top of page

“Los siete sectores relevados finalizaron diciembre en baja, liderados por Alimentos y bebidas, donde las ventas a precios constantes se hundieron 19,8%”

De acuerdo al relevamiento realizado por la Confederación de la Mediana Empresa (CAME), las ventas minoristas cayeron 13,7% anual en diciembre y cerraron 2023 con una baja de 3,4%.

En diciembre, las ventas minoristas pymes tuvieron un derrumbe anual de 13,7%, en la medición a precios constantes, y finalizaron el año con una retracción de 3,4%. En la comparación mensual descendieron 11,2%.

“El último mes de 2023 resultó ser el más desafiante para el sector del comercio pyme, que tenía la esperanza de compensar las pérdidas acumuladas entre enero y noviembre; diciembre es tradicionalmente un período destacado del año”, expresó en Radio del Centro, Salvador Femenia y agregó: “Sin embargo, los consumidores se encontraron en el cierre del 2023 con un cambio de precios abrupto en los bienes y servicios, que limitaron su capacidad de compra. Tampoco el mercado fue generoso en opciones de financiamiento y ofertas, lo que obligó a administrar cuidadosamente los recursos disponibles”.

“En los comercios consultados coincidieron en que diciembre estuvo marcado sólo por el dinamismo puntual que generó la Navidad. Muchas de las compras estratégicamente se anticiparon en noviembre para eludir las subas de precios que se avecinaban para el último mes”, consignó el secretario de prensa de CAME, e indicó: “En suma, los siete sectores relevados finalizaron diciembre en baja, liderados por Alimentos y bebidas, donde las ventas a precios constantes se hundieron 19,8%”.

Así surge del Índice de Ventas Minoristas Pymes de la Confederación Argentina de la en Mediana Empresa (CAME), elaborado en base a un relevamiento mensual entre 1.256 comercios minoristas del país, realizado del 2 y 5 de enero de 2024.

En tanto que, Las ventas navideñas en los comercios minoristas pymes bajaron 2,8% frente al año pasado a precios constantes, y el 44% de ellos vendió menos de lo esperado.

“La Navidad 2023 resultó una fecha muy desafiante, marcada por el recambio de gobierno, la devaluación de la moneda y fuertes subas de precios que afectaron la demanda dando lugar a unas fiestas más austeras”, puntualizó Femenia, y añadió: “A pesar de estos retos, los negocios consultados reconocieron que, considerando las circunstancias, los resultados podrían haber sido aún más desalentadores. Se destacó como un punto positivo el hecho de que, este año, se observaron compras anticipadas de regalos ya desde fines de noviembre, para evitar los nuevos ajustes de precios”.

 

-¿Una caída más leve de la esperada en cuanto al consumo navideño?

-Las ventas navideñas cayeron al respecto a las registradas en 2022 en un marco muy complicado debido al nuevo cambio de gobierno y los ajustes del tipo de cambio, el aumento generalizado de precios que ya se estaba verificando durante las semanas previas y durante las elecciones también con un caída del 2,8%. De todos modos concluimos que, teniendo en cuenta las circunstancias y la pérdida del poder adquisitivo que todo significó, la caída en las ventas navideñas pudo ser peor todavía y no fueron tan graves pese a todo. Se temía que fuera mucho más abrupta la caída, se pensaba que íbamos a tener un relevamiento de las compras navideñas peor que en los últimos años pero no sucedió de esa manera.

 

-¿El comportamiento en cuanto a rubros?

-Hubo variaciones debido a que creció textil e indumentaria como asimismo librerías que estimamos se produjo en tal sentido un adelantamiento de compras para lo que viene de este año 2024 y respecto a textil e indumentaria tuvo un crecimiento importante respecto del año 2022 del 9,2% pero teniendo en cuenta que este rubro ese año había tenido una caída importante con respecto al año 2021 con un 14,4% abajo y la comparación se hace con una base muy pobre pero igualmente que no siguió cayendo si no que pudo recuperarse.

Además hubo variedad de cosas en las librerías para elegir que se concretó en la intención de hacer un regalo y en algunos casos con precios bastantes accesibles para toda la variedad que hubo. Los demás rubros no levantaron cabeza ante un diciembre de 2022 que fue bastante bueno porque resultó el único mes de los últimos 18 meses que dio positivo en términos generales empujado por la venta navideña pero los demás rubros no pudieron levantar cabeza.

 

 

-¿Qué factores pudieron provocar la baja en las ventas de Navidad y Reyes?

-Dentro del mes de diciembre Navidad es la fecha más importante del calendario anual debido a las compras navideñas debido a que fin de año no mueve la aguja porque mucha gente después de Navidad comienza a irse de vacaciones y el Día de Reyes también aunque en los últimos años no lo estamos midiendo ya que las personas no llegan con resto para esta fecha.

Ante las condiciones económicas desfavorables, la búsqueda de ofertas y la preferencia por productos más accesibles fueron tendencias marcadas entre los consumidores.

Mucho movimiento de precios en todos los bienes y servicios, en los combustibles, el dólar que impacta en todos los precios generales y se hace muy difícil de mantener el consumo porque todos los cambios que se venían dando anteriormente a la asunción del presidente Milei, después con la devaluación todo se acentuó y la gente afrontando toda la situación con los mismos ingresos del mes de noviembre, es cierto que también se adelantaron compras durante octubre – noviembre que remarcamos en nuestros informes pero fue un diciembre impactante por la caída general que tuvo.

 

-¿Qué rubro se mantuvo y cuál decreció el año anterior?

-En Navidad subió juguetería y nos llamó la atención enhorabuena, después en Reyes hubo una importante caída de 13,6% teniendo en cuenta que en Argentina el 70% de la oferta de juguetes es importado y tiene otra dinámica de precios con respecto a la producción nacional, mientras que, durante el mes de diciembre la caída de las ventas alcanzó un 13,7% con todos los rubros cayendo sin que ninguna haya crecido ni empatado si no que todos terminaron a la baja donde lo más llamativo y preocupante para le gente como asimismo para nosotros como sector fue la caída en alimentos y bebidas que es el rubro del consumo base por excelencia debido a que de los 7 rubros fue el que más cayó con 19,8%. Estimamos que la caída obedeció a un corrimiento a grandes superficies donde la gente fue a buscar promociones con tarjetas o bancarias como asimismo ofertas  y arrojó un resultado muy fuerte del 13,7% en promedio con un 3,4% acumulado durante el año y cerrando 2023 sin un solo mes de crecimiento.

 

 

-El gasto promedio por compra se situó en $25.860, ¿Qué clase de gasto representó?

-Fue un gasto término medio pero refleja toda la situación en general aunque en Reyes tuvimos un promedio de $ 28 mil por ticket que representó en términos reales de 370% marcando que se compró menos pero se compró más caro. Estamos transitando un momento muy difícil con mucho reacomodamiento y con algunos precios que van un poco hacia atrás pero en general más hacia delante principalmente con alimentos y bebidas que siempre crecen por encima del promedio con un rubro como farmacias que tuvo un fuerte aumento principalmente en los medicamentos que son de un consumo más común como enfermedades crónicas que son muy necesarios y el incremento fue bastante fuerte e incluso hasta podría decir que fuera de contexto.

 

 

-¿Cómo se fue 2023?

-Cerramos 2023 muy mal, un año muy complicado, ingresamos a un diciembre con un temor mayor en relación a no poder llegar al punto de equilibrio en los comercios ante caídas de ventas y durante todo el año hubo achicamiento de margenes para poder sostener la actividad. Los meses que se avecinan serán igual o más complicados que diciembre donde tendremos un desafío muy importante de mantener la actividad como asimismo puestos de trabajo.



Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
Buscar por tags
No hay tags aún.
bottom of page