top of page

“Estamos viendo a dos gobiernos de salida que están agotando sus últimos recursos económicos"

El Diputado Provincial por Avanza Libertad, Guillermo Castello nos dejó su impresión de la gestión nacional y provincial aunque no muy buena, por cierto, desde su perspectiva.

El legislador liberal también, entrevistado en Radio del Centro, se expresó con respecto a la coparticipación y las leyes que actualmente estarían necesitando los bonaerenses para una mejor economía personal.



-¿Qué opinión le merece la gestión del gobierno provincial y nacional?

-Estamos observando un gobierno provincial con muy pocas luces e ideas que dependen mayormente de un financiamiento extraordinario que está haciendo el gobierno nacional con un vagón de dinero constante que la Nación baja a la provincia de Buenos Aires para que pueda hacer clientelismo. Estamos notando mucho clientelismo, mucha mala gestión, se dilapidan recursos nacionales y provinciales en cuestiones que no son prioritarias.

Además, la presión impositiva en la provincia de Buenos Aires no menguó si no todo lo contrario y es cada vez más alta, que sufren principalmente los trabajadores, los comerciantes, empresarios y demás. No existe ninguna intención del gobierno provincial de bajar impuestos notando que la economía sigue hiper regulada, hiper concentrada, tampoco existe intención alguna de desregular actividades económicas que solicitamos como liberales. Notamos que el gobierno está esperando llegar a diciembre de este año, con un pulmotor tratando de llegar como sea, a nivel nacional con más de 100 por ciento de inflación y a nivel provincial no se ve nada de gestión. Estamos viendo a dos gobiernos de salida que están agotando sus últimos recursos económicos para no arribar tan mal a las próximas elecciones.


-¿El discurso del gobernador en la apertura de sesiones qué impresión le causó?

-No hubo ningún anuncio importante, a excepción que iban a otorgar a Hebe De Bonafini una medalla al mérito, a la trayectoria pero no comprobamos que haya reformas importantes en la provincia de Buenos Aires, a nivel salud, a nivel justicia, a nivel seguridad, a nivel educativo, no hay nada, es campo yermo. Estamos esperando que cambien las autoridades, que lleguen las elecciones y que la gente vote con responsabilidad para tener otro gobierno tanto nacional como provincial.


-¿Corresponden más fondos de Nación a la Provincia?

-Sí, corresponden más fondos de la Nación a la Provincia moralmente y legalmente si alguien se animara, debido que hasta ahora nadie lo hizo, pidiendo que se resuelva de otra manera la coparticipación que viene afectando a la provincia de Buenos Aires desde hace mínimamente 30 años. Hubo un monto determinado de coparticipación nacional a la provincia al que se pegó un recorte del 7 por ciento en el año que gobernaban Alfonsín y Armendariz y la provincia a partir de ahí empezó a sufrir mucho porque 7 puntos de la coparticipación equivalen a un montón de dinero. Los gobiernos posteriores que vinieron no se animaron ni en Nación ni en Provincia se animaron a hacer un pedido con todas las de la ley en relación a ir hasta el fondo, hasta la Corte Suprema y pedir al resto de las provincias para volver a negociar la coparticipación. Kicillof es como un tero en relación a mencionar que va a reclamar por la coparticipación pero tiene un gobierno nacional a quien podría solicitar resolver un problema que viene de larga data y hasta que no se resuelva la provincia de Buenos Aires continuará sufriendo y tendrá que seguir buscando recursos de los bonaerenses en relación a recursos que son los de bonaerenses y se coparticipan a la Nación. Por lo tanto, hay que recuperar 6 o 7 puntos históricos. Es un reclamo donde Kicillof cuenta con nuestro acompañamiento de la misma manera que en su momento estuvimos junto a la ex gobernadora Vidal hace unos años atrás al tratarse de un reclamo genuino de los bonaerenses.


-¿Es correcta la distribución de coparticipación para con los municipios?

-En virtud de lo ocurrido en las últimas elecciones y desde hace diez años que existe un fraude monumental con La Matanza porque se inflaron los números del censo realizado hace una década que aportó al mencionado municipio mucho más poder económico y recursos en relación a aquello que le corresponde al resto del territorio bonaerense. Inflaron los números de La Matanza para recibir más coparticipación de la provincia con respecto al resto de los municipios, una cuestión que debe resolverse y La Matanza de alguna manera tiene que devolver ese dinero indebido que recibió para poder otorgar al resto de los municipios: a Chivilcoy, a Bahía Blanca, a Mar del Plata y a tantos otros que recibieron menos dinero en los últimos diez años.

Hay que achicar el estado central y dar más a los municipios done verdaderamente la gente observa si hay obras o si no hay obras, nota el resultado de la gestión diaria. Al habitante le interesa que ese dinero llegue a su municipio y no le importa lo que suceda en La Matanza o en La Plata, me parece muy bien la idea de varios partidos en relación a ir descentralizando y otorgar a los municipios más recursos para que el poder no esté tan centralizado en Buenos Aires o La Plata para que cada ciudad pueda gestionar mejor con sus propios recursos y puedan quedar en la ciudad. Habría que hacer una reformulación de la coparticipación y estamos justamente proponiendo que el dinero recaudado a nivel municipal no se gire a La Plata si no únicamente una parte de la coparticipación. El próximo gobierno tendría que hacerlo para que las ciudades puedan tener autonomía para que los recursos queden en el lugar que se generen y se envíen los mínimos e indispensables para que funcione el estado provincial pero el resto que quede en el sitio donde se generan.


-¿Qué clase de leyes precisan actualmente los bonaerenses?

-Leyes necesita en todos los ámbitos tanto en el judicial como educativo, en la seguridad, en la salud, pero en términos generales la provincia necesita que el estado provincial le saque el pie de encima y ahí empezarán a resolverse muchísimos inconvenientes. En tal sentido, se precisa tener un estado provincial más chico y no genere tantos impuestos. Cuando recorremos el territorio la gente se queja en relación a que cada vez tiene que pagar más impuestos. Presenté un montón de proyectos para reducir la presión impositiva debido a los impuestos existentes empezando por los Ingresos Brutos que es el peor de todos y se trata de un impuesto netamente provincial que se recauda en cadena. Cada etapa de la producción, después de pasar por cuatro o cinco eslabones de la cadena, hace que termine costando un 15 o 20 por ciento más. Hay que terminar con los Ingresos Brutos y reemplazarlo por otro impuesto de ventas finales o algo por el estilo como sucede en otros países.

Ingresos Brutos es el peor impuesto que hay porque perjudica a los comerciantes, a los productores y lógicamente a los consumidores que terminan pagando un 15 o 20 por ciento más el producto.

El principal proyecto de ley que debería tratarse en la legislatura es el terminar con los Ingresos Brutos y luego empezar a sacar varios impuestos como la transferencia gratuita de bienes, el impuesto a las tarjetas de crédito donde presenté varias iniciativas con el propósito que se deroguen, el impuesto a la multipropiedad donde debe abonarse dos veces el impuesto de ARBA. Hay que empezar a reducir toda esa clase de impuestos y dar el dinero a la gente porque es mucho mejor que el dinero esté en el bolsillo de la ciudadanía y no de algún bandido del gobierno. La gente sabrá mejor como gastar su dinero en relación al estado y la reducción impositiva es fundamental.

El estado tiene que ser mucho más chico, más financiable y con menos impuestos para a partir de ahí empezar a sacar la pata del estado a cualquier actividad, desburocratizarlo, desregularlo.


Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
Buscar por tags
No hay tags aún.
bottom of page