top of page

“El inconveniente radica en el costo de los alimentos que es donde nos tenemos que enfocar"

La Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC) se encuentra atendiendo de lunes a viernes de 8 a 14 en la Avenida Soárez 69.

El teléfono de la oficina es el 421890, se pueden comunicar vía correo electrónico a omic@chivilcoy.gob.ar.

El titular de la OMIC, Joaquín Oteiza manifestó al respecto: “en la oficina estamos trabajando con los protocolos y las burbujas que veníamos sosteniendo desde hace un tiempo”.

“La atención se realiza en forma personalizada pero los reclamos se envían vía correo electrónico porque todavía no tenemos autorización de realizar las audiencias”, explicó Oteiza.

Asimismo, puntualizó: “Los principales reclamos son los que venimos teniendo siempre, el tema de la tarifa de servicios públicos, tanto de luz como del gas, algunos aumentos de los consumos que se han precipitado en esta etapa, fundamentalmente en el gas”.

“Las épocas invernales es donde más reclamos se generan por los aumentos en las facturas, no los aumentos en los precios porque no hubo sino que se da por el aumento de consumo”, subrayó el funcionario, y amplió: “Han llegado facturas que realmente en algunos casos han sido muy elevadas, estamos trabajando sobre el tema, principalmente para concientizar para el uso, en lo posible, racional de gas y también en aquellos que tienen la calefacción invernal de manera eléctrica”.

“Así que, cualquier consulta o duda que tengan se comunican con nosotros sin ningún problema”, espetó.

-¿Siguen llegando inquietudes por estafas?

-Un tema también muy importante es el que tiene que ver con las estafas, estamos teniendo un número importante más allá que ha caído bastante el nivel de estafas a través de las redes sociales.

Hay que estar muy atentos a ese tipo de operaciones, no realicemos ningún tipo de operación de compra a través de las redes sociales, fundamentalmente a través de Instagram, Facebook, donde se generan una enorme cantidad de publicaciones de venta de productos generalmente más baratos que en cualquier comercio conocido. Eso genera una tentación para el consumidor y después caemos en una estafa.

Los depósitos a través de mercado pago, de cuenta bancaria no son comprobantes de compra. Si no tenemos el ticket o factura de la compra no son comprobantes.

Cada operación que hagamos hagámoslas a través de las plataformas seguras, páginas de internet conocidas, páginas web que tengan reconocimiento. Estemos atentos porque siguen a la orden del día.

-Volviendo a las facturas, ¿A qué puede obedecer el incremento en la tarifas?

-En invierno, dentro de todo, las cosas estuvieron bien, tuvimos problemas más por la pandemia que por los niveles de consumo. En las tarifas de servicios públicos no tuvimos aumentos pero sí en algunos casos aumentos elevados de consumo. El incremento no fue tarifario, a excepción de la factura de gas que se autorizó un aumento del 3 o 4 por ciento en los costos fijos. Hay gente que se sorprendió por los niveles de consumo que tuvimos y fundamentalmente nos sucedió en varios casos con el tema de la energía eléctrica. Los reclamos que recibimos fue porque durante el invierno se calefaccionaron con artefactos eléctricos e implican un consumo muy elevado más teniendo en cuenta los que se utilizan porque hay algunos que tienen consumo bajo pero son muy caros y después hay otros que se pueden adquirir en cualquier casa de electrodomésticos a precio medianamente accesible pero el nivel de consumo es altísimo como un caloventor, una estufa eléctrica, un radiador de aceite. Ese nivel de consumo es muy elevado y después se reflejan con las facturas.

-¿En qué quedó el proyecto de Zona Fría?

-Otra de las cuestiones fue el proyecto donde Chivilcoy ingresó dentro de las zonas frías. Cuando surgió el proyecto este año informábamos, desde la Oficina, que nuestra ciudad no estaba incluida y sí se la agrega cuando pasa al Senado, donde se vuelve a tratar, a analizar y recién se aprueba.

No obstante, hay que ser claros al transmitir la información: el proyecto de zona fría no era ni un 30 ni un 50 por ciento de descuento a las facturas del servicio de gas.

-¿Dónde se aplica ese descuento entonces?

-La semana anterior nos reunimos con las autoridades comerciales de Camuzzi, el Defensor del Pueblo y en mi caso como representante de la Oficina de Información al Consumidor para analizar lo relacionado a la zona fría que implica únicamente un descuento del 30 por ciento en el valor del costo del gas, el resto: impuestos provinciales, impuestos nacionales, cargo fijo, costo de distribución y transporte de gas, queda igual.

Si tenemos, por ejemplo, una factura de $ 8000 donde el costo de gas equivale a $ 5000 y los $ 3000 son impuestos fijos, el descuento va sobre los $ 5000 así que pagaremos $ 3.500 y el resto queda todo igual.

No es lo mismo que hacer el 30 por ciento sobre 8000. En una etapa anterior había un descuento del 22 por ciento sobre el total de la factura superior al actual que ahora implica solamente el costo del metro cúbico del gas que se consume.

-¿La tarifa social cómo se aplica?

-La tarifa social se aplica también sobre el 50 por ciento pero de ese costo. Cuando tuvimos la reunión con Camuzzi nos lo comentaron y nos surgieron los reclamos alusivos entendiendo los consumidores que el descuento del 30 por ciento se aplicaría sobre la tarifa de gas, al contrario, llegaron facturas elevadísimas.

-¿Cuándo se aplicará el descuento?

-El descuento estará pero se aplicará en las facturas posteriores al invierno que también lo aclaramos para no generar falsas expectativas en la sociedad que vendrá una factura con descuento en el invierno porque nunca llegará y recién ocurrirá con posterioridad cuando el nivel de consumo de gas será muy bajo.

Habrá que conocer el año próximo bajo qué condiciones seguirá el metro cúbico del gas porque en 2022 se volverán a revisar las tarifas.

-¿Cuánto impactan las tarifas en los gastos de la población?

-Si creemos que la situación económica de los argentinos se verá modificada con una baja en las tarifas de los servicios públicos o congelamiento, entendiendo que es beneficioso, no sucederá porque el problema no radica allí sino en el proceso inflacionario que estamos atravesando. Si nos ponemos a analizar lo que pagamos en el metro cúbico de gas en relación a aquello que gastamos en un supermercado, una sola compra equivale a una factura de gas.

El inconveniente radica fundamentalmente en el costo de los alimentos que es donde nos tenemos que enfocar, en el proceso inflacionario y no son las tarifas.

-¿La intervención de la Oficina para con los Precios Cuidados?

-En el faltante de mercadería no podemos iniciar ningún tipo de acción. Nuestra tarea es controlar que los productos estén, si no los encontramos pero el supermercado informa que existe un faltante de mercadería se encuentra reglamentado y en las condiciones legales. Lógicamente que los productos de Precios Cuidados se puedan agotar rápidamente, por lo tanto los supermercados deben garantizar la rápida reposición, caso contrario, comunicar a la Secretaría de Comercio Bonaerense que hay un faltante de mercadería y que su proveedor no le está entregando ese producto.

El programa igualmente se fue debilitando bastante porque los supermercados generaron en sus góndolas productos que incluso pueden ser más baratos que los Precios Cuidados y tienen la libertad de colocarlos. Mientras el Precio Cuidado respete el precio establecido, el resto puede variar constantemente.

-¿La Ley de Góndola se puede aplicar en Chivilcoy?

-La Ley de Góndola no se puede bajar a Chivilcoy porque pusieron la vara muy alta en la superficie. Por lo tanto, hay que bajar los metros cuadrados para que se puedan incorporar todas las condiciones que la establecen. De poder aplicarse, ingresarían todos los productos regionales, locales y demás.



Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
Buscar por tags
No hay etiquetas aún.
bottom of page