top of page

“El público se va a reír, se va a enojar,se va a emocionar, podrá pensar y formar su propia opinión"

El pasado fin de semana estrenó ‘1990 Las Dos Argentinas’, es una obra que ‘nos trasladará a la víspera de año nuevo, un cambio de década, donde dos hombres se encontrarán en la puerta de un parque de diversiones itinerante, desencadenando historias de culpa, odio y arrepentimiento’.

Las funciones serán los sábados y domingos de octubre a las 20:15 horas en Teatro La Cueva, Rosetti 36.

Las personas interesadas en asistir deben comunicarse al 2346 45-6902 para reservar las entradas.

La obra se transmite a todo el mundo a través de la plataforma Joinnus.

Para conocer más de ‘1900: las dos Argentina’ entrevistamos en Radio del Centro a Pablo Di Renzo, actor que protagoniza la obra junto a Mario Clavin y forman parte de esta nueva experiencia teatral.

-Actúan en Chivilcoy pero ¿los pueden ver en cualquier parte del mundo?

-Lo más importante de esta obra es que se podrá observar en otras partes del mundo principalmente en Latinoamérica porque nuestro director Jhonatan Cespedes es muy reconocido en Lima (Perú) y nuestra asistente de dirección que es colombiana (Diana Martínez).

Tenemos la posibilidad que en otros países de Sudamérica pueda observarse la obra. Para los actores será lo mismo porque estaremos arriba del escenario, tendremos el público en la platea, haremos teatro que es esa experiencia única de la comunicación permanente con la gente.

-¿Cómo fueron los ensayos antes del estreno?

-Un proyecto hermoso en el que venimos trabajando, los primeros dos meses una tarea por Zoom con el análisis de la obra, los personajes, el texto, la situación.

Después dos meses presenciales de ensayos intensos durante sábados y domingos de incluso hasta seis horas diarias. Fue una experiencia muy intensa pero enriquecedora como actores por la manera de ensayar.

Un trabajo muy profesional, con mucho detalle, sin dejar nada librado al azahar.

-¿Qué se puede conocer de la puesta?

-Es una obra tan intensa como complicada con dos únicos personajes, hora y media sobre el escenario. El público se va a reír, se va a enojar, se va a emocionar, tener la posibilidad de pensar y formar su propia opinión acerca de éstos dos personajes que se encuentran en la puerta de un parque de diversiones que también es lo absurdo de la situación.

La obra está orientada entre el 31 de diciembre de 1989 y el 1º de enero de 1990, se encuentran dos personajes: uno es el guardia del parque de diversiones y el otro es una persona que concurre al parque. Se desarrolla en ese momento pero ambos tienen historias anteriores en relación a la Argentina de los ‘70, de los ‘80. Los dos tienen sus karmas, sus culpas, sus reproches, se producen situaciones muy divertidas pero otras muy comprometidas.

-¿Cómo llega la propuesta?

-Cespedes (ya había dirigido a Mario Clavin en ‘Doce en Pugna’) concurrió a presenciar ‘Ella’, le gustó mucho la función, tenía una obra para dos personajes y nos propuso realizarla. Muy contento por participar del proyecto y además con Mario (Clavin) arriba del escenario con quien me siento muy contenido y con mucha confianza.

-¿Cuántas funciones y cómo es el proceso?

-Serán 10 funciones durante todo el mes de octubre y no seguirá en noviembre porque la idea del director es cortarla y reprogramar para el año próximo otra temporada con la posibilidad de hacer un par de giras, llevarla a Buenos Aires porque hay mucho proyecto e ilusión con esta obra. El texto es muy rico, digno de disfrutar.

Son tres cámaras que nos estarán filmando: una fija que siempre el teatro requiere por si se quiere enviar a algún festival o competencia, pero se suman dos más para hacer primeros planos y demás, caso contrario, se pierde mucho la expresión al no ser cine.

-¿La experiencia de un ensayo tan intenso?

-Como en Chivilcoy no se vive del teatro, cuando te convocan para ensayar durante los fines de semana 4 meses todo el día, si bien soy un enamorado del teatro, lo pensás un poco antes de responder. En este caso, no lo pensamos porque se trataba de una posibilidad de aprender, de mejorar, de generar otra experiencia y escuchar a personas que vienen con mucha academia que nos nutre y nos mejora como actores e incluso como seres humanos. Muy contento y agradecido por la posibilidad.

Nunca había tenido ensayos de 6 horas, la verdad que el director nos exprimió al máximo y estamos muy contento por ello. Tiene una metodología de trabajo y personalidad que es admirable. Te agradece el esfuerzo y el manejo del grupo es clave porque el actor en escena se expone mucho y saca diferentes cosas que habitualmente no muestra, por eso el director debe tener la capacidad de contener y él la tiene.

Además, teatro no hace el que quiere sino el que puede porque te ocupa los fines de semana, las noches, volvés tarde a tu casa y de no tener una pareja comprensiva o que esté en el tema se complica porque es tiempo que se saca a la familia.

-¿El equipo de trabajo?

-Fue un clima de trabajo esplendido y destaco todo el grupo de trabajo porque no somos únicamente los dos actores y el director sino que hay una producción que es de Perú, una escenógrafa y quien ejecutaba todo en Chivilcoy es Graciana Saby porque las órdenes venían de Perú pero todo aquello que observarán arriba del escenario fue a través de sus manos que puso todo en práctica en tiempo y forma.

Otra de las cuestiones a la que no estábamos acostumbrados era tener casi un mes antes toda la escenografía armada para poder ensayar con todos los elementos que son muchos.

-¿Qué se puede mencionar acerca del personaje a interpretar?

-Es un personaje muy complicado, tiene muchas cosas adentro, un pasado difícil. Hubo que trabajar mucho internamente en aspectos que como Pablo no tengo vividos y tuve que recrear de alguna manera. No obstante, el director es una persona muy capaz, mete el dedo en la yaga todo el tiempo. El teatro es verdad y si pretendemos que la gente sea crea aquello que estamos haciendo y la historia, el personaje tiene que ser real. Se trabajó mucho en tal sentido porque ambos personajes son muy cargados y tienen una historia muy fuerte, aunque realmente estoy muy contento de poder interpretarlo, me siento muy bien.

Tuve el placer de hacer ‘El beso de la mujer araña’ cuyos personajes son un preso político y un homosexual que comparten una celda. Me tocó de hacer de homosexual que se sentía mujer, se vestía como mujer y hablaba como tal, disfruté muchísimo de hacerlo porque adentro tenemos muchas cosas pero mostramos aquello que más nos conviene al vivir en una sociedad. No somos ni tan buenos, ni tan malos como aparentamos ser, por lo tanto hay que escarbar adentro y sacar lo mejor o lo peor de uno en escena según el personaje lo requiera.

-¿Qué significa volver al teatro presencial?

-Suelo discutir con algunas personas en relación a que la computadora, el zoom llegó para quedarse y tal vez sí, pero no es teatro sino otra cosa. El teatro es sin red arriba del escenario en vivo y con el público a dos metros. Las otras alternativas están buenas porque dio la posibilidad en pandemia que los actores puedan moverse, hacer algo, de no quedarse quietos y llega para quedarse porque esta obra se transmitirá también por Joinnus que es una plataforma virtual que se puede observar en cualquier parte del mundo, comprás la entrada y la podés mirar aunque se trata de una función filmada. Está bueno también, pero los actores arriba del escenario.









Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
Buscar por tags
No hay tags aún.
bottom of page