Historia de la Estancia de López y de sus Primeros Propietarios

Una historia que atraviesa la de Chivilcoy

(1ª Parte)


Don Manuel López nació en Valença do Minho (Portugal) [2] aproximadamente entre 1803, 1804 o 1806, [3] se radicó en el país en 1823 y se casó en 1829 con Bárbara Figueroa (apodada Doña Barbarita).

López compró un lote en la zona de la Cañada Rica que estaba a nombre de Dionisio Moyano (quien lo poseía en enfiteusis desde 1826 y lo venía ocupando, según su denuncia desde 1817). Éste enfiteuta transmitió sus derechos a Manuel López el 9 de agosto de 1838, La enfiteusis en cuestión constaba de 1,24 leguas cuadradas y López se la compra ese mismo año al Estado. Sin embargo, en el Decreto nº 332 del 8 de marzo de 2010 mediante el cual se declaró a la Estancia “La Rica” o “Estancia de López” monumento histórico nacional; se establece (basándose en un informe de la Dra. Caggiano) que las acciones enfitéuticas de Dionisio Moyano eran de algo más de 3 leguas cuadradas. [4]

Posteriormente, el 25 de octubre de 1839, Manuel López le compra a Fermín Rivadeneyra su campo. Con estas dos compras López pasaba a poseer más de 3 leguas cuadradas (8.100 ha). Éstas son las tierras que darían origen a la estancia. En ese momento ejercía su segundo mandato sobre la Provincia de Buenos Aires, Juan Manuel de Rosas. [5]

Es probable que en el expediente donde se solicitó la declaratoria de monumento histórico nacional para la Estancia de López la Dra. Caggiano haya sintetizado la historia de los orígenes de la estancia, pero queremos señalar que son más coherentes las cifras que da en “Chivilcoy biografía de un pueblo pampeano” porque si aceptáramos esta segunda versión en la cual afirma que la enfiteusis de Dionisio Moyano era de más de 3 leguas cuadradas, con la compra del campo de Rivadeneyra; sobre el cual no nos informa su extensión, pero por exiguo que este hubiese sido habría contribuido a superar en mucho las 3 leguas cuadradas iniciales que dan origen a la estancia. Por eso nos parece más aceptable atribuirle a la enfiteusis de Moyano una extensión de 1,24 leguas cuadradas y estimar en alrededor de 2 leguas cuadradas la extensión del campo de Rivadeneyra.

El 14 de julio de 1851, López adquirió por medio de su apoderado, Sebastián Cordero, 953 milésimas de legua cuadrada de la testamentería de Manuel Ciriaco Fernández y después de la caída de Rosas (3 de febrero de 1852), hacia el año 1856, le compró a Doña Juana Sierra, viuda de Don Pedro Cruz, un campo que abarcaba 21.309.520 varas cuadradas (1.598 ha). Simultáneamente doña Juana Sierra le transfirió a Manuel López sus derechos enfitéuticos sobre una parcela de 4.458.726 varas cuadradas (334 ha). Con lo cual, redondeando las cifras, podemos decir que Manuel López al fallecer le dejó en herencia a su hijo Manuel Eustaquio unas 10.033 ha. [6]

La vida en la Pampa era dura y exigente. Para habitar en estas regiones se necesitaba tener templanza y la capacidad de adaptarse a un estilo de vida lleno de privaciones. Se vivía alejado de Buenos Aires y con lentas y difíciles comunicaciones con los centros poblados. Además, había que tener coraje y estar preparado para resistir cualquier posible ataque de los indios.

Manuel López fue un hombre que adhirió al Partido Federal, leal al Gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Don Juan Manuel de Rosas.

Creado el Partido de Chivilcoy, el 28 de diciembre de 1845, se lo dividió en cuatro cuarteles. En el cuartel primero, que limitaba con el cuartel Nº 3 por el Norte, y con el Partido de Navarro por el Sur, al Este con las Saladas de Luján y al Oeste con el cuartel Nº 2; lo encontramos a Manuel López desempeñándose como Al¬calde. Secundado en su tarea de vigilancia contra el indio y manteniendo el orden entre los blancos, por los Tenientes Alcaldes, Don Gabriel Olmos, Don Juan González, Don Eusebio Carmona y Don Francisco Silva.

El Juez de Paz había sido designado por Rosas, el 29 de Diciembre de 1845, es decir, al día siguiente de creado el partido y el cargo había recaído en Don Lázaro Molina, quien el 20 de Noviembre de 1846 envió al Gobernador Rosas una lista de tres ciudada¬nos que, según su criterio, reunían los requisitos para desempeñarse como Jueces de Paz, según las exigencias del decreto del 9 de abril de 1836. Los nombrados eran: Don Calixto Calderón, Don Manuel López y Don Gabriel Ramírez, todos ellos eran recomendados por el juez y calificados como “federales netos”. A quienes también se los conocía con el nombre de “Apostólicos”. Es decir, que no sólo adherían al sistema federal, sino que también eran leales a Rosas. A diferencia de los federales “lomos negros” o “cismáticos”, que preferían un federalismo sin Rosas y que por lo tanto no eran leales a su persona.

Por Rubén Osvaldo Cané Nóbile


Citas


1) Caggiano, María Amanda: “Chivilcoy, biografía de un pueblo pampeano”, Chivilcoy, La Razón de Chivilcoy S. A. 1997, pág. 327.

2) Ídem, pág. 324. Cabe aclarar, no obstante, que en los documentos existentes en nuestro país Manuel López declara ser de nacionalidad española.

3) La Dra. Caggiano, que investigó la vida de Manuel López, dedujo en primera instancia, que nació en 1806 porque en el Acta Matrimonial fechada en 1829, consta que Manuel López tenía veintitrés años y su esposa dieciséis. Pero en el Acta de Defunción fechada el 4 de septiembre de 1877 se consigna que tenía 73 años, por lo que, considera a la vez, que su posible fecha de nacimiento sea el año 1804.

4) Caggiano, María Amanda: “Estancia de López”. “Expediente nº 7056/2005 Secretaría de Cultura de la Nación. MONUMENTO HISTORICO NACIONAL Decreto nº 332 del 8 de marzo de 2010”. http://www.chivilcoy.gob.ar/files/contenidos/1328908865_laricaestanciadelopez.pdf. Consulta del 20/12/2019.

“MONUMENTOS Y LUGARES HISTORICOS Decreto 332/2010 Decláranse bienes de interés artístico y monumentos y lugares históricos nacionales en el Partido de Chivilcoy, Provincia de Buenos Aires. Bs. As., 8/3/2010”. http://servicios.infoleg.gob.ar/infolegInternet/anexos/165000-169999/165007/norma.htm.

Consulta del 13/12/2019.

5) Cané Nóbile, Rubén Osvaldo: “Chivilcoy, una experiencia agraria”, Chivilcoy, La Razón Ediciones, 1ª ed. 2016, pp. 19, 27 y 28 y Caggiano, ob. cit., pp. 186, 188, 189 y 325.

6) Caggiano, “Chivilcoy…”, ob. cit., pág. 325.

No hay tags aún.
Buscar por tags

Contacto: