top of page

“El reclamo obedece básicamente a una recomposición salarial”

La Secretaria General del Sindicato de Trabajadores Municipales, Marilina Diguardi explicó a qué obedece la serie de reclamos que vienen visibilizando tanto en el Hospital Municipal como asimismo en la Plaza 25 de Mayo.

Entrevistada en Radio del Centro, expresó que el sueldo básico de un ingresante es muy bajo debido una pérdida del poder adquisitivo del salario y nuevamente solicitó el poder sentarse a discutir partitarias con el Ejecutivo.

-¿A qué obedece el reclamo puntualmente?

-Ante el descontento de la última negociación realizada por el Sindicato de Fe.Si.Mu.Bo., donde se acordó un 40 por ciento. En función que no se vio reflejado en nuestros básicos y ante un descontento general junto al gremio de CICOP y de autoconvocados decidimos organizar una asamblea abierta a todos los trabajadores municipales e incluso jubilados también. Decidimos realizar una asamblea para escuchar a los trabajadores de las distintas áreas porque el aspecto salarial nos compete a todos, así escuchar a los compañeros y llevar a cabo un plan de lucha.

Estábamos haciendo diferentes actividades de visibilización con pasacalles y carteles también. El reclamo obedece básicamente a una recomposición salarial a partir de una pérdida del poder adquisitivo que sufrimos desde el año 2017 a 2020, los sueldos quedaron muy bajos y si bien el año anterior se dio un cien por ciento no se vio reflejado en el sueldo básico quedando siempre por debajo de la inflación.

El pedido en sí se basa en una composición salarial que rondaría en un 53 por ciento para poder alcanzar el salario mínimo, vital y móvil que actualmente está en 80 y el mes próximo ascenderá a $ 82 u $ 84 mil pesos.


-¿A cuanto asciende el básico de un empleado municipal?

-El básico está en $ 50.622, 45 para el ingresante de 30 horas cuando con el último aumento del año anterior se llegó hasta $ 43 mil, debido al 20 por ciento que se recibió en el mes de abril el básico llegó a $ 50.600.

El básico no se fue actualizando oportunamente en Chivilcoy y nos llevó a que llegáramos a 2022 con $ 22 mil para el ingresante y todo aumento que se da es insuficiente; se necesita hacer una recomposición por fuera de la negociación que se hizo y es el pedido que estamos realizando. La intención de mínima es poder alcanzar la inflación o aunque sea acercanos porque si no continuamos corriendo siempre desde atrás y nadie puede vivir actualmente con $ 50 mil mensuales cuando la canasta básica asciende a $ 170 mil.

No se puede hacer la vista gorda ante la situación que atraviesan los empleados municipales y me refiero a las autoridades que son las responsables de tal realidad.


-¿Quiénes percibieron el bono?

-Además, tuvimos un inconveniente con el tema del bono porque si bien sostenemos que es importante debido a que es algo más para el bolsillo del compañero, también es real que los jubilados no lo perciben y en principio se estableció un monto máximo para cobrarlo, después se sumaron las horas extras cuando el 90 por ciento de los trabajadores las hace con el propósito de poder llegar a aumentar un poco más su sueldo. Por lo tanto, varios empleados no cobraron el bono y la tanda de quienes no lo percibieron se amplió porque lo pusieron como premio al presentismo.

Tenemos un ítem en nuestro recibo de sueldo por el presentismo y si faltamos cualquiera sea el motivo nos lo quitan ese mes, ahora al bono tampoco lo perciben las personas que hayan faltado a trabajar un solo día y no importa el motivo de esa ausencia. El bono tiene que ser para todos los trabajadores municipales, pero eso no sucede y encima cada vez hay más requisitos para poder cobrarlo, de esta manera el Ejecutivo sigue recortando y lo hace por el lado de los empleados municipales.


-¿La hora extra?

-Es otra cuestión importante en nuestro reclamo porque el valor de la hora extra se aumentó $ 100, pasamos de $ 300 a $ 400 una cifra con la que actualmente no compramos un kilo de pan ni un litro de leche. Amén de la carga horaria, hay que hacer varias horas más de trabajo para poder comprar un kilo de carne que ronda en los $ 2200. Tenemos personas que trabajan de lunes a lunes 12 horas por día para percibir un mejor ingreso.

No obstante, si bien aumentaron el valor de la hora extra en algunas áreas fueron recortadas y únicamente pueden hacer una determinada cantidad de horas. Por un lado nos dan y por otro nos sacan aunque solamente informan lo que nos dan, la situación es cada vez más insostenible.


-¿Cómo está el básico del ingresante en Chivilcoy en relación a otras ciudades?

-Nuestro básico comparado con otras ciudades no existe: En Chacabuco se encuentra en $ 79 mil dentro de una negociación de un 40%; en Mercedes el ingresante de 30 horas semanales está en $120 mil; en Alberti percibe $ 124 mil y cerraron un acuerdo hasta junio de 15% así que treparía hasta $ 142 mil y en Luján, el ingresante administrativo cobra $ 91 mil y el obrero de 40 semanales está en $ 102 mil e hicieron un acuerdo paritario del 80% para alcanzar en noviembre un básico de $ 160 mil.


-¿Recibieron alguna respuesta del Ejecutivo a vuestro planteo?

-Tras la primera asamblea que realizamos decidimos enviar un petitorio al Secretario de Hacienda y al intendente, que en ese momento estaba de vacaciones. Fuimos recibidos por el señor (Eduardo) De Lillo y la respuesta puntual que recibimos fue que no había plata. Una vez reincorporado el intendente en sus funciones volvimos a consultar sobre la posibilidad de un aumento superior, recibimos la misma respuesta en relación a que no hay dinero.


-¿Los empleados municipales se suman al reclamo que pregonan o cuesta la adhesión?

-Es difícil salir a visibilizar nuestra situación teniendo en cuenta que cuando realizamos una asamblea fuera del Hospital en el mes de marzo tuvimos presencia policial e incluso hasta el propio jefe de la Policía Comunal, que terminó haciéndose cargo dela situación, fue una de las personas que estaba de civil filmando y sacando fotos desde la vereda de enfrente, una forma de intimidación que a esta altura no se puede permitir. Se hizo una denuncia en fiscalía y lógicamente provoca miedo en nuestros compañeros de salir a la calle a manifestarse por temor de quedarse sin trabajo al día siguiente. Hay miedo de salir a reclamar, pero no por eso dejaremos de hacer visible nuestra situación porque en algún momento tendrán que hacerse cargo. Lo tristes es que cuando visibilizábamos la realidad de los empleados municipales, el intendente estaba en una reunión con autoridades de General Las Heras paseando por el Centro Multiagencia y significa claramente que le interesan los trabajadores municipales. De hecho, funcionarios nos fueron a sacar pasacalles que colocamos en los accesos a la ciudad y con respecto a las pegatinas en los contenedores de residuos que hicimos una noche, a la mañana ya no estaban. Es complicado por qué nadie quiere ver lo que pasa, ningún funcionario se solidariza y me gustaría que por un mes cobren el sueldo que percibe un ingresante para comprobar cómo se las arreglan para vivir.


-¿Los actores políticos de la ciudad se involucran en la causa?

-Todos los actores políticos están al tanto de lo que gana un empleado municipal aunque únicamente se acercaron a nuestro gacebo los concejales, Gustavo Bruno y Julio Alvarez quienes se acercaron a charlar y preguntarnos acerca del reclamo.


-¿El significado de la frase ‘Seguimos de pie porque no quieren sentarse’?

-Que vamos a seguir luchando, continuar con nuestras jornadas de visibilización, con nuestro plan de reclamos en base a las decisiones que se toman en función de las asambleas de forma democrática hasta que nos convoquen a discutir paritaria porque actualmente un solo sindicato se sienta a discutir paritaria con el Ejecutivo y es lamentable que no convoquen al resto de sus compañeros antes de tomar alguna determinación o aceptar una propuesta.


Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
Buscar por tags
No hay tags aún.
bottom of page