top of page

“El Ministerio está cumpliendo una función muy importante donde los trabajadores y los sindicatos encuentran un refugio”

El delegado local del Ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires, Dr. Fernando Antonelli, y un repaso por la tarea realizada durante un año 2023 que terminó de forma intensa debido a la venta del Instituto Médico del Oeste (I.M.O.) y también ante los despidos de Bicontinentar.

A este respecto, agradeció el trabajo del personal de la delegación local del organismo y en Radio del Centro detalló la labor realizada ante los conflictos que se suscitaron primeramente en I.M.O. y posteriormente en la empresa de calzado.

En principio, Antonelli expresó: “El Ministerio está cumpliendo una función muy importante donde los trabajadores y los sindicatos encuentran un refugio a quienes debemos dar toda nuestra atención y poner las herramientas a disposición de los trabajadores que es la parte más débil de la relación laboral”.

“Tenemos que actuar de distintas maneras, a través de audiencia de conciliaciones, asesorando a los trabajadores a quienes adelantaron que serán despedidos, practicando liquidaciones que corresponde a algún empleado que se encuentra en situación de desvinculación”, señaló, e indicó: “ofreciendo además los servicios a través del sistema AJUTRA debido a que tenemos un convenio con el Colegio de Abogados donde figura un listado de profesionales que están inscriptos y en caso de necesitar el trabajador una asistencia jurídica gratuita se realiza un sorteo mediante un sistema para ofrecer el servicio gratuito de un profesional en caso de ser necesario. A través de las audiencias citamos a las empresas para buscar la forma de poder mediar para dar solución a la problemática planteada por el trabajador y en los conflictos colectivos ya actuamos con alguna otra herramienta como es la conciliación obligatoria que en algunos casos brindó buenos resultados”.

Al pedirle una definición de su función, aseveró: “hay funcionarios que se visten de Papá Noel regalando y otorgando beneficios, mientras que, otros nos vestimos de bomberos apagando todos los incendios que se puedan presentar”.

 

 Bicontinentar

A este respecto, el funcionario expresó: “La situación estalló de un momento a otro porque si bien la empresa ya venía con algunas complicaciones y estaba trabajando al 50% de su capacidad, o menos incluso, se acelera la situación cuando el actual Presidente gana las elecciones en el balotaje donde ya muchos clientes a través de las medidas anunciadas por el gobierno nacional deciden retirar pedidos o no hacerlo para el primer semestre de este año. Las empresas se manejan por pedidos y planifican su trabajo por semestre, ya estaban complicados y se agravó aún más la situación donde había un sobrante de trabajadores que ya conformaba una mano de obra ociosa porque de 8 a 9 líneas de producción solamente 4 realizaban labores. Para no empeorar la situación y reestructurar todo el trabajo decide la empresa tomar la drástica decisión de achicar el plantel de empleados para reducirlo de 370 a 270 porque entienden con ese número la empresa entiende que empezará el 2024 de forma ordenada.

Despiden a 100 trabajadores y estalla un conflicto que pudimos, después de varias audiencias, dar solución donde la empresa sin llamar a retiros voluntarios desvincula a través de telegramas y actuaciones administrativas comprometiéndose a pagar el 110% de los rubros indemnizatorios en un solo pago que terminaron de pagarse entre el 28 y 29 de diciembre.

De una asamblea donde no se aceptaba la primera propuesta terminó con fuerte intervención del Ministerio de Trabajo para que se pueda poner fin al conflicto. Los trabajadores de Bicontinentar entendieron que ante la imposibilidad de revertir la decisión de dejar sin efecto los despidos, que fue la primera medida del Ministerio de Trabajo. Como no habían negociado el sindicato y la empresa ni tampoco estar los telegramas de despidos desde el Ministerio rápidamente pedimos dejar sin efecto lo anunciado; solicitamos a que dialoguen los empleados, el sindicato y los delegados en la búsqueda de mejorar esa decisión.

Luego de una semana no hubo avance alguno, así que se terminó en el Ministerio de Trabajo con el ofrecimiento del 110% en un solo pago y antes de fin de año. De las 100 personas despedidas solamente 16 aceptaron y el resto se negó a aceptar lo ofrecido por la empresa pero con el correr de los días finalmente todos decidieron aceptar ese ofrecimiento final.

Nos duele y no nos interesa negociar indemnizaciones porque queremos que se mantengan las fuentes de trabajo que es lo más importante para una comunidad debido a que el trabajo dignifica y hace que se mueva la rueda de la economía local debido a que 100 empleos menos impacta mucho en tal sentido.

Recuerdo que me habían solicitado que dicte la conciliación obligatoria pero no podía hacerlo debido a que no estaba notificado el despido y no se podía implementar, pero cite a audiencia sin el carácter de conciliación obligatoria donde la empresa tenía que concurrir, caso contrario, hago comparecer por la fuerza pública amén de la multa por inobservar la citación del Ministerio de Trabajo. No obstante, la empresa enseguida cumplió y siempre se puso a derecho, trató de mejorar en las audiencias las propuestas e incluso aceptó poner sobre la mesa el 110% con las desvinculaciones mediante telegramas o de manera fehaciente a través de las actuaciones administrativas para abonar en un solo pago antes de fin de año”.

 

I.M.O.

Consultado sobre lo sucedido en el centro de salud, Antonelli consignó: “Durante 2023 tuvimos que trabajar en otro conflicto, en este caso con personal del Instituto Médico del Oeste donde la gestión anterior había decidido preavisando a los trabajadores, con 2 meses de anticipación porque la mayoría tenía una antigüedad superior a los 5 años, que ponía fin a la relación laboral y con la incertidumbre de no saber como se les iba a pagar las indemnizaciones. En principio, la empresa expresó que se indemnizaba por el artículo 247 que equivale a indemnizar por el 50% pero no comunicaban si sería en 1 cuota, 2 cuotas, en 12 cuotas y el comentario instalado era que hasta no se vendiera la institución no se iba a abonar a los trabajadores.

Tenemos diferentes situaciones y problemáticas que surgen de los conflictos por despidos aunque el grupo inversor que aparece de repente comunica no tener dinero para abonar indemnizaciones pero ofrecieron al personal volver a trabajar reconociendo la antigüedad, mismas categorías y remuneraciones. Resultaba imperioso mantener al Instituto Médico abierto y esperemos esté funcionando con las expectativas que tenían los inversores, pudiendo mejorar los servicios con más horas de atención, con más empleo y más camas”.



Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
Buscar por tags
No hay tags aún.
bottom of page