos que pasa por dos modelos políticos y la pelea es sobre el régimen y organización política. Cuando domina el tema económico como sucede en Argentina, el eje pasa por ese aspecto y por lo tanto, tras observaciones ideológicas quedan un poco relegadas teniendo en cuenta que el porvenir del gobierno próximo se juega en la cuestión económica.

Si llegan a tener éxito en la faz económica, ese éxito que para ambos es un equilibrio macroeconómico pero que será muy duro para los trabajadores porque en un nivel de 40% de pobreza que aumente el 30, 40 o 50% la nafta, la energía eléctrica, las prepagas, la educación privada que, en caso de haber una devaluación, todo se multiplica.


-¿Política Obrera llama a votar por alguno de los candidatos?

-No. Por todo lo expuesto anteriormente explica nuestra posición del voto en blanco para no dar mandato popular a ninguno de los dos candidatos que piensan desarrollar su plan económico aunque la elección desde el comienzo estuvo monopolizada por tres candidaturas, 4 con la de Schiaretti, que coincidían con la necesidad de un plan de ajuste que propone el FMI y tesoro norteamericano en la receta clásica aunque éstas ya causaron un daño muy grande en el país y el cuerpo social tiene muchas heridas para soportar otra receta.

La alternativa no se dirimirá el domingo si no en el curso de los acontecimientos posteriores cuando justamente esta clase de medidas se pongan en práctica porque en el fondo el problema de la clase obrera es que no tiene una dirección política como sí sucede con las otras clases sociales.


Buscar por tags
No hay tags aún.
bottom of page