top of page

“En éstos 5 meses el gobierno nacional hizo mucho más daño que en todo el período de Menem y lo puedo asegurar porque entre suspendidos y desempleados se asciende a 250 mil personas”

El Secretario General de ASIMRA en Chivilcoy, Juan Carlos Delorenzi, se refirió a las repercusiones del paro general convocado por la CGT el pasado 9 de mayo, apuntó contra las políticas que está implementado el gobierno de Javier Milei entendiendo que atentan principalmente contra la clase media y criticó su falta de diálogo.

Entrevistado en Radio del Centro, el dirigente sindical también mencionó que se está tratando de imponer una Reforma Laboral con la finalidad de quitar derechos a los trabajadores, estirar la edad jubilatoria y solicitó se abra el debate en relación a las leyes que se pretendan actualizar para escuchar a las partes involucradas antes de tomar una decisión final.

 

-El gobierno nacional minimizó el paro, ¿qué opina al respecto?

-Cuando hay un paro siempre se busca bajarle el precio, tratando de minimizarlo pero la medida de fuerza es buena desde el preciso momento que el gobierno se ocupa de criticarla. Un paro forma parte de las leyes que permiten a los trabajadores expresarnos; la realidad es que el gobierno cree que fue un paro mínimo aunque en los grandes centros urbanos no se vio a nadie movilizarse y en Chivilcoy, entiendo al comercio que no adhirió porque deben pagar los gastos fijos estando abiertos o cerrados necesitando atender a la persona que ingresa a comprar, por eso entendemos la realidad de cada uno. No obstante, dialogando con varios comerciantes estaban de acuerdo con la medida de fuerza pero la realidad de cada uno de no asumirla en conjunto no tiene peso.

Por lo tanto, hay que concientizar más aunque en el entendimiento que ante el inconveniente de poder adquisitivo que existe actualmente que para un trabajador perderse un premio de $ 20 o $ 30 mil por un día de falta es considerable aunque de no hacer un movimiento en conjunto estaremos derrotados.

Hubo actividades que directamente no funcionaron como la parte láctea, las universidades, la molinería, el transporte, los gremios cerrados centros médicos, hubo otras actividades que también se plegaron como la faz educativa, servicios de combis a Buenos Aires, los bancos.

Siempre es respetable el derecho a huelga de quien adhirió como asimismo quien no quiso parar porque es su idea, nunca el paro puede ser total pero cuando no funciona el transporte, no hay clases, las cosas empiezan a complicarse y la población comienza a tomar conciencia.

El paro no se hace para molestar a la ciudadanía si no como forma de protesta debido a que las condiciones laborales están cada vez más complicadas, el poder adquisitivo del salario bajó exponencialmente en los últimos seis meses con un INDEC que estima una caída del 30% aunque personalmente considero que es mayor la caída y debe estar en un 50%. La política siempre quiere mostrar, amén de quién maneje el INDEC, que los números son favorables pero la realidad es que hace un año atrás se compraba una bolsa de alimento por $ 5000 y ahora cuesta $ 30000.

 

-¿Qué realidad de país está observando?

-Son varias las personas que aún tienen alguna esperanza depositada en el actual gobierno nacional pero se van diluyendo cada vez más debido a que la situación no está mejorando si no empeorando, sintiéndose cada día que el mencionado ajuste no era para la casta si no orientada a la clase media.

Las personas que están más abajo se encuentran acostumbradas a pelearla todos los días aunque deberían ser mucho más atendidos aunque la persona con un poder adquisitivo que le permitía vivir dignamente o con un sobrante ahora llega con lo justo a fin de mes sin tener ahorro alguno ante la intención de mantener mínimamente su nivel de vida pero ya sin la capacidad de ahorro.

Asimismo, tuvimos un incremento en la cantidad de gente que está cartoneando, resolviendo todos los contenedores de residuos y es una señal de personas sin trabajo que quizás estaba haciendo algunas tareas menores aunque hoy ya no están y debe salir a realizar otra actividad que le permita buscar el peso para mantener a la familia.

Después es dialogar con el comerciante contándonos que mes a mes se achican las ventas y sus ingresos en un 30 o 40%, quien compraba un kilo ahora se lleva por unidad teniendo mucha gente que reducir gastos en un montón de cosas.

 

-¿Se puede comparar al actual gobierno con el presidido por Menem?

-Este gobierno como no sucedió prácticamente con ningún otro no tiene diálogo y si tiene lo hace a través de mandantes que van a tratar de negociar algo aunque luego los desautorizan, en un momento pusieron techo a las paritarias cuando en campaña expresaron que éstas eran libres y con un acuerdo entre privados, después resulta que no se podían negociar aunque sea algunas décimas más de la inflación para tratar de superar un poco. Como no hay diálogo y todos los días se quiere avanzar en alguna reforma a su gusto, aducen que la Ley de Contrato de Trabajo es antigua y en mi caso, estaría dispuesto a renovarla aunque sentándome a charlar bajo qué concepto se pretende renovar porque los convenios son del año 1994 cuando en 30 años sucedieron un montón de cosas tanto para bien como para mal. A los convenios hay que actualizarlos, creando nuevas categorías pero dentro de un contexto de diálogo no queriendo imponer las cosas.

En ciertos lugares la gente tiene miedo, acompaña la decisión de una medida de fuerza pero después no para ante el temor de perder su puesto de trabajo y detrás sabe que hay gente esperando por ocuparlo, entonces provoca que el salario, las condiciones se terminen negociando a la baja. Argentina es cíclica y cuando queremos empezar a sacar un poco la cabeza, nos volvemos a hundir y en éstos 5 meses se hizo mucho más daño que en todo el período de Menem, lo puedo asegurar porque entre suspendidos y desempleados se asciende a 250 mil, mientras que, todo lo que hay en acuerdo o arreglo interno superan esa cifra. El gobierno actual no tiene comparación con el gobierno de Menem porque éste lo hizo en dos períodos de gobierno durante 10 años pero al ejecutivo actual le tomó 5 meses donde ya hubo cierres en ramales de ferrocarriles, oficinas de correo, en Anses donde no nombran responsables para no dar respuesta y cerrar las UDAI.

 

-¿Las políticas que se pueden llevar a cabo y más preocupa a la clase trabajadora?

-Hay que analizar la situación para llevar a cabo algo que realmente convenga a las partes y también tener en cuenta la parte de contratación donde no le escapo al período de pruebas pero no puede ser que cada 6 meses se esté probando a un nuevo empleado tiene que existir una cierta cantidad si no se las pasan de prueba en prueba, hacen trabajar a las personas sin aportales ni nada.

La edad de la jubilación pretende aumentarse pero por qué no se le pone un incentivo a quien desea seguir aportando, no le tengo miedo a la discusión pero debe ser racional. Hacer que desaparezca la antigüedad, premios es lo que quieren hacer con el único propósito de seguir quitando derecho al trabajador, en mi caso pretendo que tenga cada vez más y no cada vez menos.

Las 8 horas también en su momento ingresaron en el debate porque era mucho tiempo de trabajo y tenían que bajarse, entiendo que a cierta edad son pesadas y entonces hay que buscar la manera que las empresas, de acuerdo a la edad de su personal, empiecen a planificar tareas distintas.

 

-¿Hay intención de realizar una reforma laboral?

-Sin dudas se quiere ir a una reforma laboral aunque hacer cualquier cosa y escrita por gente que considera que puede tener esclavos. En distintos países, incluso cercanos, hay muy poca legislación laboral que defiende al trabajador ya que son cambiables pero tienen otra idiosincrasia y existe como sucede en Brasil que no está tan lejos a Argentina. Si quieren que nuestro sistema laboral se parezca al chino puedo decir que cuando trabajaba en las fábricas anduve por todos lados y es realmente inhumano conociendo la realidad de los barcos chinos donde los empleados comenzaban a trabajar a las 7, paraban a las 12 para que coman un sándwich, una manzana y un tarro de cerveza para que continúen trabajando hasta las 19 y vivían en el barco. No estamos dispuestos que se legue a ese régimen.

Una reforma laboral se necesita porque hay aspectos que quedaron en desuso como hay otras a fomentar debido a que se eliminó hasta el recorrido en relación al trabajador que tiene media hora para ir a su casa y retornar al trabajo que estaba cubierto por un seguro, ahora no existe. A la persona le sucede algo en la calle, tiene que arreglarse por cuenta al no tener cobertura y lo primero que le sucede luego es perder el trabajo.



Commentaires

Noté 0 étoile sur 5.
Pas encore de note

Ajouter une note
Buscar por tags
No hay tags aún.
bottom of page