top of page

Estamos solicitando el apoyo para que se trámite ante provincia la emergencia agropecuaria

Con el Presidente de la Asociación Rural de Chivilcoy, Pablo Güida, realizamos un repaso por la actualidad agro ganadera, complicada por la sequía y escasez de precipitaciones. Los milímetros caídos en los últimos días no fueron muchos y la situación hídrica no se recompone. La siembra de trigo será menor, el maíz de primera tendrá una implantación menor y la soja parece ganar un poco más de superficie dentro de un panorama complejo donde no se avizoran lluvias importantes en el corto plazo.

Entrevistado por Radio del Centro, el máximo titular de la entidad ruralista también manifestó que se encuentran haciendo gestiones para que Chivilcoy pueda ingresar en la emergencia agropecuaria.


-¿Las últimas lluvias no colaboraron demasiado?

-Las últimas lluvias tienen gusto a poco teniendo en cuenta las necesidades agronómicas de los cultivos y pasturas, aunque es mejor que nada. Algunas zonas del partido recibieron una mayor cantidad de agua, otras menos pero el milimetraje osciló entre los 12 y 15 milímetros. Siempre llueve un poco más en la zona más cerca al Río Salado, recibiendo mejores precipitaciones tanto Moquehuá como Benítez.

La situación es más que preocupante y apremiante, ya llevamos 6 meses de déficit hídrico importante. El partido de Chivilcoy se encuentra dentro de la zona de sequía más grave que padece toda la región pampeana y donde más está afectando es en la zona núcleo donde hay mayor cantidad de población que depende principalmente de la producción agropecuaria y se produce mucho maíz y también soja.



-¿Qué sucede con las pasturas en el actual contexto?

-Pasturas prácticamente no hay y en esta época se necesitan 30 o 45 días para el rebrote una vez comido un lote, al no tener lluvias no hay rebrote de la pastura y tampoco se pueden hacer las labores normales como fertilización o control de malezas con aplicaciones. La mayoría ya se está volcando al maíz tardío, otros destinarán su tierra a la producción de soja.


El costo de la ración de la pastura a piso con relación a la de rollo es 7 a 1 y aunque se invierta en la compra de rollo no se refleja después en el mediano o largo plazo al momento de venta porque los precios no acompañan ese nivel de compra.

No hay pasturas y habrá escasez de rollo y también estará comprometido silo de maíz en caso de no llover ahora para poder hacer la siembra. Aunque ahora se recomponga la lluvia, los procesos biológicos tienen sus tiempos y ya todo lo perdido es irrecuperable.


-¿Cómo está el trigo?

-Lo normal es poder tener 8, 9, 10 espigas por planta pero estamos observando que hay 1, 2, 3 y significa que tendremos la mitad de producción en relación a lo habitual. Lo previsto a nivel nacional es que se cosechen entre 8 y 9 millones de toneladas cuando en los últimos años se levantaron 18 o 21 millones. Algunos productores con el trigo decidieron hacer rollo, si tiene hacienda largar a las vacas a comer, mientras que, quien decide cosecharlo será para guardarse la semilla y sembrarla el próximo año, así disponer de un insumo.

La inversión ya no se recupera porque los costos están todos dolarizados, más precisamente en dólar blue cuando los productores recibimos pesos a dólar oficial con retenciones, el desfasaje económico no permite nunca balancear la inversión.


-¿La realidad de la ganadería?

-En agricultura una mala situación en 1 o 2 años se puede revertir pero lo más grave pasa por las producciones ganaderas tanto la bovina como la porcina,carne avícola, lechería, producción de huevo o apícola que requieren de pastura porque la alimentación es menor y termina disminuyendo la cantidad como asimismo la calidad.


-¿Están solicitando para Chivilcoy la emergencia agropecuaria?

-Desde la Asociación Rural de Chivilcoy nos estamos reuniendo con el ejecutivo municipal, como asimismo con integrantes de los diferentes bloques que conforman el Concejo Deliberante, a quienes estamos transmitiendo la realidad de la producción agropecuaria a nivel local solicitando el apoyo para que se trámite ante provincia la emergencia agropecuaria y sea favorable a nuestro partido.

Todavía estamos en tratativas de gestión y esperemos que cuanto antes pueda resolverse. Lo bueno es que los distintos partidos que hicieron la gestión terminaron obteniendo una respuesta favorable y merced también al apoyo de la mesa de enlace y Carbap quienes realizaron las gestiones pertinentes ante el gobierno provincial.

Nuestra intención, en el contacto con la dirigencia política local, obedece a que la gestión de la emergencia agropecuaria ingrese a provincia, con quienes nos reunimos manifestaron comprender la situación y expresaron que iban a apoyar nuestro pedido.


-¿Qué implica la declaración de emergencia?

-La declaración de emergencia agropecuaria proporciona un marco de situación al partido. Después cada productor individualmente tiene la libertad de acogerse a la emergencia agropecuaria que también tiene sus limitaciones en cuanto a acceder a créditos. Por un lado, tiene beneficios impositivos aunque por otro te limita en cuanto al acceso a crédito que no debería ocurrir porque es cuando más lo necesitamos, que esté disponible y sea blando como asimismo tiempo a pagar. El productor paga cuando tiene la posibilidad de obtener un crédito para después ir saldando en tiempo y forma.

El estado de la misma manera que es socio en las buenas también debería serlo en las malas, hay que trabajar en conjunto todo el tiempo y no solamente en las buenas. Cuando la situación se torna complicada es cuando más precisamos de la ayuda del estado también porque los productores agropecuario somos quienes garantizamos que la comida llegue todos los días a la mesa y teniendo en cuenta lo que cuesta producirlo.


-¿Qué medidas debería tomar el estado?

-Una de las medidas que deberían tomarse a nivel nacional sería sacar las retenciones al trigo porque el pan es parte fundamental en la mesa de los argentinos y si hay un impuesto que restringe y no incentiva la producción, lo primero que se necesita es sacarlo, mucho más en las actuales condiciones.

Lamentablemente, sucederá que aumente el precio del pan. Tampoco hay incentivo para sembrar soja o maíz de acuerdo a las medidas anunciadas días atrás debido a que un 40 por ciento financia el estado de sembrar hasta 400 hectáreas de soja o 100 de maíz cuando tendría que ser al revés debido a que el maíz es insumo fundamental para todo lo que es la generación de proteína normal, engorde de novillo, de cerdo, producción de carne avícola, producción de huevo. Los animales no comen soja si no que se alimentan a base de maíz. Hay que incentivar al productor a que siembre maíz, cultivo que además requiere de una inversión mayor que la soja. Además, desde lo agronómico es muy importante tanto el maíz como el trigo para un mejor manejo del suelo.

La soja es el cultivo más rentable desde el punto de vista económico, la necesidad es que haya de los dos y una rotación que pueda favorecer agronómicamente el campo pero el bolsillo manda donde no se puede dejar de vivir y entendemos al productor más chico.






Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
Buscar por tags
No hay tags aún.
bottom of page