top of page

“Jóvenes de entre 18 y 34 años fallecen todos los años víctimas de accidentes de tránsito"

En la provincia de Buenos Aires mueren al año 260 jóvenes en accidentes de tránsito, según un informe del Observatorio de Adicciones y Consumos Problemáticos bonaerense difundido para advertir sobre el peligro de las sustancias psicoactivas en el manejo.

Para profundizar en dicho informe, desde Radio del Centro entrevistamos a Walter Martello, Defensor del Pueblo Adjunto bonaerense, en principio lamentó que, “alrededor de 1.600 jóvenes de entre 18 y 34 años fallecen todos los años víctimas de accidentes de tránsito a nivel país”.

“El dato más preocupante es que año tras año las cifras se incrementan, 260 de los siniestrados pertenecen a la provincia de Buenos Aires y el indicador preocupante es que a partir de los análisis que se hacen a personas que llegan heridas a los hospitales o a las guardias, se corrobora que el 25 por ciento había consumido alguna sustancia, alcohol en 1 de cada 3”, puntualizó.

Asimismo, consignó: “Los fallecimientos por accidentes de tránsito en jóvenes se ubican como la segunda causal de muerte en esa edad con casi 1 por día en la provincia de Buenos Aires”.

“Es un grave problema en las grandes ciudades del interior por la cantidad de vehículos como las motocicletas”, espetó Martello.

Acto seguido, señaló: “Argentina pasó a ser el principal consumidor de alcohol de América Latina con 10,1 litro per cápita por año y es la sustancia que genera mayor registro en los conductores aunque aparecen otras como la marihuana y cocaína pero más relegadas”.

“El alcohol tiene un efecto inmediato en relación a la pérdida de los frenos inhibitorios, de otras cuestiones vinculadas a la psiquis que no proporciona la marihuana al tener un efecto de menor euforia”, explicó Martello, y amplió: “En el último relevamiento que hicimos en jóvenes escolarizados surgió que prácticamente el 80 por ciento admitió que en los últimos seis meses había probado marihuana pero actualmente tenemos un severo problema con el consumo de alcohol en nuestro país”.

“Producto del aislamiento hubo una baja de alcohol en jóvenes porque la mayoría de ellos lo consume en términos de vínculos cuando se juntan con sus amigos, para divertirse, porque el resto lo hace y hay que pertenecer”, deslizó.

No obstante, Martello mencionó: “la intención no es que se encuentren encerrados sino trabajar en cambios de patrones culturales, políticas muy a largo plazo y las campañas no alcanzan al competir frente a una industria que solamente en el año 2019 invirtió 1.900 millones de pesos en publicidad”.

“Al estado le cuesta muchísimo ir detrás y además con nuevos fenómenos que si se dieron en el aislamiento como la forma de comercialización del alcohol”, dijo, y añadió: “Actualmente no es suficiente el control en lugares de expendio porque actualmente se compra por delivery a través de Instagram y como sociedad estamos muy ajenos a todo ello porque es muy difícil de controlar”.

“Muchos de los que venden no son comerciantes sino jóvenes que compran y luego dispensan para hacer una pequeña diferencia por día”, subrayó.

En tal sentido, detalló: “En el último año, la cerveza perdió a manos del vodka el 5 por ciento de su mercado debido a que las industrias productoras de ésta última bebida; a partir de que es fuerte empezaron a comercializarlas saborizadas con diferentes gustos pero no deja de tener los 40º grados de alcohol y luego el fernet que es también una de las mayores en cuanto a graduación alcohólica”.

“Se trata de una política de atracción a los sectores más juveniles que de alguna forma tenemos que empezar a transitar en sentido contrario y contrarrestarlas con otras porque será muy difícil la competencia ante este mercado más ante una cultura que el alcohol es lo festivo, lo divertido”, planteó.

Además, aseveró: “No puede ser que un espectáculo masivo como es el fútbol, donde se promueve el deporte y la vida sana, tenga como principal sponsor a una cerveza. En diferentes partes del mundo se está reviendo y previendo, es al lugar donde tenemos que ir amén de los intereses económicos que pueda promover la industria”.

“Con respecto a los test de alcoholemia o propuestas de alcohol cero realmente no se controla sino que se detiene a personas en un operativo que puede ser exitoso pero no por eso las personas dejarán de consumir, lo entiendo como una medida que no es de carácter preventiva”, consideró, y esbozó: “Es una medida que puede ser útil para despejar de la vía pública a conductores que en ese momento están alcoholizados pero si no se profundiza en un cambio cultural que vaya hacia la prevención tendremos conductores llenos de multas pero no impedirá que se continúe manejando en estado de ebriedad”.

“Debemos tener en claro que el consumo es problemático y justamente si lo es, no tiene que ver con ingerir en términos ‘sociales’ y porque la persona sale sino que todos los días estará instalado ese problema”, finalizó.





Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
Buscar por tags
No hay tags aún.
bottom of page