top of page

Juan Manuel Lungarzo: “Sentí que no se podía escapar el ascenso”



Flandria, recientemente ascendido a la segunda categoría del fútbol argentino estuvo haciendo pretemporada en Chivilcoy, más precisamente en el Club Atlético Independiente la casa de su arquero Juan Manuel ‘Mono’ Lungarzo.

Lungarzo continuará en el arco del ‘Canario’ en la Primera Nacional.

En Radio del Centro dialogamos con el arquero chivilcoyano horas después de obtener el ascenso.

Campeón del Clausura

“Cuando ganamos el Clausura ese día tenía la suerte de estar con el utilero cerca pero no quería preguntar pero no quedaba otra opción. Estábamos empatando con San Carlos, nos manejaba el partido y en un momento, me di vuelta para preguntarle cómo iba Colegiales, me respondió que empataba e igualmente salíamos primero.

Hicimos un gol minutos después, ya no pregunté más y luego que finalizó nuestro partido, Colegiales seguía jugando y Sacachispas le hizo un gol sobre la hora que nos permitió definir de local, caso contrario, teníamos que jugar el segundo partido en Colegiales.

Un ascenso de película…

-La verdad que sí porque con el gol en el último minuto obtuvimos el empate y forzar los penales. El árbitro adicionó ocho minutos y en el séptimo minuto y medio, hicimos el gol.

Fue un partido favorable en líneas generales, manejamos el juego durante todo el encuentro pero no teníamos situaciones claras de gol y las que tuvimos las atajó el arquero de Colegiales. Las esperanzas siempre estuvieron intactas hasta que el árbitro pitara el final pero se iban agotando las instancias, jugaban los centrales de 9, llegábamos poco y cuando lográbamos llegar, la pelota no quería entrar.

En una jugada aislada, nuestro volante por izquierda que estaba actuando de lateral en ese momento termina atacando por la derecha, da un pase atrás y el central Camacho envía un centro a la cabeza de Tissera que ‘se colgó de una nube’ y la empujó, así pudimos ir a los penales.



El partido, después del gol no se reanudó prácticamente porque movió Colegiales del medio y el árbitro lo terminó. Así que, nos fuimos directamente a los penales. Cuando voy hacia el banco observo a compañeros con lágrimas, ya se estaba viviendo mucha emoción y sentí que no se podía escapar el ascenso.

Los penales…

-Fui el banco con mucha tranquilidad, consciente que se venían los penales y me encontré compañeros con lágrimas en el rostro pese a que faltaban los penales sin haber ganado nada, pero la emoción de la forma en que empatamos la serie llevaba a ese sentimiento. Cuando terminó la definición por penales, fue una fiesta.

Soy de mirar los partidos que juego, días después. Sin embargo, al día siguiente del ascenso vine a Chivilcoy, estuve comiendo en casa, pusimos un rato el final del partido y en el minuto ‘49 del segundo tiempo el DT de Colegiales arengando a sus jugadores que ya terminaba el partido, que ya estaba. Cuando hacemos el gol, la cara de los jugadores de Colegiales antes de los penales a diferencia de las nuestras era de un equipo ganador contra otro que ya sentía derrotado.

Había observando cómo habían pateado penales los jugadores de Colegiales de los que habían tenido en el campeonato, pero únicamente ejecutaron dos de ellos en la definición solamente Camacho y Martínez. Hasta el quinto penal, sinceramente, intenté intuir y a partir del sexto empecé a tirarme a la izquierda porque todos los penales que atajé en Flandria durante el año fue cuando me arrojé a esa punta, así lo hice.

Me tenía mucha confianza ante Martínez pero lo pateó muy bien, por lo tanto a partir del sexto empecé a tirarme contra el palo que venía atajando.

Pedí patear, cuando Montenegro estaba armando la lista no me había nombrado, estaba parado a su lado y le dije de patear, me miró con cara de sorprendido, pero quedaba el segundo lugar de la lista y me puso.

Noté que el arquero de Colegiales también hacía la lógica y seguramente estimaba que le iba a romper el arco, así que lo miré y vi estaba más volcado hacia la derecha, así que la toqué suave al otro palo.

La campaña de Flandria

Considero que la campaña de Flandria fue excelente desde que arrancó. En la primera vuelta, cuando Colegiales se queda con el Apertura, veníamos haciendo las cosas muy bien hasta llegar a un momento donde se nos lesionan los tres mediocampistas centrales, rompiéndose todos la rodilla y nuestro juego partía desde el mediocampo. Perdimos bastante el juego, no encontrábamos el camino y de cinco partidos perdemos cuatro quedando fuera de la pelea. No obstante, ganamos en las últimas tres fechas y quedamos a tres puntos del campeón.

Siempre corriendo de atrás, se nos achicaban las esperanzas de terminar primero y jugábamos por ingresar al reducido que era nuestro primer objetivo, yendo partido a partido porque no mirábamos la tabla.

En la segunda vuelta, fue de principio a fin notable, fue muy bueno donde únicamente perdimos dos partidos de visitante ante clubes que estaban en la pelea. Sumamos mucha cantidad de puntos, principalmente de local, y el Clausura se ganó con muchísima autoridad.

Sabíamos que faltando tres fechas, Colegiales estaba un punto por encima nuestro, pensábamos en sacar los 9 puntos que teníamos por delante. En esos últimos tres partidos, Colegiales sacó 4 y en nuestro caso, los 9 y por eso fuimos el campeón del Clausura. Luego pudimos definir en casa y creo es la primera vez en la historia que Flandria define como local.

La B Metro

“Es una categoría muy dura, no sé si la más pero el juego es muy friccionado donde pocos equipos se animan a jugar al fútbol, fuimos uno de ellos y nos salió bien.

Nuestra cancha está muy bien y la prioridad era que en casa no tenían que escaparse puntos. Hay canchas más complicadas por el piso pero igualmente intentamos jugar como asimismo hay otras que están muy parejas”.

En Alza

“Hubo rivales que desde el inicio se nos metieron atrás pero lo generó Flandria igualmente que el ascenso.

Me tocó estar el año anterior a la pandemia y Flandria era observar si estábamos a dos puntos del reducido, a tres o cuatro puntos, el partido que debíamos ganar para meternos no lo hacíamos y la peleábamos desde atrás. Desde que descendió de Primera Nacional a la B Metropolitana que no se jugaba el reducido.

El plantel se fijó una meta que era el reducido en primera instancia, salir campeón como segunda y el ascenso como tercera y se dio tal cual. No mirar la tabla fue un punto a favor para no empezar a jugar con lo matemático y sí con el funcionamiento. Trabajamos mucho para lograr el ascenso, pero es difícil que suceda en el fútbol y además que la gente se sienta parte de lo que hacemos dentro de la cancha, es maravilloso.

Muy satisfecho, se logró algo histórico, quedamos en las páginas doradas del club que no es poca cosa”.

Independiente de Chivilcoy

“Cada vez que Independiente juega como local y no me toca el mismo día concentrar o disputar algún en encuentro, me vengo directamente a Chivilcoy para ver al equipo e incluso vine con algún compañero de Flandria. Me llena de orgullo que Independiente se encuentra disputando el Federal ‘A’ y que se hable a nivel nacional del club”.




Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
Buscar por tags
No hay tags aún.
bottom of page