top of page

“Falta para recargar los perfiles en cuanto a la napa"

El ingeniero agrónomo, Antonio Martín, de INTA Chivilcoy, habló acerca de la precipitación que dejó el pasado mes que triplicó la cantidad de lluvia que habitualmente cae en mayo con 194 milímetros que lógicamente cambia el humor y reaviva la expectativa para que pueda sembrarse la fina. De hecho, en mayo llovió prácticamente la misma cantidad que en el último año.

Los milímetros caídos marcan el fin de la sequía y ahora surge la incertidumbre en relación a la intensidad con la que pueda llegar el ‘Niño’.

Al respecto, Antonio Martín expresó: “El registro medido en la ciudad en relación a acumulación de agua estuvo en alrededor de 120 milímetros y el total de mayo de 2023 arrojó un total de 194 milímetros medidos en la ciudad de Chivilcoy y triplicando los registros promedios, entre 3 y 4 veces el registro mensual de lluvia para un mes de mayo”, y agregó: “Ya hecha por tierra con el tema de la sequía en general, si bien falta para recargar los perfiles en cuanto a la napa y demás pero con esta humedad es más que suficiente para empezar a terminar con la sequía”.

“El registro histórico de lluvias para mayo se encuentra entre 55 y 60 milímetros en promedio pero este año cayeron 194 durante todo el mes y así cerramos”, acotó el especialista.

Seguidamente, remarcó: “En relación a los análisis que veníamos realizando con respecto a precipitaciones, en relación a aquello que dejaron las lluvias de la campaña 20232/23 en cuanto al total acumulado en 12 meses tomando desde mayo 2022 a abril 2023, en ese lapso de tiempo se sumaron 285 milímetros, muy poco. En tanto que, en mayo de 2023 ya se acumularon 194 milímetros en prácticamente una semana porque al principio tuvimos algunas lluvias pero con bajo registro. La lluvia más intensa fue la originada el 25 y 26 de mayo quedando en un mes a apenas una diferencia de 100 milímetros en relación al acumulado de 12 meses, realmente increíble”.

“En este momento debe estar todo muy húmedo y difícilmente se puedan estar realizando labores agrícolas, pero seguramente se esperará a que se oreen un poco más los suelos y sobre todo con la posibilidad de alguna lluvia que se pronostica nuevamente para el viernes, a partir de allí ir diagramando y observando la manera de encarar la próxima siembra de los cultivos de invierno ya con la incógnita despejada en relación a la disponibilidad de humedad en el suelo para afrontar una buena siembra”, señaló Martín.

“Si se analiza en cuanto a la humedad disponible para poder llevar adelante las actividades agrícolas - ganaderas termina descolocando a más de una persona”, esbozó.

“Los meses de junio, julio y agosto es un trimestre con muy baja precipitación”, consideró Martín, aunque esgrimió: “No obstante, en algún mes de julio se registró alguna lluvia importante en los últimos años que alcanzó los 100 milímetros y se generaron algunas complicaciones porque los días del mes son cortos, no hay prácticamente evotranspiración, la radiación del sol es muy baja. Lluvias abundantes en esta época del año con días cortos y baja insolación, con suelos saturados, generan también inconvenientes”.

“Así como la falta de lluvias genera problemas el exceso de precipitaciones también. Los pronósticos indican que vamos hacia una fase ‘Niño’ con precipitaciones que se estarían recuperando con el correr de los días y meses, intensificándose y con episodio ‘Niño Fuerte’, de concretarse, hacia finales de primavera o principio de verano e incluso comienzo de 2024”, subrayó.

Para finalizar, mencionó: “La lluvia cambió un poco el humor y ahora quedan otros interrogantes a responder pero al menos el de la humedad, para arrancar la campaña de siembra de cultivos de invierno, se encuentra descartada”.


Comentarios

Obtuvo 0 de 5 estrellas.
Aún no hay calificaciones

Agrega una calificación
Buscar por tags
No hay tags aún.
bottom of page