“El trabajo en los barrios no es solamente dar una bolsa con alimentos sino en ver que hay detrás"

La referenta del Movimiento Evita en Chivilcoy, Micaela Román detalló todas y cada una de las actividades realizadas durante este particular año 2020 tanto desde el punto de vista social como sanitario y cultural, respectivamente.

En diálogo con Radio del Centro, Román en principio señaló: “Nunca paramos de trabajar en la pandemia y cuando tenemos responsabilidades claramente políticas ante una situación de estas características aumenta el compromiso social y estamos desarrollando una tarea intensa, como lo hacemos siempre aunque con una demanda mayor en relación a años anteriores”.

“La parte social siempre es motivo de trabajo pero nos ahora contamos con herramientas que anteriormente no teníamos como una institución que se llama Casa Pueblo y venimos realizando tareas comunitarias y sociales ante la pandemia, asimismo de asistencia alimentaria”, consignó, e indicó: “También tenemos merenderos donde ofrecemos la merienda a las familias de la misma manera que el almuerzo”.

-¿La tarea junto Atención Primaria de la Salud?

-Venimos generando prevención con Atención Primaria de la Salud en todos los barrios con la idea de generar conciencia acerca del cuidado porque como siempre decimos no podemos estar encerrados toda la vida y está bueno que a la hora de salir de nuestras casas tengamos las herramientas e información para poder cuidarnos ante el virus.

La realidad es que salimos casa por casa y aquello que se hace es un relevamiento territorial porque nos preocupa observar la salud de una manera integral porque sabemos que hay muchos ciudadanos y ciudadanas que con el tema de la pandemia no están yendo a los centros de salud público ni privados para poder continuar con sus tratamientos de enfermedades de base o vacunación de sus niños y niñas. Realizamos un relevamiento para conocer también qué otras problemáticas hay de salud y con ello ampliar el espectro de intervención donde amén de concientizar sobre el Covid también se está vacunando a las familias y trabajando sobre las enfermedades prevalentes.

A través del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación pudimos gestionar la compra de un tráiler sanitario y luego lo equipamos para poder ponerlo en funcionamiento así desarrollar la tarea de forma adecuada. Decidimos afrontar este trabajo de concurrir a los barrios conjuntamente con Atención Primaria de la Salud porque además son quienes conocen bien, por una cuestión epidemiológica, donde se están desarrollando los casos y para poder generar prevención en el barrio.

-¿Los promotores y promotoras de salud?

-A través de observar en determinadas encuestas que hay diez promotores y promotoras de salud donde desde el Movimiento Evita también logramos generar una gestión para que tengan un doble salario, personas que son beneficiarias del programa Potenciar Trabajo y al inscribirlos como promotores de salud, formándolos en tal temática, perciben un plus durante 10 meses $ 18 mil, en lugar de $ 8.500 porque como ahora aumentó el salario social complementario está llegando prácticamente a los $ 20 mil.

-¿La asistencia a familias en materia de alimentos disminuyó, se incrementó, se estabilizó?

-Hay un gran cambio cuando las familias reciben el depósito de la Tarjeta Alimentar u otro beneficio social, no existe un crecimiento de la demanda sino todo lo contrario reduciéndose la cantidad de personas que van a buscar tanto la merienda como la vianda. Claramente hay dos semanas del mes donde el crecimiento es mayor pero a la hora de recibir este derecho de parte del estado nacional, en esos quince días cuando las familias disponen de un recurso económico, no concurren a buscar la ayuda alimentaria.

-Amén de lo social, ¿Casa Pueblo se ocupa de..?

-Casa Pueblo también se ocupa de trabajar en la parte sanitaria con los vecinos pero también en la faz cultural. Contamos con un médico, enfermeras, trabajadores sociales, psicólogas y psicólogos, en conjunto concurrimos con Atención Primaria de la Salud y paralelamente, que también incluye en este caso a la salud mental, son las postas culturales que desarrollamos en las veredas de los hogares de Adultos Mayores para brindar un momento artístico y cultural a los adultos mayores que la están pasando mal también desde lo emocional porque durante muchos meses no pudieron ver a sus familiares y poder compartir ese rato de música, de encuentro- con los cuidados necesarios- también hace al individuo y al sujeto.

La pandemia vino a romper nuestra cotidianidad y claramente genera una desestructuración a nivel psicológico también, consideramos que la salud mental tiene que cuidarse y protegerse también.

-¿Hacía dónde está orientado el trabajo en los barrios?

-El trabajo en los barrios no está únicamente orientado a entregar una bolsa con alimentos sino en ver qué hay detrás porque veníamos de una crisis muy profunda de cuatro años, la situación de la pandemia la profundizó. Hay sectores que nunca precisaron de esa ayuda social, pero ahora sí y significa mucho para la estructura psíquica de ese individuo.

Cuando intervenimos lo hacemos a partir de una perspectiva biopsicosocial, debe tenerse en cuenta el todo porque somos humanos y nos atraviesan muchísimas cosas. No es algo que nuestro pueblo desee, quien concurre a buscar la bolsa de mercadería no lo hace porque es vago o va a lo fácil sino que concurre quien lo necesita y lo comprobamos porque cuando las familias tienen un ingreso para poder alimentarse no concurren a buscar la ayuda social.

-¿El SUM en el Barrio ‘Las Margaritas’?

-A través del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación pudimos hacer un comodato a través de la Federación de Cooperativas Evita y gestionamos $ 2.700.000 destinando $ 1 millón para el SUM (Salón de Usos Múltiples) que ya estamos ejecutando y venimos muy bien tras una complicación inicial con los materiales debido a que el dólar nos variaba el precio y había faltante, pero la situación ahora se regularizó bastante posibilitándonos avanzar.

Dentro de ese comodato quienes realizan la tarea son los trabajadores y trabajadoras que reciben el salario social complementario quienes por realizar el SUM durante diez meses perciben un doble ingreso. Satisfechos por el hecho de poder generar trabajo y aportar para que se mueva un poco la economía local porque ese ingreso que gestionamos de Nación se gasta en Chivilcoy.

-¿La intervención en la faz educativa?

-En Casa Pueblo tenemos el Fines para terminar el primario, entregamos cuadernillo a la Jefa Distrital provenientes del Gobierno de Educación de la Nación quien se encarga de distribuir a las diferentes escuelas.

A través de Potenciar Trabajo generamos diálogo con la Escuela de Trabajo Social y fueron beneficiaras ocho trabajadoras sociales que se están incorporando en Casa Pueblo, permitiéndoles poder seguir desarrollando la carrera que muchas veces a sectores medios les cuesta la educación por los costos.

Estamos realizando un trabajo interdisciplinario en el Barrio Blanco e incorporamos cuatro estudiantes del profesorado de educación física que trabajan con personas que tienen enfermedades prevalentes.

Nos quedó pendiente, por cuestiones del convenio de Nación con Provincia, poder seguir la continuidad del programa pero la tarea pudimos desarrollarla en dos escuelas que las pintamos completamente.






No hay tags aún.
Buscar por tags

Contacto: