top of page

“Llegaron denuncias de pacientes que sufrieron lesiones graves de auxiliares de kinesiología"

Las denuncias por ejercicio ilegal o irregular de la kinesiología aumentaron en el territorio bonaerense, a partir de una tarea coordinada del Colegio de Kinesiólogos de la Provincia (CoKIBA) y la comisión de Ejercicio Profesional que funciona en la entidad.

Ocurre que con publicidad engañosa y sin títulos habilitantes la oferta de tratamientos para resolver dolencias óseas o musculares se extiende en distintos puntos de la provincia. Pero de acuerdo con la advertencia del CoKIBA la asistencia a esos lugares puede resultar demasiado peligrosa para la salud.

De acuerdo con los datos aportados por la Comisión, en los últimos dos años se incrementó notablemente el número de denuncias que la entidad recibe semanalmente sobre personas que se ofrecen como "Auxiliares de Kinesiología", "Masajistas", o "Rehabilitadores" y que no cuentan con la formación y habilitación legal para realizar procedimientos como masoterapia y técnicas de manipulacióncon aplicaciones de Infrarrojos, Onda Corta y Magneto entre otros.

Se trata de presentaciones realizadas–en la mayoría de los casos- por los propios kinesiólogos que ven que esas prácticas irregulares e ilegales ponen en riesgo la salud de la población. Las advertencias son acompañadas por datos precisos sobre los "pseudoprofesionales" que reciben a pacientes en gabinetes no habilitados para la actividad y/o que ejercen ilegalmente la kinesiología

Entre las irregularidades detectadas por el Colegio a partir de las denuncias que reciben, se cuentan: el desempeño de prácticas kinesiológicas en gabinetes o centro de rehabilitación de estudiantes de la carrera que aún no concluyeron su formación; personas que no cuentan con la matriculación que los habilita para ejercer en cualquier área de la salud en el ámbito de la provincia de Buenos Aires, y auxiliares que sin preparación y formación legal ejercen la kinesiología, ofreciendo actividades de estricta incumbencia de la profesión con tan sólo haber realizado cursos de masajistas, auxiliares de kinesiología, masoterapeutas, técnicos en rehabilitación, entre otras.

A este respecto, desde Radio del Centro, dialogamos con Rafael Mancera, Coordinador de la Comisión de Control del Ejercicio Profesional del Colegio de Kinesiólogos de la provincia de Buenos Aires.


-¿Las denuncias recibidas a qué obedecen?

-Observamos con mucha preocupación desde el Colegio de Kinesiólogos en lo específico desde la Comisión de Control en relación a personas que se ofrecen con títulos falsos.

Uno de esos títulos que actualmente más se anuncian, acusan u ofrecen es el de auxiliar de Kinesiología, un título que no es oficial, que no habilita a ejercerla, no es un de grado universitario y por ende esa persona que realiza un curso de auxiliar, actualmente no puede ejercer la kinesiología ni matricularse ante el Colegio de Kinesiólogos de la Provincia de Buenos Aires para ejercerla.

Las personas que ejercen con este título generalmente concurren a un establecimiento o instituto educativo que en nuestra provincia la mayoría desarrolla sus actividades de manera virtual pero tienen múltiples publicaciones. Los cursos ofrecen una salida laboral rápida y observamos con preocupación porque la mayoría de las personas que hoy se inscriben para realizarlo consideran que al día siguiente pueden hacer, después de aprender ciertas técnicas, un determinado masaje y ejercer esa práctica que aprendió.

Son personas que no pueden realizar esas maniobras porque no están legalmente habilitadas para hacerlo.

-¿La problemática pasa por los auxiliares?

-No solamente es nuestra preocupación el ofrecimiento del título de auxiliar de kinesiología sino que hay otros títulos de demás personas que se entrometen en nuestra profesión como los masajistas, que ofrecen la aplicación de aparatos o agentes físicos, que realizan técnicas de drenaje linfático, prácticas de incumbencia propias del kinesiólogo que aclaramos constantemente.

-¿Porqué los auxiliares no pueden ejercer?

-Los cursos existen, son dictados de manera virtual pero el título que se otorga no es oficial, no está avalado por el Ministerio de Educación de la provincia de Buenos Aires, carece de las reglamentaciones necesarias para poder ejercer.

La carrera de kinesiólogo es de grado y consta de entre 5 y 6 años de formación, pero estaríamos llegando a una comparación de un curso que puede durar como máximo 1 año y establecería condiciones para poder ejercer que son inexistentes.

Los auxiliares no están reconocidos por el Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires por ende no pueden ejercer y tampoco están ingresados en reglamentaciones como la ley bonaerense que establece el ingreso a hospitales y nos habilita a los kinesiólogos para ingresar, pero a éstos no los reconoce.

-¿Las denuncias que les llegaron?

-Otra de las cuestiones que observamos con mucha preocupación es que llegaron denuncias realizadas por personas damnificadas, pacientes que sufrieron lesiones graves por parte de auxiliares de kinesiología o no tienen un título habilitante, son pseudoprofesionales e incluso en una localidad del conurbano bonaerense un ciudadano recibió un tratamiento por una persona inhabilitada y le generó graves daños que posteriormente derivó en la muerte de ese paciente. Son personas que no están formadas y no solamente pueden generar lesiones graves sino también la no evolución del tratamiento en una persona, esa demora de la no respuesta necesaria del paciente que concurre a un tratamiento kinesico, demoran y no generan una evolución en su tratamiento de origen traumatológico, neurológico o respiratorio.

-¿A dónde elevan las denuncias que reciben?

-Nuestro colegio hace las denuncias y presentaciones correspondientes ante el Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires que es el órgano máximo de contralor en relación a la salud y le compete justamente la posibilidad de sancionar, de multar o de clausurar un establecimiento que no está habilitado y a su vez en el mismo proceder ante quienes tampoco se encuentran en condiciones para ejercer la kinesiología en este caso.

-¿Cómo puede comprobar un paciente si es un kinesiólogo legal?

-Desde el colegio alertamos de manera continúa a la población y justamente debe realizar un tratamiento kinesico. Básicamente el paciente debe solicitar la matrícula profesional habilitante que se encuentra otorgada por el Colegio de Kinesiólogos de la Provincia de Buenos Aires, se trata de un respaldo importante porque estamos garantizando que se encuentra matriculado para poder realizar la especialidad.

Ante la sospecha o duda de quién los atenderá, la persona que necesita llevar adelante un tratamiento puede ingresar a la página del Colegio y consultar por todos los kinesiólogos que están matriculados actualmente. Asimismo, pueden comunicarse con la comisión de control de ejercicio profesional que funciona en La Plata, en la sede central del Colegio de Kinesiólogos.

Recepcionamos continuamente denuncias de parte de los damnificados o familiares de éstos pacientes que recibieron un pseudotratamiento. Solicitamos que generen las denuncias correspondientes ante la justicia general porque son los principales y verdaderos damnificados ante estas acciones.

-¿Qué puede hacer el Colegio al respecto?

-Ante una denuncia penal, nuestro colegio puede colaborar en esa fiscalía. Si nos enteramos que una persona está atendiendo de forma ilegal hacemos la denuncia al Ministerio de Salud.

Hay que prevenir a la comunidad para que no consulten ni realicen un tratamiento con éstas personas que no se encuentran formadas, no están habilitadas legalmente y porqué sí consultar un kinesiólogo que se formó desde lo especifico, desde la especialidad y esa formación es constante y se vuelca al momento de tratar al paciente.

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
Buscar por tags
No hay tags aún.
bottom of page