“Es insólito que a esta altura tengamos que estar votando con el actual sistema electoral"

Un plenario de comisiones inició el debate sobre la boleta única de papel.

Las comisiones de Asuntos Constitucionales, de Justicia y de Presupuesto y Hacienda analizaron los diferentes proyectos de implementación de la boleta única de papel (BUP) en el sistema electoral argentino.

Se trata de 19 proyectos presentados sobre la implementación de la Boleta única de papel.

A diferencia de la lista sábana, la Boleta Única en Papel lleva los nombres y fotos de todos los candidatos, divididos por partido y por categorías (presidente, diputados, senadores, intendente, etc). El votante marca al que quiere votar y puede dejar en blanco el casillero que quiera.

El plenario de comisiones de Asuntos Constitucionales; Presupuesto y Hacienda, presidida Carlos Heller (Frente de Todos); y de Justicia, liderada por el oficialista Rodolfo Tailhade, continuará el próximo martes con la presencia de invitados.

Para profundizar en el tema, dialogamos con el Diputado Nacional de Juntos por el Cambio, Sebastián García De Luca.

El legislador oriundo de Chivilcoy explicó las instancias del tratamiento y el proceso para que pueda llegar a ser votada la iniciativa en el recinto.

En principio, García De Luca recordó cuando junto a Frigerio intentaron que prospere el sistema electrónico de votación, “Avanzamos en 2016 con el voto electrónico, en ese momento junto a Rogelio Frigerio fuimos por un proyecto bastante ambicioso que había formado parte de nuestras promesas de campaña y una vez iniciado nuestro mandato en un año no electoral avanzamos con la propuesta del voto electrónico donde tuvimos aprobación en Diputados y luego se nos mancó en el Senado cuando entra muy en debate si las experiencias habían sido buenas en Europa y demás.

Ahí ya la iniciativa retrocedió y en una segunda etapa legislativa de nuestro mandato era muy complejo obtener la aprobación del Congreso pero ahora volvimos a la carga con un esquema mucho más aplicable que se utiliza en Santa Fe, en Córdoba que es la boleta única, es decir, un solo papel donde están todos los partidos y referencia de los candidatos buscando que sea sencillo para la gente y dejar de tener esas listas sábanas de cada partido con 5 o 6 cuerpos”.

En cuanto a poder contar con la boleta única de papel y el por qué, señaló: “La intención es pasar a tener una única boleta porque se pierden los incentivos a que cualquier pícaro la quiera cambiar de lugar, se la quiera llevar, la quiera tirar y se pierda el compromiso donde el estado tenga que financiar a cada partido político una boleta por elector en el caso de las PASO y en las generales son dos padrones y medio por partido; estamos hablando de un gasto bestial, amén de todo aquello que implica en términos sustentables y en el ejercito de fiscales para evitar que te roben las boletas.

Todo ese sistema planteamos dejarlo atrás porque somos uno de los pocos países en Latinoamérica con un sistema de votación que atrasa por donde se lo mire, es un gastadero de dinero fenomenal y no estamos planteando una iniciativa que se hace en Finlandia o en Noruega sino en Córdoba de ir con una lapicera a un cuarto oscuro, marcar los candidatos que te gustan y significaría un ahorro superior a los 2 mil millones de pesos permitiendo a partidos chicos que no tienen la posibilidad de tener fiscalización propia”.

A continuación, comentó qué cantidad de gente se necesita actualmente para llevar adelante una elección y qué ocurriría de tener la boleta única en tal sentido: “En la provincia de Buenos Aires se necesitan más de 35 mil personas para fiscalizar una elección de manera mensual, después hay que agregar un fiscal general por escuela, más el remís, la vianda. Es momento de decir basta porque si bien no es un tema prioritario en Argentina si debe discutirse rápidamente y sacarlo adelante porque es muy difícil defender el sistema actual.

Es insólito que a esta altura de la modernidad que vivimos tengamos que estar votando con el actual sistema electoral, que la gente tenga que aguantarse cada cinco minutos que ingresen los fiscales para revisar que estén todas las boletas, con lo que cuesta capacitarlos además.

No es quizás lo ideal sino ir a un esquema electrónico pero también entramos en un debate así que lo más aplicable es ir al modelo de Santa Fe o de Córdoba donde en una sola papeleta están todos los candidatos con la cara del que encabeza la lista”.

Preguntado por qué el oficialismo se niega a modificar el sistema electoral, respondió: “Es muy difícil entenderlo, es más una cuestión de capricho político a no estar a favor de la idea. Es muy difícil explicar que se encuentren en contra de la boleta única porque directamente es estar a favor de todo este sistema que no permite a los partidos más chicos tener sus electores, su esquema de fiscalización, achicar el gasto, no se entiende por qué más que estar en contra debido a que fue planteado por la oposición, no hay otro argumento entendible”.

Seguidamente, destacó que el recuento de votos se aceleraría con la boleta única de papel: “Es un sistema más ágil, una vez terminada la votación al rato ya está el conteo, es más transparente, más ágil, más moderno y sustentable porque ya no se necesitará talar tanto árboles para imprimir las boletas que ahora hacen falta. Por el lado que se lo mire la boleta única de papel es positiva y no tiene especulación electoral porque en tal sentido favorece a los partidos más chicos, hay que dar ese paso”.

Acerca de la continuidad del tratamiento, manifestó: “Seguirá el debate en el plenario de las distintas comisiones que integran Asuntos Constitucionales y presupuesto para desde ese lugar buscar la aprobación del dictamen para después ir al recinto y tener el número que planteamos en la última sesión que era un total de 132 votos a favor y teniendo el dictamen de la comisión lo podemos aprobar.

En la oportunidad anterior no pudimos hacerlo porque como el oficialismo se negaba a conformar las comisiones lo que hicimos fue directamente ir al recinto, plantear una sesión especial y se emplazó al presidente de la Cámara conjuntamente con el oficialismo que armen la comisión para poder discutir el tema y una vez obtenido los distintos dictámenes se traslade al recinto para poder tener la votación de la media sanción

Cuando surge una elección tratar una reforma electoral hace que aparezcan todas las suspicacias y dificultades de llevarla adelante así que esperamos poder tener rápidamente los dictámenes en las distintas comisiones y poder avanzar al recinto, aprobarlo y que pase al Senado donde aparecerá otra discusión con la Vicepresidenta manejando su tropa pero entiendo que también tenemos número para conseguir la media sanción en la cámara alta”.

Buscar por tags
No hay tags aún.