top of page

“Es la pata que nos está faltando dentro de la seguridad rural porque tenemos la mayoría de las escalas cubiertas, en relación a un posible delito, pero falta la fiscalía especializada”

Con la presencia de legisladores de diferentes bloques políticos y dirigentes de entidades agrarias, la diputada provincial, Silvina Vaccarezza presentó el proyecto de ley para crear unidades fiscales de investigación y juicio especializadas en delitos rurales y delitos conexos en el ámbito del Ministerio Público.

La iniciativa pertenece a la legisladora albertina, Silvina Vaccarezza y prevé la creación de unidades fiscales de investigación y juicios especializadas en esta problemática.

El proyecto tiene como objetivo disminuir el delito en las zonas rurales. Cada implementación será gradual de acuerdo al nivel de conflicto existente. En base a esto, las fiscalías se instaurarán en los departamentos judiciales donde exista mayor demanda de hechos delictivos.

Las atribuciones que tienen estas unidades son la recepción de denuncias, realización de Investigación Penal Preparatoria (IPP), recolección de pruebas y por último la elaboración de un mapa geofísico de los delitos cometidos en su Departamento Judicial.

La autora de la iniciativa, en una entrevista con Radio del Centro aseguró que “este proyecto surgió como respuesta a la cantidad de incrementos de delitos rurales que se están dando en distintos puntos de la provincia”.

Ante esta situación la legisladora advirtió que “tenemos que brindar una solución institucional para que con más eficiencia se trabaje en prevención y sanciones”.

De la presentación, participaron los diputados y diputadas Martín Endere, María Belén Malaisi, Carlos Puglielli, Juan Malpeli, Sabrina Sabat, Viviana Dirolli, Pablo Domenichini; y los presidentes de las comisiones de Asuntos Agrarios de la Cámara de Diputados, María Paula Bustos y Asuntos Agrarios y Pesca de la Cámara de Senadores bonaerense, Luis Alejandro Cellillo.

También formaron parte del encuentro dirigentes de entidades agropecuarias entre los que se encontraban, Horacio Salaverri de CARBAP, Claudio Angeleri de Federación Agraria y Enzo Santilli de CONINAGRO.

 

-¿Por qué la creación de unidades fiscales especializadas en el delito rural?

-Como es de público conocimiento la cantidad de delitos rurales que vienen ocurriendo en todo el ámbito rural de la provincia de Buenos Aires se van incrementando y nos llevó a tomar cartas en el asunto para empezar a buscar una solución institucional para esta clase de ilícitos en el propósito  que aporten más eficiencia en la prevención como asimismo en la sanción.

El proyecto que presenté en la Cámara de Diputados de la Provincia en conjunto con la Mesa de Enlace debido a que estuvieron acompañando autoridades de Carbap, de Conninagro, de Federación Agraria como asimismo presidentes de diferentes sociedades rurales de la provincia y diferentes productores vinculados a instituciones del ámbito rural.

 

-¿Qué pretende con la iniciativa?

-El proyecto pretende convertirse en una herramienta para que la justicia pueda llevar a cabo investigaciones de forma más idónea debido a que actualmente a un productor rural le roban tres vacas y concurre su hecho a una Fiscalía General u Ordinaria dentro de la Provincia de Buenos Aires donde Chivilcoy como Alberti pertenecemos al Departamento Judicial de Mercedes, se hace la denuncia pero queda en el aire porque la Fiscalía se ocupa principalmente de las denuncias en el ámbito urbano. Teniendo en cuenta que no es lo mismo el ámbito rural que el ámbito urbano debido a que el primero de los mencionados tiene particularidades, características, elementos que le son propios, conductas típicas, al partir de esta base se necesita de una persona capacitada dentro de la fiscalía para que se ocupe de los delitos rurales y así ese agente capacitado tendría como atribuciones no solamente el recibimiento de una denuncia si no también el seguimiento, esclarecimiento de hecho, ejecución y armado de un mapa geofísico que también servirá para tener estadísticas debido a que actualmente no existen. Hay una estadística de los delitos en general pero no están diferenciados y además el productor rural observando que su denuncia queda en la nada, directamente baja los brazos y ya no vuelve a radicarla, entonces tampoco tenemos la realidad de la cantidad de delitos que se cometen muchos más de los que se denuncian.

 

-¿Las unidades fiscales actuarían sobre qué clase de delitos?

-Es todo lo que está contemplado en el Código Penal Argentino, delito contra las personas que puede ser una entradera a una casa de campo o contra un hecho de violencia, también el robo contra la propiedad, contra la producción dentro del establecimiento rural o en las inmediaciones porque puede sucede que la persona tenga un tractor o una maquinaria en arreglo en el ámbito urbano y se lo roben, entra también dentro de los delitos de la ruralidad.

Además, es la pata que nos está faltando dentro de la seguridad rural porque tenemos la mayoría de las escalas cubiertas en relación a un posible delito pero falta la fiscalía especializada que no es menos importante debido a que se trata del recibimiento de la denuncia hasta llegar a su ejecución. La creación de las unidades fiscales de investigación y juicio, especializadas en delitos rurales y delitos conexos realmente es importante.

Como tenemos una provincia de Buenos Aires con mucho territorio, el ámbito rural es muy extenso y cuando empecé a escribir el proyecto estudié como en las distintas zonas son diferentes los tipos de delitos, en la zona de Pergamino existe mucha rotura de silo bolsas, mucho robo de granos, mucha violencia en entraderas a viviendas, a instalaciones rurales, daño de maquinarias. En la zona de 9 de Julio, Rauch o Bahía Blanca hay mucho robo de ganado y se da por la característica de cada ciudad región.

 

-¿La recepción del proyecto?

-La propuesta tuvo muy buena repercusión en el ámbito rural y recepción por parte de todos los bloques políticos que pertenecen a la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires así que tengo mucha esperanza que el proyecto, una vez cumplimentadas las etapas correspondientes al estar ya ingresado y prontamente derivado a las distintas comisiones para trabajarlo, estudiarlo y enriquecerlo. Anhelo que la Cámara pueda hacer nuevamente una convocatoria con las entidades rurales y productores para que también aporten desde su lugar, así convertirlo en una muy buena ley, aguardando tener media sanción en Diputados para que luego pase a ser trabajando en el Senado para que posteriormente el Ejecutivo pueda reglamentarlo.

Las entidades rurales leyeron el proyecto y la devolución que recibí fue que contemplaba todos los requisitos y características en relación a su armado; cuando presenté el proyecto se refirieron a la problemática específica que tiene el ámbito rural con respecto a los delitos. El proyecto seguirá sorteando etapas para continuar enriqueciéndose y tengo muchas esperanzas que en algún momento se convertirá en Ley, estimo que no pasará mucho tiempo para que ésto suceda.

 

-¿Cómo sería la implementación de las unidades fiscales?

-Las fiscalías se van a ir incorporando de forma gradual de acuerdo al nivel de conflictividad y litigiosidad que vayan teniendo los distintos Departamentos Judiciales. El agente fiscal estará especializado en delito rural porque actualmente una Fiscalía General toma una denuncia rural pero si luego llega una ocurrida en el ámbito urbano siempre dará más importancia a ésta última porque tiene mayor difusión, se conocen más los pasos a seguir y además, se considera que la denuncia de una vaca tiene menor valor cuando en realidad para el productor significa una inversión que pierde y un ingreso que no tendrá a futuro. El robo de animales para los productores implica perder toda la inversión en la crianza de ese animal y perder producción de leche, una venta de carne, más animales a futuro, por eso el, agente debe estar especializado en ruralidad.



Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
Buscar por tags
No hay etiquetas aún.
bottom of page