“Estamos conciliando esta situación desde hace un tiempo atrás no es un tema nuevo sino recurrente"

El delegado regional del Ministerio de Trabajo en Chivilcoy, Dr. Fernando Antonelli, brindó detalles pormenorizados de toda la negociación entre las partes para que el personal de salud del Sanatorio Chivilcoy deponga su medida de fuerza y retome sus tareas.

Entrevistado por ‘La Mañana del Centro’, en principio señaló: “Tuvimos una jornada muy intensa en el día de ayer (por el lunes) donde el Ministerio intervino activamente para poder destrabar el conflicto que se había suscitado una vez que arrancó la jornada laboral en el Sanatorio Chivilcoy teniendo en cuenta que los trabajadores decidieron hacer una medida de fuerza consistente en una retención de tareas”.

“El Ministerio de Trabajo tomó conocimiento de la situación en horas tempranas de la mañana, nos presentamos en el lugar de los acontecimientos, pedimos hablar con los trabajadores, conocer el alcance de la medida de fuerza, hablar con los responsables del Sanatorio, pedimos convocar una reunión en el mismo lugar”, expresó, e indicó: “Después de una intensa negociación llevada a cabo pudimos conseguir una propuesta que evaluó el personal de salud, se reunieron en una asamblea y se llegó a un principio de acuerdo donde aceptaron los compromisos asumidos por el Sanatorio”.

-¿El Sanatorio está muy atrasado en materia salarial?

-El Sanatorio viene con un atraso salarial muy importante. Los empleados no habían terminado de cobrar el aguinaldo, lo propio ocurría con el mes de agosto, septiembre no se había abonado en su totalidad; los aumentos paritarios del año anterior tampoco los habían percibido y unos bonos de fin de mes extraordinarios que consiguen los gremios se adeudaban 2018 y 2019 más un bono que se otorga siempre para el día del trabajador de la Sanidad que fue el 21 de septiembre que también estaba impago.

-¿Se le otorgó el ATP?

-Merced al estado pudo estar presente con el ATP durante seis meses, caso contrario, la deuda pudo ser más importante y llegó a apagar el incendio que se estaba produciendo con los atrasos en diferentes conceptos.

No hay que perder de vista y tener en cuenta lo importante que fue en esta pandemia, el estado presente auxiliando a todos los sectores y poniendo dinero para paliar esta crisis sanitaria y económica porque la verdad hubo meses que únicamente los trabajadores recibían el dinero del estado no de la empresa.

-¿La propuesta para solucionar el conflicto?

-La propuesta que se pudo obtener que a punto tal estaban complicados los trabajadores de la sanidad y naturalizado el atraso salarial que levantan la medida de fuerza con un compromiso del Sanatorio de mañana (por hoy) asumir el pago total del aguinaldo y agosto. Después otro compromiso de pago del 50 por ciento de septiembre, luego viene el ATP de octubre imputado a ese mes y el 50 por ciento restante de septiembre a fines de noviembre y luego el 50 por ciento restante de octubre.

También se tomó el compromiso, con el 50 por ciento de octubre pagar el bono de $ 2.500 por el día de la Sanidad. En el mes de noviembre se comprometieron a hacer un cronograma por las deudas más atrasadas y otra parte fundamental fue que los trabajadores que participaron de la medida de fuerza no fueran objeto de ninguna sanción ni que la empresa tomara represalias contra ellos ni se les descuente el día. Había un pedido de cese de malos tratos y presiones ejercidas por la administración del sanatorio como reclamo y queja reiterada que recibimos en el Ministerio en tal sentido.

-¿Por qué se llega a esta situación?

-Tratamos que se cumpla este compromiso asumido, no obstante, estamos conciliando esta situación desde hace un tiempo atrás no es un tema nuevo sino recurrente, pero transmito a la sociedad que valoro muchísimo el esfuerzo de los trabajadores de la sanidad porque en esta etapa de pandemia son esenciales, que todos los días deben concurrir a cumplir funciones laborales, están en la primera línea de batalla, arriesgando su vida, su salud y la de sus familias, encima con atrasos salariales y además estalló todo el malestar cuando desde administración del Sanatorio se quiso hacer firmar bajo presión una reducción del 35 por ciento de los salarios.

Además de no pagarles en término, que existía una deuda salarial importante, teniendo que concurrir a trabajar al ser esenciales, la empresa en lugar de premiarlos intentaba en forma unilateral imponer una reducción del 35 por ciento que les significaba una pérdida de $10 mil de sus ingresos.

-¿Valora la predisposición de los empleados?

-Destaco el accionar de los trabajadores de siempre poner su buena voluntad, su esfuerzo para sostener la empresa, que todos los servicios se presten porque hacen prevalecer antes que sus derechos personales y laborales los derechos de la salud de los pacientes. Es tan grande la vocación de servicio que van postergando sus derechos para atender y asistir al paciente del Sanatorio.

Llega un momento que naturalizan el cobrar más adelante, sin dejar de lado de atender las necesidades de las personas enfermas y descuidan mucho sus propios intereses hasta que llega un momento que dijeron basta porque después surgió un aprovechamiento de la situación por parte de la empresa en el acostumbramiento de ir postergando sus derechos.

-¿Cómo considera el acuerdo?

-Si bien no fue un gran acuerdo porque la empresa se comprometió a saldar el aguinaldo y agosto que es apenas mirar unos meses hacia atrás deudas que debían saldarse a final de junio.

Ningún otro trabajador aceptaría las condiciones de pago que actualmente el personal de la salud está soportando y en todos los lugares porque entendemos que existe una crisis del sistema de salud privado, un tema que debería abordarse con todos los actores intervinientes, cámaras empresariales de las clínicas, el estado, el sindicato, la federación de trabajadores de la sanidad y empleados para conocer si está anacrónico el sistema de salud privado.

-¿A partir de ahora cómo será la función del Ministerio?

-Pudimos intervenir activamente, desde el sindicato también, destrabamos la situación para el bien de la empresa y los trabajadores.

El compromiso que se hizo en las oficinas del Sanatorio, lo instrumentamos y formalizamos en el Ministerio a través de un acta con la firma de todos las partes que participaron de las negociaciones. No obstante, los trabajadores se reservan el derecho de acciones en caso de incumplimiento, aunque espero que no ocurra. De no cumplir la empresa están los medios legales de cada trabajador y acciones del Sindicato, asimismo el Ministerio de Trabajo podrá controlar y verificar el cumplimiento, caso contrario, podrán ser pasivos de una multa de la misma manera que sucedió meses atrás.

La idea del Ministerio no es sancionar y multar sino solucionar los problemas que puedan suscitarse entre la empresa y los trabajadores que es el objetivo fundamental.

No hay tags aún.
Buscar por tags

Contacto: