top of page

Esteban Genaro: “Hacemos un trabajo diario que muchas veces es silencioso”



Defensa Civil cumplió 9 años de vida este 25 de febrero por lo que sus integrantes encabezados por su director, Esteban Genaro, expresan su satisfacción por pertenecer a este grupo humano y destacaron la labor abnegada que hacen en pos de la comunidad. A la vez que hicieron énfasis en el enorme crecimiento que han tenido en cuanto a los recursos gracias al apoyo de la gestión actual gestión municipal encabezada por el intendente Guillermo Britos, y resaltaron a los más jóvenes, “el semillero”, que se suman a formarse en la Escuela Juvenil, que es la primera de este tipo en el país.

Esteban Genaro

En este marco, el director de Defensa Civil, expresó: “Hoy es un día festivo para nosotros, recordando aquel 25 de febrero de 2013 cuando por primera vez la ciudad de Chivilcoy contaba con un grupo de Defensa Civil municipal, y que en lo personal me tocó encabezar acompañado por Guillermo López que sigue aquí, como así también un grupo reducido de voluntarios en ese momento, que empezamos a trabajar con un plan de emergencia que pusimos en marcha cuando en poco tiempo tuvimos que afrontar el tornado que nos tocó atravesar en diciembre de 2013”.


“Como siempre digo tuvimos un piso pero no tenemos un techo; hoy en día nos toca agradecerle al intendente Guillermo Britos, la jefa de Gabinete, Marcela Sabella, y al secretario de Seguridad Arturo Pertosa, porque cada vez que necesitamos algo tenemos su apoyo irrevocable y eso es muy reconfortante”, enfatizó.


En cuanto a la actualidad de la institución, Genaro detalló: “Contamos con una estructura muy sólida, con un edificio propio, móvil 4×4, embarcación, la primera escuela juvenil de Defensa Civil del país, una Brigada K9 y un grupo de voluntarios de alrededor de 70 personas más el semillero que son los jóvenes”.


Y agregó: “Hacemos un trabajo diario que muchas veces es silencioso, que tiene que ver con distintos problemas que tienen nuestros vecinos; también contamos con un banco ortopédico importante, brindamos capacitaciones constantes solicitadas por distintas instituciones, sumado al trabajo continuo que hacemos con las distintas áreas municipales”.

“El resultado está a la vista, nuestro mayor orgullo es el reconocimiento por parte de la comunidad chivilcoyana como así también por parte de la Provincia y la Nación”, remarcó.

Guillermo López

Por su parte, el coordinador del área, sostuvo: “Siempre estamos aportando algo a la sociedad, para eso nos preparamos y capacitamos constantemente. Afortunadamente somos un grupo muy completo, con gente con mucha experiencia y los más jóvenes que son los que van a la Escuela Juvenil, que nos dan muchas ideas innovadoras, sobre todo en lo que tiene que ver con la tecnología”.


“Así que estamos muy contentos por el trabajo que estamos haciendo y esperamos seguir en este camino”, agregó.

También destacó la solidaridad del pueblo chivilcoyano que está siempre bien predispuesto como así también la buena disposición de las áreas municipales.

Voluntariado

Es uno de los primeros voluntarios, quien hoy tiene 78 años, indicó: “Estoy muy contento de ser parte, hay mucha gente en este grupo que tiene ganas de trabajar y eso contagia. También es lindo ver como los chicos se suman, lo cual es muy lindo; sumado al respeto de la gente de Chivilcoy que es muy importante para nosotros”.

Seguidamente, Mario Vita dijo: “En este grupo todos tenemos la empatía de pensar en los demás, sino no estaríamos acá, tenemos la voluntad y la decisión de dejar lo que estamos haciendo para tratar de ayudar a los demás”.


“Lo más reconfortante es cuando pasa algún vecino y te saluda y agradece por alguna ayuda brindada, ese es el mimo más grande al alma y no tiene precio. No se puede describir con palabras, a veces en el momento no te das cuenta, caes después, porque a pesar del cansancio, no hay nada mejor que ayudar al otro”, resaltó.

Y añadió: “Yo pertenezco al grupo K9, y cuando encontramos a alguien después de tanto trabajo como el que lleva una búsqueda, y que esta sea positiva, ver el abrazo entre seres queridos es indescriptible”.

Otro de los voluntarios, expresó: “Quiero mandar un abrazo al cielo a Damián Danilo y a Gerardo Pache, dos compañeros que se fueron, y también quiero agradecer a todos mis compañeros que formamos este equipo. Soy un agradecido de la vida y creo que hay que devolverle algo de los que nos da.


A continuación, Cecilia Soria destacó: “El mejor reconocimiento es la gracias de la gente, que se acuerdan de nosotros después de pasado el tiempo”.


“Invitamos fundamentalmente a los más jóvenes a que se unan a nosotros, porque es muy lindo ser parte de este grupo”, agregó.


Así también, Olga Rojas expresó: “Estoy feliz de ser parte porque llegas a una edad en la que te preguntas qué puedo hacer por el otro e integrar este grupo, con el compromiso, la dedicación y el compañerismo que hay es lo más lindo que te puede pasar. Se trata de devolver un poco de todo lo que nos han dado”.


De esta misma manera, María Victoria Aquino señaló: “Es un orgullo llevar esta remera, cuando te la pones te cambia la vida, te late más fuerte el corazón. Quiero desearles un feliz día a mis compañeros y decir que estoy muy feliz de pertenecer a esta institución”.


Por su parte, Federico Martino manifestó: “Yo me sumé el año pasado gracias a mi hijo que se formó en la Escuela Juvenil y pude ver este hermoso grupo. Día a día se aprende muchísimo y hay una gran calidad humana”.


“Le digo a todos los chicos que se sumen porque son ellos también los encargados de transmitirles a sus familias lo que viven y así se hace esta cadena hermosa, en la cual se aprenden muchas cosas y se puede llegar a salvar una vida, que es algo importantísimo.

Para nosotros esto no es un trabajo es una satisfacción”, enfatizó.


Los más jóvenes


El hijo de Federico, Santiago contó: “Yo estaba en los Bomberos, donde conocí a Esteban y me enteré de la Escuela, por lo que me anoté para probar y me quedé. Esto es una familia y me gusta mucho pertenecer a este grupo”.


Asimismo, Rodrigo, dijo: Me enteré por las redes sociales que funciona una Escuela de Defensa Civil y decidí sumarme porque me interesan los primeros auxilios y otras actividades que hacen. Me siento muy bien siendo parte del grupo.


Finalmente, Sebastian: “Mi abuelo es bombero y siempre me transmitió el mensaje de lo lindo que es ayudar sin pedir nada a cambio. Un dia vi por Facebook información sobre la Escuela y me sumé para capacitarme y estoy muy interesado en todo lo que hacemos.


“Invitamos a todos los jóvenes a que se acerquen, porque van a ser bien recibidos. Defensa Civil es una gran familia y te esperan con los brazos abiertos”, coincidieron los tres.

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
Buscar por tags
No hay tags aún.
bottom of page