top of page

La Esperanza... siempre la esperanza...

El pasado 19 de noviembre llegué a los 65 años y como si fuera poco hubo que optar por uno de los dos candidatos a presidente que llegaron a la segunda vuelta.

Me costó el voto, fue muy difícil, pero lo más importante pasó después de las 18 horas.

Se cerró la votación y todos nos pusimos a escuchar y a mirar por los medios cuáles eran los cómputos y los resultados.

Fue bueno que el candidato perdedor reconociese pronto el resultado allanando el suspenso para el conjunto de la sociedad toda.

Hoy que tenemos nuevo presidente debemos analizar y colaborar para que las cosas mejoren para bien de todos.

El presidente Javier Milei tuvo un sorprendente apoyo del 56% a lo largo y ancho de todo el país.

Su gobierno a través de tan sólo ocho ministerios ejecutará las políticas para poner en marcha un país que viene mal. Un país que necesita de todos para alejarse de la postración y de la inacción.

Justamente hace cuarenta años otro candidato, el presidente Raúl Alfonsín, ponía en marcha un sistema democrático que con sus fallas e imperfecciones llegó hasta hoy. El mismo decía una democracia acotada, imperfecta y con vicios que debían ser erradicados.

Por alguna razón a nosotros nos cuesta más aprender cosas que en otras partes del mundo funcionan hace mucho: Un sistema de gobierno democrático, una economía con estabilidad...

De nosotros depende si seguimos discutiendo en el malacate del subdesarrollo o si nos ponemos a la obra de una sociedad más justa, más soberana, con crecimiento económico y de respeto al prójimo.


Leandro Crespi


Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
Buscar por tags
No hay etiquetas aún.
bottom of page