top of page

“Lo único que podemos hacer es ejercer controles sobre los precios del programa"

El responsable de la Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC), Joaquín Oteiza y la relación del área que conduce con respecto al programa ‘Precios Justos’.

Entrevistado en Radio del Centro, el funcionario hizo alusión al control que puede ejercer la OMIC que está orientado únicamente a los precios y al stock del programa. También hizo alusión al aumento en las facturas de servicios públicos que comparó con los precios de los alimentos.


-¿Qué puede hacer OMIC con los ‘Precios Justos’?

-Los controles que podemos hacer son, pura y exclusivamente, los establecidos entre la Secretaría de Comercio y distintos comercios de la ciudad.

El programa ‘Precios Justos’ es un acuerdo voluntario entre la Secretaría de Comercio del Gobierno de la Nación con algunas cadenas de supermercados donde también intervienen los proveedores de esa mercadería que reciben los supermercados.

Un proveedor acuerda entregar una determinada cantidad de productos a un comercio y ese comercio, acepta a través del acuerdo firmado por la Secretaría ponerlos a un determinado precio que deben estar identificados en la góndola.

El control que podemos hacer es que el producto ubicado en una parte de la góndola que tiene la identificación de los ‘Precios Justos’ esté acorde al precio determinado en el acuerdo.


-¿En qué clase de situación pueden intervenir?

-Si el precio está por fuera de ese acuerdo sí podemos elevar un reclamo y radicar una denuncia al respecto a la Secretaría de Comercio.

Lo único que podemos hacer es ejercer controles sobre el programa, el resto está a la libertad de cada comerciante y de cada proveedor y nosotros no podemos establecer ni un precio máximo y ni un precio mínimo ni de referencia en ningún producto que esté por fuera de este acuerdo porque incluso ya vienen establecidos no es lo que los colocamos desde la OMIC; lo que hacemos es controlarlos, pero ya viene establecido el precio de referencia y de góndola. Hay que trabajar seriamente en relación a toda la cadena productiva hasta llegar al consumidor para poder bajar los niveles de inflación que tiene el país. Los precios varían enormemente de un comercio a otro incluso en una misma manzana, sucede aunque no podemos controlar.


-¿Realizaron controles?, ¿Qué arrojaron?

-Hicimos diferentes controles al azar de distintos productos y nunca nos da un precio superior e incluso hasta nos arrojó un precio menor en relación a un determinado producto. Otro control que podemos hacer es cuando hay o no stock de mercadería de un producto específico que integra Precios Cuidados.

Además, estamos solicitando para que se exija un mínimo de compra en algunos productos debido a que en algunos se aplica, como sucede con el aceite pero en otros no y una persona se lleva cuatro o cinco productos de los que está en Precios Cuidados deja apenas dos o tres para el resto de los compradores.


-¿Qué control puede ejercer un ciudadano?

-La lista de precios está, los supermercados deben tener la lista a disponibilidad de cualquier consumidor que la solicite, si un cliente la pide debe de ser entregada y puede corroborar esa lista con el producto que está en la góndola que concuerden.

Tomamos reclamos en aquellos casos donde pueda existir una diferencia entre góndola – caja. En tal sentido, el cliente debe acercar a la oficina el producto que se compró, la imagen del costo en góndola y lo abonado en caja con el ticket.


-¿Todos los precios deben estar exhibidos o solamente en los alimentos?

-Los precios de los productos deben estar todos exhibidos no solamente en materia de alimentos si no también en indumentaria, calzado, electrodomésticos, todos deben tener los precios a la vista y la financiación de ese producto en caso de tenerla: la cantidad de cuotas, la tasa de interés, absolutamente toda la información al momento de realizar una operación de compra de cualquier bien.


-¿El programa en Chivilcoy únicamente está en las grandes cadenas?

-Sí porque el acuerdo es voluntario. Cada cadena puede incorporarse o no al acuerdo. Los supermercados Vea, Día y La Anónima están incluidos. El programa actualmente funciona bastante bien porque existe una cantidad superior de productos en relación a los anteriores y también es fácilmente identificado en las góndolas. Cualquier ciudadano lo encontrará identificado en la góndola al producto y precio del producto. Además, si una persona compra un producto de ‘Precios Justos’ pero tiene que abonar uno diferente cuando va a pagarlo a la caja y hace una denuncia quien se verá afectado es el supermercado al incumplir algo que firmó y la sanción puede ser muy grande.

El único programa que se puede controlar, se estableció y tiene vigencia en Chivilcoy es ‘Precios Justos’ no existe otro.


-¿El inconveniente se da más con el stock que con los precios?

-Actualmente no encontramos ninguna diferencia en el caso de los precios y el cumplimiento es del cien por ciento. Tenemos más dificultades con la renovación del stock debido a que en muchos casos hay un exceso de compra en algunos usuarios, una acción que debería limitar el supermercado. En tal sentido, se detectó que en algunos casos, personas hacían compras para revender en otros comercios y por eso, debería limitarse la cantidad de compra para consumo personal.

La reposición lógicamente que debería estar aunque en muchos casos hay faltante de mercadería y ahí es la Secretaría de Comercio la que debe intimar a los proveedores para que entreguen la mercaderia a los ‘Precios Justos’. Es el único programa que podemos control, el resto de los precios queda a libre disponibilidad de cada uno de los comercios.


-¿Qué se busca con esta clase de programas?

-Con ‘Precios Justos’ lo que intentan hacer, aunque para mí demandará un determinado tiempo y sin dejar de ser buena la proyección del programa como se encuentra establecido actualmente, es brindar una pauta de entre 2 y 3 puntos de aumento mensual que determinaría una pauta inflacionaria como máximo del 3 por ciento mensual que, en este caso, funcionaría correctamente la cuestión es si se va de las manos por otro lado. Así se establecería un máximo de inflación que tiende a la baja en ese tipo de acuerdo, la cuestión es que funcione, se adapte rápidamente y vaya teniendo un avance en el tiempo.


-¿Cómo puede llegar a impactar el aumento de las tarifas este año?

-Este año los aumentos tarifarios no generarán un gran impacto en la sociedad fundamentalmente porque ya tuvimos algunos incrementos el año anterior y también estamos en un año electoral donde generar un aumento masivo y generalizado de tarifas no sería redituable para el gobierno de turno. En caso de establecerse un aumento estará por debajo de los índices de inflación.

Los servicios públicos esenciales como luz, gas y agua no están en un costo alto pero evidentemente no brinda la solución a la baja de la inflación porque los alimentos siguen aumentando de manera progresiva a diferencia de las tarifas.

Actualmente si se puede aplicar esa frase vertida en el gobierno anterior que equivale a una pizza sin afectar a la manera de vivir de un ciudadano, sí afecta el costo que tienen los alimentos pero no de las tarifas y servicios públicos, está claro y es muy evidente.

Seguramente alguna clase de subsidio impactó pero el aumento de tarifas fue disminuyendo, dándose en otro nivel y en otro ritmo, por lo tanto ahora están las tarifas accesibles al nivel de ingreso que tiene un trabajador en el país.


Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
Buscar por tags
No hay tags aún.
bottom of page